eldiario.es

9

Ciudadanos negocia la Mesa del Parlamento con Vox y Adelante Andalucía para intentar salvar su imagen centrista

El líder naranja, Juan Marín, se ha reunido con Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo y llamó al candidato de Vox, Francisco Serrano, para pactar la inclusión de todos los partidos en la Mesa del Parlamento, a pocas horas de que se constituya  

La coalición de Podemos e IU necesita pactar su entrada en el órgano de decisión de la Cámara para no quedarse fuera, pero rechaza hacerlo de la mano de Vox

El presidente nacional de Vox, Santiago Abascal, ha respondido amenazando con negarle el apoyo al nuevo Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía

42 Comentarios

Juan Marín, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, reunidos a pocas horas de constituirse el Parlamento.

Juan Marín, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, reunidos a pocas horas de constituirse el Parlamento.

Ciudadanos tiene en su mano inclinar la balanza del signo político de la Mesa del Parlamento andaluz, que se constituye este jueves en la sesión inaugural de la undécima legislatura. El partido naranja quiere preservar su papel de moderado centrista y, para lavar la imagen de un acuerdo con la extrema derecha, intenta negociar a la vez con Vox y con Adelante Andalucía (Podemos-IU) para que ambos entren juntos en el órgano de gobierno de la Cámara, cada uno con un representante. Esa carambola daría una foto de pluralidad del Parlamento, apoyada en los resultados electorales, y ayudaría a salvar la imagen de liberal centrista que quiere proyectar Albert Rivera en Europa. El problema es que estos dos partidos -Vox y Adelante- se repelen, y uno ofrece sus votos a cambio de dejar fuera al otro.

En las últimas 24 horas, la estrategia de Ciudadanos ha quedado al descubierto al conocerse que su portavoz se ha reunido con los dirigentes de Podemos e IU a la par que telefoneaba al candidato andaluz de Vox, tratando de hacer contrapeso. Una fotografía indiscreta capturó a los líderes de Ciudadanos (Cs) y de Adelante Andalucía, Juan Marín, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, manteniendo una reunión secreta en un bar, este martes 25 de diciembre, a 48 horas de que se constituya el Parlamento andaluz. La imagen ha sido difundida en exclusiva por elindependiente.com. Los tres dirigentes abordaron la composición de la Mesa, el órgano que toma las decisiones más importantes del Parlamento y que jugará un papel fundamental en esta legislatura tan compleja.

Marín quiere que los cinco partidos con representación parlamentaria -PSOE, PP, Cs, Adelante Andalucía y Vox- tengan un miembro con voz y voto en la Mesa, y también aspira a que alguien de su formación presida la Cámara. Hace dos semanas, al hacerse pública una reunión a sus espaldas entre el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, y Francisco Serrano, candidato de Vox, Marín amenazó con romper la negociación con los populares. Subrayó que la extrema derecha no entraba en la ecuación para formar un nuevo Gobierno con el PP, y aseguró que si Serrano le llamaba, ni siquiera cogería el teléfono. Ahora es él quien ha telefoneado al cabeza de lista de Vox, tratando de meterle en la misma foto de negociación que a Podemos e IU para que todos los grupos estén representados en la Mesa. 

Rodríguez y Maíllo necesitan negociar para tener un representante en este órgano, porque si no hay pacto y cada grupo vota a sus elegidos, en la Mesa sólo entrará PSOE, PP y Cs. Adelante Andalucía y Vox quedarían fuera -o se les habilitaría un puesto con voz, pero sin voto- y Marín trata de integrarles en un pacto global para que estén todos representados. Pero los líderes de Adelante no ven nada claro entrar en la Mesa a la par que la formación de extrema derecha, y son recelosos con un acuerdo que, según dicen, es una forma de normalizar la irrupción de Vox en este órgano, camuflada con la presencia de Adelante Andalucía y el discurso de la pluralidad de la Cámara.

La foto 'robada' en el bar de la estación de tren de Cádiz ha provocado una reacción inmediata del líder nacional de Vox, Santiago Abascal, que en su cuenta de Twitter ha respondido: "Ciudadanos rechaza sentarse con el partido de Ortega Lara, pero se sienta con los comunistas aliados de Otegui y de Torra. Así no se puede construir y no se va a construir una mayoría alternativa en Andalucía". El PP andaluz nunca ha rechazado negociar con Vox, al contrario. A primera hora de la tarde está prevista la primera reunión al más alto nivel entre dirigentes nacionales de ambas formaciones, el secretario general del PP, Teodoro García Egea (que está dentro de la negociación andaluza), y su homólogo en Vox, Javier Ortega Smith, que está fuera.

PP y Ciudadanos suman 47 diputados y necesitan ocho votos más para conformar un Gobierno de cambio, del que ya han pactado un acuerdo con 90 medidas. Para sacarlo adelante y para controlar la Mesa del Parlamento, el PP andaluz propone apoyarse en los votos de Vox, y Ciudadanos prefiere convencer al PSOE o a Adelante Andalucía para que faciliten la investidura de otro presidente de la Junta -previsiblemente al líder del PP, Juanma Moreno- y de un presidente de la Cámara de Ciudadanos. En este contexto se ha conocido esta reunión secreta e in extremis de Marín, Rodríguez y Maíllo, que añade más incertidumbre a la sesión constitutiva de la undécima legislatura de este jueves.

Fuentes de sendos grupos parlamentarios han confirmado a Europa Press que dicho encuentro ha tenido lugar en la mañana de este martes en la estación de tren de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera. Así las cosas, desde el partido naranja han explicado que el fin de la reunión ha sido abordar "las distintas posibilidades de que hay" para la Mesa del Parlamento, aunque no se ha cerrado ningún acuerdo.

Desde Adelante Andalucía, por su parte, han indicado que esta reunión responde a la intención de la confluencia de hablar "con todos los grupos parlamentarios menos con Vox" sobre la conformación de la Mesa de la Cámara al objeto de reclamar su espacio en este órgano y que, aunque no han alcanzado ningún acuerdo, su intención es seguir negociando para tener el hueco que creen que les corresponde en dicho órgano.

El encuentro entre los líderes de Cs y Adelante Andalucía se ha producido en la misma mañana que el PP-A y el partido naranja han difundido el contenido íntegro del acuerdo programático que han alcanzado para la gobernabilidad de Andalucía y que incorpora un total de 90 medidas, todo tras cerrar el último bloque relativo a reactivación de los servicios públicos en la comunidad, que se suma a los referentes a regeneración democrática y reformas económicas y fiscales hechos públicos desde el pasado domingo.

Asimismo, está previsto que este miércoles la comisión política liderada por los máximos representantes de PP-A y Cs, Juanma Moreno y Juan Marín, respectivamente, se vuelva a reunir para negociar la conformación de la Mesa del Parlamento y del futuro gobierno, una vez que han cerrado el referido acuerdo programático.

Según han informado a Europa Press fuentes de la negociación, dicha reunión de alto nivel, en la que también participarían los números dos de ambas formaciones, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas, y otros representantes andaluces, tendrá lugar a lo largo del miércoles en la Cámara andaluza, lugar donde se han celebrado todos los encuentros formales entre PP-A y Cs. Al final de la reunión, la idea sería celebrar una comparecencia pública para dar cuenta del resultado de la misma.

Arranca la legislatura

Dicha reunión se produce prácticamente 'in extremis', dado que este jueves se constituye el Parlamento y da comienzo la XI Legislatura, siendo éste el plazo tope para los 'populares' en la negociación, ya que han advertido en distintas ocasiones de que el acuerdo programático está vinculado a los relativos a la Mesa y al futuro gobierno. O hay acuerdo en las tres cosas o ninguna.

El principal escollo en la negociación es el papel que debe desempeñar Vox, formación que ha reclamado representación en la Mesa del Parlamento y que suma mayoría absoluta con PP-A y Cs. Mientras que los 'populares' no tienen problema en que Vox entre en la Mesa, la formación naranja rehúsa dicha posibilidad y plantea que el PSOE-A se abstenga.

Dicha propuesta cuenta con el rechazo frontal del PP-A, que considera que el PSOE-A no puede ser "protagonista" del cambio porque es "a quien se quiere cambiar". También Vox está en contra de dicho planteamiento y ha advertido de que sus votos no participarán de ningún acuerdo que suponga contar con la formación liderada por Susana Díaz.

Y Adelante Andalucía, en este escenario, han reclamado desde el primero momento su derecho, con 17 disputados, a contar con un representante, con voz y voto, en la Mesa del Parlamento.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha