Un nuevo recorte de la Junta en ayuda internacional sitúa a Andalucía en el furgón de cola de España en cooperación

Niña de la Escuela Soberanía. Municipio de San Marcos de la Sierra. Departamento de Intibucá. Honduras. Agosto 2021.

Javier Ramajo


3

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del 25 de enero dio el penúltimo golpe presupuestario a las políticas públicas de cooperación al desarollo desde la comunidad autónoma. Si el descenso en las partidas han sido la nota predominante en los tres años de legislatura de PP y Ciudadanos en la Junta, con una caída del 60%, la prórroga de las cuentas autonómicas para 2022 no ha sido obstáculo para un nuevo recorte, en este caso en la disposición presupuestaria para las convocatorias de ayudas a intervenciones de ONGD y universidades, esto es, los agentes responsables de gestionar más del 80% de la inversión en ayuda al desarrollo de la Junta de Andalucía durante el pasado año. Con todo ello, el presupuesto destinado a cooperación internacional de Andalucía queda muy por debajo del que van a destinar otras comunidades.

De "quitarse el sombrero" a ser "un residuo" en Andalucía: las ONGD creen que "la política de cooperación no le importa a la Junta"

De "quitarse el sombrero" a ser "un residuo" en Andalucía: las ONGD creen que "la política de cooperación no le importa a la Junta"

El descenso en las partidas no se corresponde con el complicado escenario que dibuja la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) en las órdenes publicadas. “En una situación de crisis global, los procesos de desarrollo deben reforzar la protección y recuperación de derechos, así como fortalecer la capacidad de las personas en situación de exclusión, discriminación y especial vulnerabilidad”, apunta la convocatoria para la concesión de subvenciones a las ONGD, algunos de cuyos proyectos de apoyo a países del sur y de trabajo en Andalucía quedarán en el aire tras pasar de una inversión de casi 20 millones a 14.665.816 euros. El recorte más acusado en términos porcentuales lo sufren las universidades, pasando de 2,5 a 1,5 millones, de acuerdo a las convocatorias anunciadas. En resumen, de un importe global de 22.265.000 euros en proyectos aprobados en 2021 a un presupuesto común de poco más de 16 millones de euros en 2022. Es decir, un retroceso superior al 27%.

Preguntada por ello, la Consejería de Igualdad de la Junta, de quien depende la AACID, señala que dicha convocatoria “podría ser ampliada en función de la disponibilidad presupuestaria”. “Lo importante es que la convocatoria salga en tiempo y forma y que permita ejecutar los proyectos, fiscalizarlos y justificarlos. Ese ha sido siempre el objetivo de la AACID, ya que desde la llegada de este Gobierno se encontraron una gran cantidad de expedientes sin justificar, sin resolver, incluso sin abonar”, argumentan desde la Consejería. En este sentido, en 2021 “la AACID ha abonado todas las subvenciones concedidas, algo que no había ocurrido jamás en la historia de la agencia”, apuntan.

Según los datos recabados por la Coordinadora Andaluza de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (CAONGD) respecto a lo que van a invertir las comunidades autónomas en ayuda oficial al desarrollo, el presupuesto destinado a cooperación internacional de Andalucía queda muy por debajo del que van a destinar comunidades como Navarra, la Comunitat Valenciana, Catalunya o Cantabria, teniendo en cuenta Euskadi suele tener unos porcentajes bastante elevados también, o incluso Extremadura o La Rioja de acuerdo a lo destinado el año pasado.

“Cada año, un paso atrás”

Además de año electoral en Andalucía, 2022 es también el año en que, si pasa los trámites parlamentarios, verá la luz la nueva ley estatal de Cooperación. El anteproyecto, ya aprobado por el Consejo de Ministros, recoge la obligatoriedad de que para el año 2030 el 0’7% de la Renta Nacional Bruta se debe destinar a la ayuda oficial al desarrollo, en cumplimiento con la Agenda 2030 y en respuesta a una demanda histórica de las ONG. Asimismo, coincide con que los Presupuestos Generales del Estado de este año recogen el mayor incremento en una década en los presupuestos destinados a esa materia, con un incremento de casi 400 millones de euros, recuerdan las ONGD.

La comunidad andaluza desentona con ello y con la actitud de otras comunidades autónomas, que han ido incorporando en sus presupuestos un aumento de la inversión en cooperación. Es el caso de la Comunitat Valenciana, que ha incrementado el presupuesto destinado a políticas de cooperación en un 44% en 2021 respecto a los recursos iniciales asignados en el ejercicio. Es de recordar que, pese a que la Junta de Andalucía lleva años incumpliendo su compromiso presupuestario para la cooperación internacional y el desarrollo, en 2018 dedicó a cooperación un 0,14% de su presupuesto, el cuarto porcentaje más alto de España solo por detrás de Euskadi, Extremadura y Navarra.

Para el presidente en funciones de la CAONGD, José Luis Ayerbe, se trata del “abandono y desinterés absoluto por parte del actal Gobierno de la Junta en la política de cooperación”, denuncia ante elDiario.es Andalucía. Según recuerda, la crisis económica generada sobre 2010 provocó que algunas comunidades abandonaran en cierta manera la ayuda al desarollo mientras que “Andalucía hizo el camino contrario”, haciendo de “referente” en ese sentido. “Pero ahora está en la parte baja de la tabla en cuanto al porcentaje respecto al presupuesto total y en cuanto a cooperación por habitante, algo que no se corresponde creo con el sentimiento de solidaridad de los andaluces”. Los recortes presupuestarios de los últimos años, según Ayerbe, “están dilapidando conocimiento y trabajo que se ha venido haciendo durante mucho tiempo por organizaciones, sindicatos, universidades, etc.”.

A juicio de la CAONGD, el recorte es “una nueva demostración de la falta de apuesta de PP y Cs en Andalucía por la cooperación internacional, en claro incumplimiento de su propio Plan Andaluz de Cooperación y de las metas recogidas en la Agenda 2030, y en contradicción con lo que dispone el Estatuto de Autonomía”, como ya viene informando este periódico. El Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo (PACODE 2020-2023) reflejó que la ayuda al desarrollo debí crecer al menos en el mismo porcentaje en que lo haga el presupuesto de la comunidad autónoma. Andalucía da, además, “cada año un paso atrás en su compromiso internacional con la Agenda 2030”.

Según las entidades, la pandemia “ha demostrado la necesidad de respuestas solidarias y globales” ya que “está dejando sentir sus consecuencias en las poblaciones más vulnerables”. El gasto previsto en el proyecto de presupuestos “iba a ser el mayor de la historia autonómica, en contraposición a lo dispuesto a la ayuda al desarrollo, el menor de la historia”, que ahora vuelve a sufrir un descenso económico ya que “tanto las ONGD como las universidades van a contar con menor financiación que el pasado año”. “Si mantener los fondos del año pasado ya suponía continuar en un contexto muy complicado, este nuevo recorte configura un escenario de extrema dificultad”, sostienen las ONGD.

De acuerdo al último informe de la Red de Coordinadoras Autonómicas de ONGD, publicado el pasado mes de marzo, el presupuesto de ayuda al desarrollo cae en Andalucía por los “sucesivos recortes en el presupuesto de la cooperación incluidos en un acuerdo del gobierno de coalición actual. Cabe recordar que uno de los puntos del acuerdo suscrito el 9 de enero de 2019 entre PP y Vox para investir a Juan Manuel Moreno como presidente andaluz decía esto: ”Trabajar para que, en el marco de las ayudas a la cooperación internacional al desarrollo, se den pasos decididos hacia una gestión nacional de estos recursos“.

Además de la cuestión presupuestaria, la CAONGD considera por otra parte que “la ausencia de una estructura fuerte y consolidada de la AACID, como organismo gestor de los fondos y como interlocutor principal entre la Junta de Andalucía con las organizaciones y la sociedad civil, supone un obstáculo cualitativo más para el desarrollo de los proyectos de cooperación internacional, un ámbito en el que nuestra comunidad era un referente a nivel estatal”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats