El proyecto de Riotinto produce 13.933 toneladas de cobre en el tercer trimestre de 2021

Archivo - Operario en la mina de Riotinto.

EP

0

Atalaya ha presentado sus resultados operativos del tercer trimestre de 2021 que arrojan cifras positivas para el proyecto Riotinto (Huelva), con 13.933 toneladas de cobre metal producido.

De este modo, como recoge en su boletín del Proyecto Riotinto, consultado por Europa Press, se trata de una cifra ligeramente inferior a la presentada durante el ejercicio anterior pero han recordado que "la operación contó con una parada de mantenimiento anticipada, inicialmente planteada para el último trimestre del año".

En este periodo de tiempo, la planta de Riotinto ha logrado tratar 3,9 millones de toneladas de mineral. Esto supondría, en términos anuales, alcanzar nuevamente el hito de los 16 millones de toneladas tratadas. Además, la recuperación media se ha situado en 87,29 por ciento, casi tres puntos por encima del anterior ejercicio, y superior también a los 83,78 presentados en el mismo periodo de 2020. La ley media presentada se situó en 0,40 por ciento frente al 0,42 por ciento del anterior trimestre.

Con todo ello, la operación minera eleva su cifra prevista de producción de los 52.000-54.000 toneladas de cobre a la horquilla de 54.000-56.000.

De otro lado, para este tercer trimestre, y siguiendo el Plan Estratégico de Sostenibilidad que recientemente ha desarrollado Atalaya, se ha puesto en marcha el sistema experto de control para su molino semi autógeno, que ha conllevado ahorro energético y una reducción de las emisiones en CO2.

Bajo esta misma premisa, la compañía está a la espera de que próximamente se aprueben los permisos para dar comienzo a la construcción de una planta solar de 50 Mw, una iniciativa pionera en la industria minera. Paralelamente, la compañía se encuentra inmersa en varios proyectos de investigación, junto a entidades privadas y públicas, para mejorar el proceso metalúrgico con el objetivo de seguir optimizando los datos de recuperación, maximizando así el valor a largo plazo de los yacimientos mineros donde opera.

Masa Valverde

Por otro lado, Atalaya Mining ha anunciado progresos en la campaña de sondeos dentro del proyecto de investigación, destacando zonas de alta ley tanto de Masa Valverde, como del depósito Majadales.

Ha pasado un año desde que Atalaya anunciara la adquisición al 100% de Masa Valverde, proyecto de investigación ubicado entre los municipios de Beas y Valverde del Camino. Y hasta el momento, las labores de exploración geológica desarrolladas en el permiso, que incluye los depósitos polimetálicos Masa Valverde y Majadales, está arrojando "datos muy positivos".

La reciente campaña de sondeos en ambos depósitos ha permitido constatar la existencia de intervalos amplios de mineralización de sulfuros polimetálicos masivos y de tipo stockwork. En ellos, se han dado intersecciones de alta ley en cobre, llegando en a superar el 1% de cobre. La estrategia de investigación que está llevando a cabo Atalaya pasa por actualizar los datos históricos que estimaban para Masa Valverde 66 Mt de reservas, con una ley media del 0,67%. Hasta la fecha, la compañía ha llevado a cabo sondeos en más de 5800 metros dentro de los 8.000 planteados.

El plan trazado para este nuevo proyecto contempla seguir consolidando los datos que aportan los recursos estimados, obteniendo a su vez muestras para las pruebas metalúrgicas. Por otro lado, continúan las labores para delimitar la extensión real de los dos depósitos, tanto Masa Valverde como Majadales, donde se ampliarán los 8.000 metros de sondeos establecidos inicialmente en la campaña.

En los últimos meses, el mundo, Europa y España en particular, vienen soportando una escalada en el precio de la electricidad. Ante este panorama, las operaciones mineras, como es Proyecto Riotinto, no se quedan al margen de esta problemática global. A pesar del escenario favorable que presenta el mercado del cobre, con subidas relevantes desde la segunda mitad del 2020, el alza en el coste de la energía se convierte en "un lastre y en una amenaza", en caso de que los precios del metal entraran en fase de moderación.

De hecho, según las primeras estimaciones basadas en una valoración prospectiva del mercado energético, se calcula que Atalaya asumirá un sobrecoste para el 2022 de aproximadamente diez millones de euros frente a lo previsto. Y es que, a pesar de los esfuerzos por mejorar la eficiencia, en el 2020, el complejo minero-industrial de Riotinto consumió 343 gigavatios.

Se trata de "una cifra ligeramente inferior" a la que se estima para el cierre de 2021, que se situará en torno a los 360, por el aumento de la capacidad de producción. En cualquier caso, se trata de un desafío ante el que la compañía está ya trabajando. Por ello, se destaca al sol como principal aliado al ser Huelva una de las provincias españolas más soleadas, con unas 3.120 horas de sol al año.

En ese sentido, Atalaya está pendiente de recibir las autorizaciones para comenzar la construcción de una planta solar que podrá alimentar la mina en las horas de luz solar. La nueva instalación tendrá una capacidad de 50Mw por hora que, si se aplica a las horas de sol previstas, marcaría una cifra de 156 Gw al año.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats