Sota: “Cantabria está amenazada por la troika” de Montoro

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha comparecido, a petición propia, en el Parlamento. | LUCIO MARTÍNEZ

"Cantabria está amenazada por una especie de troika". Con estas palabras, el nuevo consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Cantabria, Juan José Sota, ha querido reflejar la gravedad del hecho de que el anterior Ejecutivo del PP, presidido por Ignacio Diego, no elaborara el Plan de Reequilibrio Económico-Financiero al que la Comunidad está obligado por haber incumplido el objetivo de déficit para el año 2014.

El Gobierno acusa al PP de dejar un desfase contable de 110 millones

El Gobierno acusa al PP de dejar un desfase contable de 110 millones

El consejero ha recriminado al PP que "ocultara" por "ventajismo político" la necesidad de elaborar dicho Plan y ha señalado que Cantabria se encuentra actualmente en una situación de "ilegalidad", ya que, según ha recordado, tenía que haber sido presentado antes del 24 de mayo en el Ministerio de Hacienda. Por ello, el nuevo Gobierno PRC-PSOE está elaborando a marchas forzadas el documento económico, cuyo borrador espera poder presentar este mismo jueves.

El ajuste contable que deben afrontar los nuevos responsables de la Administración regional asciende a 110 millones de euros, tal y como ya avanzó la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos. Según los datos de la Intervención general del Esado, Cantabria registró en 2014 un déficit del 1,62%, más de medio punto por encima del objetivo fijado por el Gobierno central -1%-. Esto supone que el Ejecutivo del PP gastó 198 millones de euros más de lo que ingresó. No obstante, el consejero ha asegurado que el Gobierno evitará "meter la tijera" en sanidad, educación y políticas sociales.

Sota ha comparecido este lunes, a petición propia, en la Comisión de Economía del Parlamento de Cantabria, y además de reprochar al PP su "irresponsabilidad" y de dibujar la "foto fija" de la situación económica de la región, ha asegurado que el nuevo Gobierno va a dar una "vuelta a las prioridades" en los próximos presupuestos autonómicos de 2016, que ya están elaborando y que esperan salgan adelante con "amplio apoyo".

Durante su intervención, el consejero de Economía ha recordado que lo primero que se encontró cuando tomó posesión de su cargo fue una carta del secretario de Estado de Administraciones Públicas advirtiendo que había vencido el plazo sin que Cantabria hubiera presentado el Plan de Reesctruturación y que dicho incumplimiento podía suponer la aplicación de "medidas coercitivas".

Al respecto, Sota ha destacado que el anterior Gobierno sabía "desde el 24 de abril" que había superado el objetivo de déficit. En su opinión, "esta ocultación evidencia la forma de actuar del PP, que antepuso su interés electoral sobre el interés general de Cantabria". "El Gobierno del PP hizo dejación de sus obligaciones y decidió por electoralismo no presentar el Plan, porque aplicar más ajustes, contradecía el discurso triunfalista sobre la salida de la crisis", ha reiterado.

"Un problema de 214 millones"

Además, ha señalado que el nuevo Gobierno debe afrontar "insuficiencias presupuestarias por importe de otros 64 millones de euros", la mayoría en el capítulo I de gasto de personal -pago de nóminas en Sanidad y Educación-. También, ha añadido, en gasto farmacéutico, al tener que hacer frente al pago de las vacunas de la Hepatitis C -unos 17 millones- que iba a asumir el Ministerio de Sanidad.

Y a ello, ha sumado una "sobrevaloración de los ingresos financieros" en el presupuesto vigente por importe de casi 140 millones de euros, "lo que convierte a Cantabria en la segunda comunidad, después de Extremadura, que más ha inflado sus ingresos", así como que el PP ha "duplicado" en sus cuatro años de gobierno la deuda, que a finales de 2015 alcanzará los 2.735 millones de euros.

Con todo ello, el Gobierno PRC-PSOE se enfrenta a "un problema de 214 millones de euros para gestionar seis meses del presupuesto", lo que ha llevado al consejero a calificar de "calamitosa" la herencia recibida.

Podemos y Ciudadanos piden "soluciones"

La Comisión se ha prolongado por espacio de dos horas y las intervenciones de los portavoces parlamentarios se han convertido en un baile de cifras con lecturas bien distintas en función de quien las interprete. Mientras que a juicio de los grupos del bipartito, y también de Ciudadanos y Podemos, Cantabria se encuentra en una situación "complicada", para los populares la región está en un punto de partida mucho mejor que el que ellos encontraron en 2011.

En este sentido, los portavoces de Ciudadanos y Podemos, Rubén Gómez y José Ramón Blanco, respectivamente, han coincidido con los grupos regionalista y socialista en reconocer que el escenario económico y social de la Comunidad no es bueno, si bien los nuevos partidos han 'apretado' y han exigido al Gobierno que deje a un lado el discurso de la herencia recibida y se centre en buscar "soluciones".

En concreto, Gómez ha opinado que al nuevo Gobierno "no le puede pillar por sorpresa" los incumplimientos del PP y, al mismo tiempo, ha afirmado que existen "contradicciones" en el bipartito porque mientras denuncia las dificultades económicas en las cuentas públicas, "están en la fiesta de rellenar la Administración". En esta misma línea, ha cuestionado que se vaya a patrocinar con entre 4 y 6 millones de euros al Racing, que milita en 2ª División B.

También Blanco ha dicho que la situación económica "no era desconocida" y, por tanto, ha reclamado al titular de Economía y al resto de consejeros que "no se escuden en un discurso cobarde, como hizo el PP". Así, ha pedido "un cambio" y "no volver al 'y tú mas'". Igualmente, ha confiado en que esas malas cifras no sean la "antesala a los recortes" y ha pedido que se incremente la inversión en políticas industriales y gasto social.

Para la portavoz socialista, Silvia Abascal, el PP ha dejado "una hemorragia" que "pone en peligro" a Cantabria, mientras que su homóloga regionalista, Rosa Valdéz, ha lamentado la "mala cosecha" del anterior Gobierno.

"Seis escalones"

Por su parte, la diputada del PP y exconsejera de Economía, Cristina Mazas, se ha defendido argumentado que la herencia que deja su partido es mejor que la que recibió hace cuatro años, una comparación que ha rechazado Sota, quien ha esgrimido que el panorama no es equiparable.

En cualquier caso, el consejero ha respondido que en 2011 los índices económicos de Cantabria eran mejores que la media nacional, mientras que ahora la Comunidad está peor que el conjunto de las comunidades autónomas. Para evidenciarlo, ha destacado que en estos cuatro años la región ha descendido en el ranking de la agencia Fich "seis escalones", pasando de una calificación AA a BBB.

El Parlamento de Cantabria comienza así a retomar su actividad después del tradicional parón de agosto, en el que el protagonismo político lo han acaparado los nuevos responsables del Gobierno. La Cámara autonómica retomará a mediados de este mes los plenos, con un Gobierno en minoría y con la presencia de Ciudadanos y Podemos como principales novedades.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats