La portada de mañana
Acceder
4,2 millones de personas no se han vacunado todavía en España
El futuro de Juan Carlos I incomoda al Gobierno
El nuevo centro de gravedad de la geopolítica mundial es el Indopacífico

La Córdoba de Julio Romero de Torres

Virgen de los Faroles en Mezquita-Catedral de Córdoba.
  1. Jardines de la Agricultura

Estos jardines, que datan de 1811 y están localizados en el centro de Córdoba, cuentan con distintas esculturas dedicadas a distintos personajes del mundo de la cultura. La que da la bienvenida en el acceso sur es un grupo escultórico en homenaje a Julio Romero de Torres, donde se ve al pintor, ataviado con capa española y con el sombrero cordobés en la mano, junto a un galgo.

  1. Real Círculo de la Amistad (c/ Alfonso XIII, 14)

El Real Círculo de la Amistad de Córdoba es una institución cultural fundada a mediados del siglo XIX que se encuentra situada cerca de la céntrica Plaza de las Tendillas y que, durante décadas, fue centro neurálgico de la actividad cultural cordobesa. Con una biblioteca de más de 17.000 volúmenes, su patrimonio cuenta además con un fondo pictórico en el que destacan varios cuadros de Julio Romero de Torres en el acceso a la planta superior del edificio.

Allí, una majestuosa escalera principal se encuentra escoltada por seis pinturas del célebre pintor cordobés, pinturas que simbolizan las distintas artes plásticas, las musicales y las literarias, además de un óleo sobre lienzo en el que aparecen mujeres en una terraza, firmado junto a su hermano Enrique.

  1. Mezquita-Catedral

En el año 1896, Julio Romero de Torres participó en la restauración de los artesonados de la Mezquita-Catedral de Córdoba que el visitante puede observar en el interior del edificio. Además, en el exterior de la fachada norte del emblemático edificio, se encuentra un altar con la Virgen de los Faroles, obra de Romero de Torres que presenta a una virgen Asunción protegida por una reja y rodeada de once faroles. La pintura actual es una copia de la original que fue trasladada al museo que reúne la obra del pintor.

  1. Calle Julio Romero de Torres

En pleno casco histórico de Córdoba, junto al Museo Arqueológico, nace la calle Julio Romero de Torres, estrecha y con tramos revirados típicos de la zona, que homenajea al pintor en el callejero cordobés. A mitad de la calle, se encuentra la Peña Flamenca Julio Romero de Torres, abierta de jueves a sábados a reuniones y actividades del arte jondo.7

  1. Casa-Museo Julio Romero de Torres (Plaza del Potro)

Declarado Bien de Interés Cultural como monumento en 1962, es el museo que cuenta con la mayor colección de pinturas del autor y se encuentra situado en el edificio del antiguo Hospital de la Caridad. La idea de crear el museo surgió de la viuda del pintor, Francisca Pellicer, y sus tres hijos, para conservar la obra y la memoria de Romero de Torres, y quedó así abierto solo un año después de la muerte del autor. Unos años después se trasladó a la casa colindante, siendo inaugurado el actual museo en 1936, conservándose la que fue vivienda de pintor y su familia en el Museo de Bellas Artes de Córdoba.

  1. Escuela de Artes y Oficios (c/ Agustín Moreno, 45)

Esta vieja escuela contó entre su ilustre profesorado con Julio Romero de Torres. Ubicada en el Palacio del Marqués de Benamejí, construido en el siglo XVIII y reformado en el XIX con su fachada actual y su portada de piedra adintelada.

Este palacio, que actualmente es sede dela actual Escuela de Artes y Oficios ‘Dionisio Ortiz’, fue descrita por Pío Baroja en su novela La feria de los discretos, ambientada en Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
17 de julio de 2015 - 08:46 h

Descubre nuestras apps

stats