La Policía desaloja a los activistas de Arraijanal de Málaga, que anuncian que volverán a acampar

N.C.

Agentes de la Policía Local han desalojado este jueves por la mañana el campamento de los activistas que protestaban por la construcción de la ciudad deportiva del Málaga CF junto a la última playa virgen de la ciudad. Antes de las ocho de la mañana, alrededor de una veintena de policías, incluyendo policías de paisano y miembros del GOA (equivalente a los antidisturbios) han intervenido en el campamento, identificando a las ocho personas que allí había, e instándoles a recoger sus objetos personales y tirando el resto a los camiones del servicio de limpieza. Según denuncian los activistas, también les requisaron el teléfono durante algo más de media hora. El desalojo ha sido pacífico y no ha habido detenciones.

Resistencia contra el ladrillo: los activistas defienden la última playa virgen de Málaga desde los árboles

Resistencia contra el ladrillo: los activistas defienden la última playa virgen de Málaga desde los árboles

Ana Payá era una de las activistas y dormía, según explica, en su furgoneta. "Me ha despertado una agente y nos ha dicho: "Documentación y móviles"". Ana ha podido ver y fotografiar la denuncia que hay contra ella "por acampada" y firmada a las 7.40 de la mañana. "Se encuentra durmiendo en colchoneta en furgoneta junto a campamento ilegal", se dice en esa denuncia. Alegará que dormir en la furgoneta no está prohibido.

"Al abrir los ojos he visto tíos tochísimos con gafas. Han rodeado el campamento y nos han pedido documentación y que nos lleváramos los objetos importantes. También los teléfonos. No sé por qué se lo he dado. Se lo he pedido tres veces y nos han dicho: "Cuando acabemos"", relata Andrea Jiménez. Esta información, que exponen los activistas, no ha podido ser contrastada con la Policía Local porque los agentes sobre el terreno se niegan sistemáticamente a comentar cualquier actuación y la oficina de Prensa no respondía este mediodía a las llamadas.

Rafael Doblas, otro de los activistas, explica que los agentes han ido directos al árbol donde estaba subida una de las activistas y le han pedido que bajara. En total ha identificado a ocho personas, a las que no habría entregado la denuncia, según aseguran estas. "Ya esperábamos esto, bastante han tardado…", comenta Doblas. Samuel también se lo esperaba. "Han buscado la mejor hora. Lo que no pueden hacer es quitarnos los móviles". Los activistas insisten en que el desalojo ha sido pacífico y que, como les han desmantelado este campamento, instalarán uno nuevo con más sombra.

Los activistas llevan dos meses acampados junto a las obras de la futura ciudad deportiva del Málaga, protestando por el daño ambiental y patrimonial que pueden producir. Este lugar, junto a la desembocadura del Río Guadalhorce, es zona de paso de aves migratorias y es el último rincón virgen del litoral de la ciudad. Ayer se produjo un conato de enfrentamiento entre una de las activistas y el conductor de una hormigonera. La activista intentó pintar el tambor del camión y el trabajador se bajó y, según dice ella, le retorció el brazo y la amenazó. Los activistas decidirán en una asamblea si presentan denuncia por estos hechos.

Tanto los activistas como las asociaciones Arcusves, Ciriana y Torre Vigía creen que se han producido irregularidades que han desembocado en que el entorno no tenga la protección suficiente. La Fundación del Málaga CF (que obtuvo la cesión gratuita de 108.000 metros cuadrados de espacio público por 75 años) y el Ayuntamiento alegan que la obra tiene todos los permisos.

Durante las últimas semanas, el movimiento de tierras ha aflorado restos cerámicos y de una antigua villa romana. La presencia de los arqueólogos ha sido irregular, y muchas veces han sido los activistas quienes han documentado estos hallazgos. Finalmente, los restos han sido tapados y esta semana se han presentado las primeras hormigoneras.

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2018 - 13:31 h

Descubre nuestras apps

stats