Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

Pedro Sánchez destituye a la delegada del Gobierno en Andalucía que pactó con Susana Díaz

La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García.

Daniel Cela

6

El Consejo de Ministros va a aprobar este martes el cese de la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, nombrada hace apenas un año previo acuerdo entre Pedro Sánchez y Susana Díaz. La secretaria general del PSOE andaluz vendió este nombramiento como un ejemplo de la buena sintonía entre ella y el presidente del Gobierno, tras la convulsa guerra interna que libraron por el control del partido hace más de dos años. Su destitución, por tanto, se interpreta como una ruptura de ese entendimiento, si es que existió, y la precipitación del pulso entre la dirección federal y la andaluza por controlar la agrupación más potente y numerosa del partido.

El puesto que deja García, avanzado por El Confidencial, será ocupado por el alcalde de Baza, el socialista Pedro Fernández Peñalver, confirman fuentes socialistas a este periódico. El anuncio de la destitución de la delegada del Gobierno en Andalucía ha caído como una bomba y por sorpresa en San Vicente, sede del PSOE andaluz, aunque esta hipótesis llevaba más de un mes sobre la mesa y en los mentideros socialistas. García, de marcado perfil susanista, se había rodeado de asesores próximos a la secretaria general, muy activos en redes apoyando la campaña de promoción que Díaz lleva meses haciendo por los pueblos de toda Andalucía y, sobre todo, muy críticos con los rivales internos que cuestionan su legitimidad para revalidar su liderazgo en las primarias.

El nombramiento, pactado con Ferraz, de Sandra García, así como el mantenimiento al frente de la Diputación de Sevilla de Fernando Rodríguez Villalobos, uno de los padrinos políticos de Susana Díaz, le sirvió a la ex presidenta de la Junta para apuntalar un mensaje político frente a sus críticos: Pedro Sánchez no estaba pensando en su relevo, el Gobierno y la gestión de la pandemia ocupaban su cabeza, y la relación entre los otrora rivales íntimos en la guerra civil socialista había pasado a la historia. Díaz aseguraba que hablaba cada semana “con Pedro”, haciendo ostentación de un diálogo que la afianzaba al frente del PSOE andaluz.

En paralelo, la expresidenta de la Junta lleva casi un año recorriendo municipios de Andalucía en busca de los votos necesarios para ganar las primarias, consciente de que Ferraz se inclina por un candidato alternativo. El nombre de Juan Espadas, alcalde de Sevilla, es el que más fuerza ha cobrado en los últimos días, pero no es definitivo, y los tiempos del regidor para lanzarse a las primarias tampoco son los de la dirección federal, que pretendía abrir el melón después de la Semana Santa.

El puesto de Sandra García en la Delegación del Gobierno de Andalucía lo va a ocupar un veterano alcalde socialista del municipio granadino de Baza. Fernández Peñalver, abogado de profesión, no es una persona muy próxima a la actual dirección andaluza. Fue elegido alcalde por primera vez en las municipales de 2007, reelegido en 2011, en 2015 y en 2019. Granada es una de las provincias donde más se ha movido Susana Díaz recientemente, recabando apoyos de militantes y cargos medios de cara a las primarias, pero también es una de las direcciones provinciales más convencidas de que es necesario un cambio de caras y de proyecto al frente del PSOE andaluz.

Etiquetas
stats