La portada de mañana
Acceder
Zapatero, a Madina: "Al verte en el hospital supe que el diálogo era mi deber"
Las claves de los fondos públicos de pensiones que prepara Escrivá
Opinión - Obligados a subvencionar la desigualdad, por Rosa María Artal

Verano hasta el final: los 40 grados regresan al interior de Andalucía en el arranque de septiembre

Imagen de archivo de una jornada de calor.

Septiembre ha inaugurado el nuevo curso meteorológico. Desde el 1 de septiembre echa a andar el nuevo año hidrometeorológico. Borrón y cuenta nueva de un curso que debería dejar atrás una sequía cada vez más intensa, que mantiene a la mayoría de los embalses andaluces muy por debajo de la mitad de sus reservas. Para el conjunto de la región el volumen de agua embalsada se sitúa al 33 %, unos 20 puntos por debajo de la media de los últimos diez años. Lamentablemente la situación no parece que vaya a mejorar, al menos en la primera mitad de mes.

Andalucía no ha tenido suerte con la DANA que, a mediados de semana y con bastante virulencia, ha regado la mayor parte del territorio peninsular. Solo la comarca de Antequera y los extremos meridionales y orientales de Sierra Morena, las sierras de Cazorla y Segura, y el entorno de Guadix, quedaron bajo el paraguas de las lluvias con acumulados que puntualmente llegaron a superar los 60 litros por metro cuadrado. La posición de la DANA no favoreció que las precipitaciones se extendiesen a otros puntos de la región, que tuvo en los cielos nubosos y el descenso de las temperaturas los únicos síntomas de inestabilidad, con máximas muy por debajo de los 35 grados en la mayor parte de la Comunidad. Sin embargo, ese alivio térmico tiene las horas contadas.

Baja sobre el Atlántico, calor para el sur peninsular

La aproximación de una nueva baja aislada hasta el entorno atlántico peninsular traerá una subida generalizada de las temperaturas y tiempo estable a partir del fin de semana en toda la Península. La lejanía de la depresión no favorecerá en este caso la formación de tormentas, pero sí inyectará aire cálido sahariano a partir del sábado 4, provocando una subida generalizada de las temperaturas de más de cinco grados a lo largo del fin de semana.

Ese aumento de las temperaturas, que se mantendrá a comienzos de la próxima semana, volverá a acercar el termómetro a la barrera de los 40 grados en buena parte del interior andaluz, en especial a lo largo de la depresión del Guadalquivir. La masa de aire en altura será propia de las incursiones cálidas de plena canícula, con una dorsal bien centrada sobre el sur peninsular, y que podría dejar máximas de 40 o 41 °C durante la tarde del lunes 6 en algunas localidades del curso medio y alto del Guadalquivir. En el resto de la región las máximas oscilarán entre los 28 a 30 grados que se esperan en el litoral hasta los 33 a 36 grados que podrán alcanzarse en cotas medias y altas de las áreas de sierra. También las mínimas notarán parcialmente la entrada de aire cálido, volviendo a superar de manera generalizada los 20 grados a comienzos de la próxima semana, tras unas jornadas que rondarán los 16 a 19 grados a primeras horas de la mañana.

Los cielos se mantendrán prácticamente despejados o muy poco nubosos durante los próximos días en la mayor parte de la región. Sólo la vertiente mediterránea del Estrecho podrá registrar algunas precipitaciones de carácter débil como consecuencia del viento de levante que se espera entre las jornadas del domingo y el lunes, y que dejará rachas de entre 60 y 90 km/h en la vertiente atlántica gaditana. El levante arrastrará además polvo en suspensión hasta la vertical andaluza que, aunque no vaya a presentarse en elevadas concentraciones, sí enturbiará la mayor parte de los cielos andaluces en el cierre del fin de semana, tendiendo a remitir rápidamente durante las primeras jornadas de la próxima semana.

Flujo de poniente para refrescar la atmósfera

No será hasta mediados de la próxima semana, en torno a las jornadas del miércoles o jueves, cuando las temperaturas vuelvan a dar un respiro. Para entonces la entrada de flujo de poniente en altura barrerá parcialmente el aire cálido, provocando una caída de las máximas de entre 3 a 5 grados con el paso de los días. El poniente no traerá en cualquier caso inestabilidad al sur peninsular, que seguirá bajo el dominio de las altas presiones, a la espera de que una nueva DANA vuelva a agitar la atmósfera andaluza de cara al fin de semana. 

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2021 - 17:01 h

Descubre nuestras apps

stats