Más de una decena de testimonios de discriminación en la caseta Maná tras la denuncia del actor Will Shepard

Shepard, con De la Torre, este lunes

La Policía Local de Málaga dispone de una decena larga de testimonios, ya remitidos a la Fiscalía, que dan cuenta de un trato similar al que motivó la denuncia del actor Will Shephard a la caseta Maná del Real de la Feria de la ciudad. El actor, uno de los protagonistas de la serie Mar de Plástico, presentó una denuncia en la comisaría de policía de Lucena (Córdoba) la noche siguiente a los hechos, en la que relata que a él, a sus acompañantes y a otras personas se les prohibió entrar al local sin otra razón aparente que su raza. Los responsables de la caseta niegan el trato racista y han anunciado que interpondrán una denuncia contra Shephard por “denuncia falsa”.

Julio Andrade, concejal de Turismo y Derechos Sociales, explica a eldiario.es/Andalucía que la policía local de Málaga recopiló once hojas de reclamaciones en las que personas de "distintas nacionalidades y razas" describen unos hechos similares a los denunciados por Shepard: fundamentalmente, que se les prohibió la entrada sin ofrecérseles razón alguna o con motivos inconsistentes.

Todas las hojas fueron rellenadas la misma noche en que a Shephard se le denegó la entrada por personas que, según Andrade, sufrieron el mismo trato: "Todas dicen “a mí me han discriminado en la entrada”". No son, por tanto, testigos del incidente, sino supuestos afectados directos.

Andrade asegura que la policía local ya ha remitido esos testimonios, junto con el acta (con la versión de ambas partes) que levantaron los agentes que acudieron al lugar, a la sección de la Fiscalía especializada en delitos de odio y discriminación, para que ésta investigue si los hechos pueden ser constitutivos de un delito de odio. También ha enviado la documentación a la policía nacional para que continúe la investigación si lo considera oportuno.

El actor gallego de origen dominicano relata en su denuncia que, estando él en la cola de la caseta junto a su novia, su hermana y dos amigos, vio cómo los porteros prohibían la entrada a varios jóvenes negros y latinoamericanos, sin que nadie pudiese explicar por qué. Llegado su turno, y siempre según el relato de la denuncia, el portero les exigió el sello de entrada, pero sus acompañantes observaron cómo otras personas entraban sin condiciones. Entonces, tanto él como otras personas en la misma situación decidieron rellenar una hoja de reclamaciones. Al día siguiente formuló su denuncia.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se reunió con el actor el mismo lunes por la mañana, poco después de conocerse la denuncia, y condenó “el trato recibido” por Shephard y sus acompañantes. Insistió también en que se trata de un hecho aislado.

Los responsables de la caseta aducen motivos de aforo

El Grupo Maná, responsable de la caseta, ha emitido un comunicado en el que explica que denegó la entrada “a mucha gente” por motivos de aforo, “en cumplimiento efectivo y escrupuloso” de la legalidad. “Resulta imposible adjudicarnos cualquier tipo de trato xenófobo, siendo que el personal de nuestra empresa se integra de personas de diferentes razas y nacionalidades y resultando más ridículo aún, cuando el personal de control de acceso a la caseta es de raza negra”.

Grupo Maná “exige” a De la Torre que rectifique “sus dichos”, lamenta que el ayuntamiento no haya contactado con ellos y anticipa posibles acciones legales contra el alcalde, el ayuntamiento y “todas las personas que están difundiendo calumnias”. Andrade niega que el ayuntamiento haya prejuzgado nada y recuerda que la versión de la caseta está en el acta contradictoria: "Como responsables públicos rechazamos rotundamente unos hechos que nos cuentan, y apoyamos a una persona que se dirige al ayuntamiento y al alcalde para contarlos. Es la policía la que tiene que ahora tendrá que investigar".

La Feria de Málaga, cada vez más concurrida, se ha visto afectada en los últimos años por hechos graves que han dañado su imagen. Hace dos años una mujer denunció a cinco jóvenes por una supuesta violación múltiple. Finalmente reconoció haber inventado la historia después de que ellos la amenazaran con difundir el vídeo y fue condenada por ello. El año pasado la polémica, también con alcance nacional, la provocó una frase de la concejala de Fiestas, Teresa Porras. “En feria las niñas van con las bragas en la mano para que se les sequen”, aseguró. Luego explicó que lo dijo para pedir “civismo”.

Este año el ayuntamiento había puesto especial empeño en alertar y atajar los abusos sexuales, contra los que ha desplegado una campaña publicitaria: “No es no. Por una ciudad libre de agresiones sexuales”. La polémica este año, sin embargo, ha venido por una presunta discriminación racial.

Etiquetas
Publicado el
16 de agosto de 2016 - 17:02 h

Descubre nuestras apps

stats