La portada de mañana
Acceder
El choque del PSOE con sus socios por los desalojos amenaza la ley de vivienda
Por qué el BCE es prisionero de su objetivo del 2% de inflación
OPINIÓN | 'Sadoeconomía', por Antón Losada

Entrevista

Sebastián Yatra, cantante: “El reguetón ahora tiene un estigma como lo tuvo el rock and roll en su momento”

Sebastián Yatra

Blanca Sáinz


6

Sebastián Yatra (Medellín, 1994) comenzó su carrera profesional con 12 años y ahora, a los 27, ya es un artista plenamente consolidado en tres estilos: el pop, la balada y el reguetón. De gira por España, su próxima visita recala en Cantabria, donde actuará este sábado en el festival Música en Grande, de Torrelavega. Una buena excusa para entrevistar a un artista amable con la prensa pero con un ritmo de vida que pocas veces le deja parar. Tanto es así, que con su 'Dharma Tour' recorrerá todo el país de norte a sur en poco más de un mes. Respetuoso y poco dado a la polémica, Yatra –que saltó a la fama en España hace seis años con el hit 'Traicionera'–, admite que la monotonía no es lo suyo y que solo tiene una regla en la vida: sentir y transmitir, sea el sentimiento que sea.

Con 12 años comienza su carrera musical, con 19 saca su primer single y con 22 años ya es un artista plenamente reconocido. ¿Tiene la sensación de que su vida ha ido demasiado rápido?

No, creo que el tiempo de Dios es perfecto. El tiempo del universo conspira como quiere conspirar y por eso nos pone aprendizajes cuando menos los esperamos y en tiempos que quizá no siempre son los más normales o convenientes. De eso se trata la vida, todo es una sorpresa al final.

¿El éxito le ha supuesto muchas renuncias en su vida personal? ¿Alguna vez ha dudado de sus posibilidades?

Yo he dudado de todo, como cualquiera. Uno renuncia a unas cosas por otras, pero no hay espacio nunca para arrepentirse.

Hilando con la primera pregunta, se podría decir que el éxito le ha tardado poco en llegar. ¿Eso cómo se gestiona?

No se pude preparar el camino para afrontarlo. Desde pequeño hablaba con mi madre, teníamos charlas largas, profundas y filosóficas sobre lo que sería si llegase a funcionar esto y cómo manejarlo desde el lado humano. Nunca hay que quitar los pies de la tierra y hay que entender que este es como cualquier otro trabajo. Es un trabajo, por supuesto, muy digno, muy bonito y donde tienes la oportunidad de llegar a la gente. Pero es un trabajo más.

Ha admitido que va a terapia. ¿Considera que los artistas tienen cierta responsabilidad a la hora de visibilizar asuntos como la salud mental?

Siento que cada artista que lo haga como le nazca o como quiera… No tienen que hacerlo como obligación o solo para darle visibilidad. Cada uno decide cómo lo hace y las personas que les siguen también entenderán por qué les siguen.

¿Cuál es la parte que más le gusta de su profesión? ¿Y la que menos?

La que más me gusta es que la palabra 'monotonía' no existe. Y la que menos... Bueno, ha sido un proceso demorado para mí a la hora de tener una base sólida sobre la cual construir, me refiero a mentalmente. Como siempre estás en lugares distintos estás como construyendo sobre algo de locura. Entonces, haber conseguido casa hace poco me ayuda a tener cimientos para empezar a construir sobre algo.

Sus canciones hablan principalmente de amor, ¿es una apuesta segura hablar de algo así? ¿O cada vez hay más tabúes?

[Ríe] Cada vez hay más de todo. Cada vez hay menos reglas, o no hay nada. La única regla para mí es lo que siento y transmitirlo: sea amor, desamor, sea algún tema más de protesta o de agradecimiento a la vida. Ni siquiera de amor entre personas sino amor hacia estar aquí y estar vivos.

¿Por qué nos sigue interesando tanto hablar del amor aunque lleve siglos y siglos estando en todas las formas del arte?

Porque somos humanos y así somos: seres de apego.

¿Considera que el reguetón se menosprecia por parte de determinados sectores de la música?

Sí. Hay mucha gente que lo menosprecia y lo generaliza diciendo que solo se utilizan un tipo de letras. Pero, al final, es tener la mente cerrada pero el reguetón ahora tiene ese estigma como lo tuvo el rock and roll en su momento, y después se termina volviendo parte de la sociedad y normalizando, así funciona.

Usted hace baladas, pop y reguetón. ¿Hacia qué estilo cree que se dirigirá su carrera?

Prefiero ni siquiera preguntarme hacia dónde me va a llevar. Dejo que la vida me vaya mostrando el camino. Ahora estoy escribiendo muchas cosas en inglés y, cada vez que entro al estudio, lo veo como una oportunidad de crear algo que me emocione y toque una fibra diferente.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats