El Consejo de la Plaza de Toros acepta la renuncia del organizador de la feria taurina de Santiago y baraja una alternativa

Vista general de la Plaza de Toros de Santander.

El Consejo de Administración de la Plaza de Toros de Santander ha acordado en su última reunión la renuncia de la empresa Lances de Futuro, gestora del coso de Cuatro Caminos, a organizar la Feria de Santiago de este año. Lances de futuro, que fue seleccionada por el Ayuntamiento de Santander para gestionar la plaza y por lo tanto organizar la Feria de Santiago, ya tuvo que suspenderla en 2020 como consecuencia de la pandemia por coronavirus y en este, el empresario José María Garzón ha renunciado a intentarlo por las restricciones en los aforos que han venido dictando las autoridades sanitarias.

Santander pospone la feria taurina de Santiago a 2021 por la pandemia

Santander pospone la feria taurina de Santiago a 2021 por la pandemia

Ello no quiere decir que este año no haya eventos taurinos, ya que el empresario ha ofrecido al Consejo organizarlos si las condiciones sanitarias mejoran, como lo están haciendo (Santander ya puede acoger eventos con un 50% de aforo al encontrarse en Nivel de Alerta 2 ante la COVID), por lo que el Consejo ha encargado un informe jurídico para decidir cómo contratarlos ya que existen dudas de que la adjudicación pueda ser directa, máxime cuando parece que existen otros candidatos a organizar eventos aislados.

El pasado lunes, la alcalde de Santander, Gema Igual (PP), en un encuentro con taxistas, les confirmó que habría Feria de Santiago, si bien había convocada una reunión del consejo dos días después que tenía sobre la mesa la renuncia de la empresa adjudicataria. Consultado este lunes el equipo de gobierno, en lo que atañe al Partido Popular, no se ha pronunciado al respecto.

En el Consejo del pasado día 2, Lances de Futuro justificaba su renuncia en que los aforos permitidos en mayo apenas permitían superar el aforo de 1.000 personas, por debajo del 10% de la capacidad de la plaza de Cuatro Caminos, algo que hace económicamente insostenible la gestión de la Feria. Lances de Futuro esgrimió que han sido causas sobrevenidas (COVID-19) las que le llevan a incumplir los compromisos por segunda vez de organizar la Feria según los términos del contrato de arrendamiento con la empresa municipal y que suponen que la firma paga 65.000 euros por el alquiler de la plaza.

Como contrapartida, la empresa de Garzón ha ofrecido al Consejo organizar este año algún tipo de evento siempre que las condiciones de aforo mejoren, como así ha sido. La única condición que pone es que en taquilla se pueda vender el 50% del aforo. En este contexto, la empresa está dispuesta a asumir los gastos fijos de organización de cada festejo, aparte de los gastos extraordinarios por las medidas especiales de prevención en la lucha contra la COVID-19 que se tienen que adoptar en la plaza.

El Consejo de Administración no ha dado una respuesta aún y ha encargado un informe jurídicos sobre esta alternativa que se le ofrece.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats