El túnel para peatones y ciclistas de Tetuán costará cinco millones, dos más de lo previsto

El concejal de Fomento, César Díaz, y la alcaldesa Gema Igual, durante la presentación del proyecto.

El Ayuntamiento de Santander se gastará cinco millones de euros en la reapertura del túnel de Tetuán. La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta semana el expediente para contratar las obras de consolidación y acondicionamiento del antiguo pasadizo, por procedimiento abierto con varios criterios de adjudicación. El plazo de ejecución es de doce meses y el presupuesto de licitación asciende a 4.984.773 euros, plurianual, con un primer pago de 600.000 euros en este ejercicio.

El alto coste de habilitar de nuevo este paso subterráneo entre Tetuán y El Sardinero ha sido justificado por el equipo de gobierno por la solución técnica elegida, inyectar cemento en las paredes existentes. Otra solución, como construir una falsa bóveda nueva sería más barata pero reduciría el ancho de paso de forma sustancial, lo que consideran que imposibilitaría el paso de peatones y ciclistas.

El proyecto, además, contempla el acondicionamiento de las entradas y salidas con un falso túnel de 65 metros cuadrados en la boca de El Sardinero. Para la boca de Tetuán se urbanizará el entorno, 4.500 metros cuadrados.

La recuperación de este histórico túnel se incluía ya en el programa electoral del PP para los comicios de 2015. Desde entonces ha pasado por varios avatares, básicamente debidos al estudio de su estado y la inestabilidad geológica del entorno. 

El túnel sirvió como conexión subterránea con El Sardinero mediante un pequeño tranvía a vapor desde 1892 a 1917. En la Guerra Civil se utilizó como refugio y después fue un paso peatonal hasta que se clausuró en 1986, pasando rápidamente al olvido.

Retraso en los Campos de Sport

Además, la Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Santander ha aprobado también la ampliación en tres meses del plazo de ejecución de las obras de renovación de aceras e infraestructuras en el entorno del campo de fútbol de El Sardinero, que debían finalizar el 29 de septiembre.

Según ha informado en rueda de prensa el portavoz del equipo de Gobierno, Javier Ceruti, la empresa adjudicataria del contrato, Copsesa, ha pedido una ampliación del plazo de ejecución de la obra que ha justificado en los retrasos producidos tanto por la fase de ascenso del Racing de Santander a la liga SmartBank, como por los diferentes eventos que han tenido lugar en el entorno del estadio con motivo de las ferias de Santiago, que han ocupado zonas donde estaba previsto actuar.

Los informes técnicos municipales han aceptado la ampliación de plazo de tres meses solicitado por la empresa, que ejecuta la actuación con un presupuesto de 1.047.467 euros. Ceruti ha aprovechado para tranquilizar a los vecinos por el aspecto que presenta actualmente la actuación. "Que la gente no crea que el acabado se quedará como está", "poco elaborado", ha señalado.

La obra consiste en la mejora del firme de la zona, que provoca deformaciones en el pavimento, y su sustitución por uno nuevo de aglomerado pulido y baldosas de color verde y blanco, así como en el cambio de los servicios. La actuación afecta a unos 6.500 metros cuadrados e incluye el saneamiento y consolidación de los terrenos, la renovación de la red de drenaje y la colocación de nuevo pavimento.

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2019 - 13:47 h

Descubre nuestras apps

stats