Arranca la semana de protestas en defensa del tren “social, público y sostenible” que recorrerán toda Castilla-La Mancha

Concentración en la estación de tren de Sigüenza

Pistoletazo de salida a la semana en defensa del “tren público, que vertebre el territorio y enfríe el planeta" que se celebra entre los días 16 y 24 de octubre, organizada por la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Castilla-La Mancha, que agrupa a colectivos locales y provinciales, y apoyada por Alianza por el clima y Rebelión por el clima. Son acciones que se realizarán en todas las provincias de la comunidad autónoma y que culminarán en la Puerta del Sol de Madrid el 24 de octubre a las 12.00 horas.

Una semana de movilizaciones para reivindicar "los trenes perdidos por las inversiones en alta velocidad"

Una semana de movilizaciones para reivindicar "los trenes perdidos por las inversiones en alta velocidad"

Ecologistas en Acción ha iniciado hoy las acciones con una ruta ciclista por las localidades de Sigüenza y Jadraque, en la provincia de Guadalajara. Ha ha empezado y terminado en la estación de tren de Guadalajara, un “evento sin precedentes” que pretende señalar el papel "público, social, sostenible y seguro" de este medio de transporte. Previamente, se ha realizado una concentración en la estación de tren de Sigüenza en la que han participado más de un centenar de personas, junto con miembros de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Guadalajara, alcaldes, concejales, vecinos y vecinas de la comarca, así como representantes del Partido Popular e Izquierda Unida.

“Creemos que facilitar la integración de la bicicleta en el sistema de trenes regionales incrementaría el número de usuarios de este medio de transporte, ya que puede actuar como eje vertebrador de un gran número de rutas en bicicleta, tanto de montaña como de cicloturismo, y mejoraría así la sostenibilidad de un modelo bici y tren, además de fomentar el uso de estos medios de transporte para estudiar, trabajar o actividades de ocio”, afirma esta organización.

La "labor social" del tren público

En este sentido, muestran su apoyo al tren público regional por su “labor social” como medio de transporte sostenible, en una provincia que “sufre la despoblación por la falta de servicios públicos en los pueblos, en un escenario de escasez de combustibles fósiles y cambio climático”. Por ello, se comprometen a que si RENFE considera positiva esta experiencia y facilita las gestiones y los espacios para la bicicleta en el tren, realizarán una ruta de bicicleta mensual con el tren regional como medio de transporte.

Las acciones continuarán el día 18 de octubre en Hellín, el día 19 en Albacete, el día 20 en Talavera de la Reina y en Toledo, el día 21 en Cuenca, y el día 22 en Alcázar de San Juan, para finalizar el día 24 en Madrid.

El manifiesto de la Coordinadora Estatal por el Tren Público, Social y Sostenible parte de la declaración de 2021 como Año Europeo del Ferrocarril para reclamar que se dé prioridad a la defensa del tren como medio de transporte “seguro, al servicio de las personas y medioambientalmente sostenible”.

“Los sucesivos gobiernos del PP y PSOE han realizado durante los últimos años una política de transporte ferroviario orientada a su liberalización y privatización, destinando ingentes cantidades de dinero público a la construcción de líneas de Alta Velocidad que pudiesen hacer atractiva la llegada de operadores privados y abandonando las inversiones en las líneas ferroviarias normales/convencionales, utilizadas por el 95% de las personas que usan el tren”, afirma este colectivo.

Considera que la Alta Velocidad ha consumido grandes inversiones públicas, tiene un gran impacto ambiental y energético, y ha contribuido al “aislamiento de infinidad de zonas rurales”. Esta concepción del transporte se aleja, según recalca, del papel de prestación de servicio público, de vertebración del territorio y de reequilibrio territorial que debe jugar el ferrocarril.

“La progresiva disminución de servicios en los municipios de menos de 20.000 habitantes está contribuyendo directamente a su desaparición, ya que las personas que viven en ellos necesitan desplazarse para acceder a servicios de primera necesidad como la educación, la sanidad o las consultas a profesionales de todo tipo”. Igualmente, avisan de que dichos servicios de transporte resultan fundamentales para que las mujeres que sufren violencia de género puedan “tener una vía de salida del entorno en el que sufren este maltrato, así como acceso a servicios y recursos de diverso tipo”.

La emergencia climática, la movilidad sostenible y la recuperación de líneas

Además, apunta la Coordinadora que “no podemos olvidar que vivimos en una situación de emergencia climática en la que el ferrocarril es una pieza clave en la imprescindible descarbonización del transporte”. “La apuesta por un errado modelo basado en la carretera y en el automóvil ha debilitado un sistema ferroviario normal/convencional y electrificado, que hoy debería jugar un papel central en la lucha climática. Es prioritario centrar esfuerzos en el trasvase al ferrocarril de mercancías y personas que hoy son transportadas por carretera”.

Con todo ello, entre sus propuestas se encuentra el “rediseño de las ciudades” y aglomeraciones urbanas para priorizar un sistema de movilidad basado en los desplazamientos a pie, en bicicleta, en tren y en otros modos de transporte público colectivo; una nueva oferta de servicios de las empresas ferroviarias públicas; el establecimiento de criterios sociales, especialmente en el medio rural, para combatir la reducción y eliminación progresiva de los servicios de transporte ferroviario, causa fundamental de la despoblación y el aislamiento; y garantizar el acceso universal al tren a todas las personas usuarias, tanto en términos de asequibilidad, como mediante la eliminación de las barreras que impiden el acceso a trenes y estaciones.

También piden la recuperación de los trenes nocturnos suprimidos, y en general, de todas las líneas cerradas “de acuerdo a una propuesta de servicios que atienda las necesidades de conectividad territorial”, así como nuevas redes de trenes de cercanías, protección de las empresas públicas ferroviarias con compensaciones que permitan abaratar el precio de los billetes, la paralización de los procesos de privatización del transporte por tren y un ferrocarril público con "empleo público de calidad, estable y con derechos laborales”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats