El Gobierno andaluz pide frenar el paso del Estrecho a 3 millones de marroquíes por la pandemia mientras espera recibir 5 millones de turistas

CCOO Málaga exige al Gobierno central el mantenimiento de la Operación Paso del Estrecho

La denominada Operación Paso del Estrecho (OPE), que cada verano facilita el tránsito de 3,5 millones de personas magrebíes desde Europa hacia África (un 80% a través del Puerto de Algeciras), se ha convertido en el nuevo frente político entre Gobierno central y Junta de Andalucía una vez superadas las diferencias de criterio para los cambios de fase, ya con toda la comunidad autónoma en el tercer y último escalón de la desescalada.

La Junta pide "orden" y en las últimas horas ha sugerido la suspensión de la Operación, al tiempo que fuentes del Ministerio de Interior señalan que está "todo preparado desde hace semanas", aunque tampoco dan detalles de cómo ni de qué medidas concretas son las que se van a tomar. 

Sin embargo, este nuevo campo de batalla entre Madrid y Andalucía ha relevado algunas contradicciones en el discurso andaluz. Juan Manuel Moreno (PP), se mostraba el domingo por la mañana "partidario de no hacerla este año" por la pandemia mundial de la COVID-19 para, durante su intervención posterior a la reunión con Sánchez, matizar la postura pidiendo una "ordenadísima planificación". Este lunes ha dado otra vuelta de tuerca a su posición comparando el paso del Estrecho a lo largo de cuatro meses con las ferias y romerías: "Si estamos diciendo que no haya ferias ni romerías donde hay tres o cuatro mil personas, no nos parece lógico concentrar a tres millones de personas en un paso en cuatro meses de un lado a otro entre dos continentes".

Se da la circunstancia de que la Junta de Andalucía, al mismo tiempo, está trasladando el mensaje al mercado turístico de que la comunidad autónoma es un destino seguro para este verano. De hecho, las estimaciones de visitas que ha dado el propio vicepresidente y consejero del ramo son de un 60% con respecto al verano de 2019 (algo más de 5 millones de turistas). Al mismo tiempo, Marín ha sido más duro aún con el asunto Paso del Estrecho acusando al Ejecutivo nacional de "improvisación" y de crear "problemas" con "su indefinición y falta de criterio". 

La operación "está diseñada"

Desde el Ministerio de Interior informan a este medio de que, pese a que otros años la OPE arrancaba el 15 de junio, las circunstancias especiales de este momento han llevado a trasladar la OPE para el mes de julio, con una mayor incidencia de tránsito incluso para la segunda quincena del mes, apuntan las fuentes, que aseguran que la operación está ya "diseñada" y que están "todos los protocolos" trabajados en el grupo interministerial del que forman parte los departamentos de Sanidad, Interior, Exteriores y Transportes, con especial atención a los protocolos sanitarios.

La maquinaria está "engrasada", añaden las mismas fuentes, que remiten a la experiencia positiva de otros años, sin grandes incidencias pese al tránsito masivo de personas en los 33 años precedentes. "La vertiente más importante este año es la que tiene que ver con la salud, tanto de los que transitan como los que están aquí e España, pero estamos preparados" y está todo "hilado", con "contacto y coordinación prácticamente diaria con los otros países, tanto de origen como de destino". No se muestran preocupados por la incidencia sanitaria que pueda tener la OPE, ni siquiera para el "embolsamiento" en Algeciras.

Mientras, Marruecos mantiene el estado de emergencia sanitaria prorrogado hasta el 10 de junio, pero se desconoce aún si, después de esta fecha, levantará las restricciones y permitirá la apertura de las fronteras o la reanudación del tráfico aéreo y marítimo para personas. Algunas fuentes del Ministerio lo dan por hecho. El país vecino cerró herméticamente sus fronteras el 13 de marzo, pero desde entonces, solo ha permitido operaciones especiales de salida para vuelos o ferris de repatriación de turistas o residentes en países extranjeros, informa Efe. "Estamos trabajando ante la eventualidad de que se produzca" esta apertura, dijo el domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Críticas por "odio al pobre"

Los partidos de la oposición en Andalucía han salido al paso del "temor" de la Junta a la OPE, que coordina la Dirección General de Protección Civil y Emergencias de España. El PSOE andaluz ha criticado que el presidente Moreno "se posicione de una manera o de otra en función de donde venga el extranjero", en palabras de Manuel Jiménez Barrios, pidiendo a los responsables de la Junta "dejar de alertar a todo el mundo". Adelante Andalucía ha ido un poco mas allá al tachar la posición de la Junta de "racista" y de "odio al pobre" al plantear la suspensión de la OPE en primera instancia.

"Nos alarma y ofende que a un presidente de la Junta le preocupe la COVID que pueda venir de las pateras o de los trabajadores del norte de África mucho más del que pueda venir por parte de determinados principitos que se vienen de juerga a Andalucía (recordando el reciente caso del príncipe Joaquín de Bélgica), o de personas blancas del norte de Europa que vienen a hacer turismo a Andalucía", ha manifestado este lunes a portavoz parlamentaria adjunta de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera. En esta línea se ha manifestado también la Asociación Pro Derechos Humanos al considerar que este planteamiento "confirma que el discurso racista de Vox va calando en el Gobierno del PP y Ciudadanos, que quieren medir con diferentes varas la apertura de fronteras". "Esto es racismo institucional".

UGT y CCOO por su parte piden que la OPE se mantenga. Por parte de la UGT han planteado sugerencias como "en lugar de suspenderse los trayectos con Marruecos, aumente el número de barcos, de rotaciones y de capacidad, para evitar esperas, y que incluso las familias migrantes no tengan que bajarse de los vehículos a la hora de embarcar, salvo en los controles reglamentarios". 

Fernando Cubillo, de CCOO Málaga, ha manifestado que "no tiene justificación pública que una persona de Francia pueda venir a alojarse en nuestras instalaciones hoteleras de Málaga y, sin embargo, no se le facilite el paso por nuestra comunidad a quienes utilizan sus vacaciones para ver a sus familiares". "La actitud del presidente de la Junta de Andalucía representa una total discriminación respecto a la ciudadanía europea de ascendencia marroquí".

Para Marín, el PSOE usa "la demagogia" y la "falta de sensibilidad" contra el Gobierno andaluz. "Nos preocupan todas las personas. No distinguimos dónde van de viaje o de dónde vienen", ha defendido. Para el PP, Adelante Andalucía "haría mucho mejor en iniciar la desescalada de sus insultos a Andalucía y empezar a ser una formación útil a los andaluces, en lugar de querer embarrar la vida política".

Desde la formación Vox ha considerado este lunes que el presidente de la Junta se ha metido en un "pequeño jardín" con el asunto de la Operación Paso del Estrecho (OPE), ya que "estamos solicitando que puedan venir turistas de otros países europeos a España" y, de alguna manera, se está "impidiendo" que los ciudadanos que forman parte de ese gran desplazamiento entre África y Europa acudan a sus lugares de "procedencia". Y añade que el "problema" es cuando regresen a Europa desde África porque, desgraciadamente, en los países de ese continente se carecen de las medidas de seguridad o sanitaria que se puedan tener las naciones europeas "desarrolladas". Una afirmación que no avalan los datos ya que Marruecos, con 35 millones de habitantes, ha reportado a la Organización Mundial de la Salud 207 muertes por Covid y 7.967 contagios (sólo Andalucía cuantifica 1.425 fallecidos y 12.800 contagios).

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2020 - 20:39 h

Descubre nuestras apps

stats