Bomberos de Albacete denuncian que no pudieron combatir el incendio de Yeste hasta pasadas 48 horas

Los Bomberos del SEPEI durante la rueda de prensa este miércoles en Albacete.

Son Bomberos de la provincia de Albacete, dependientes de la Diputación, y hoy han querido mostrar su malestar en público por lo acontecido en el incendio forestal de Yeste. Han esperado unos días desde que el incendio, que ha arrasado 3200 hectáreas en los términos municipales de Yeste y Molinicos, se extinguiera para aclarar por qué no trabajaron en la extinción del fuego desde el minuto uno. Dicen que de no se les utilizó “como debería”. De hecho no se les dejó participar hasta pasadas 48 de que el fuego se declarase, cuando son los que más cerca estaban del lugar ya que existe un parque del Servicio de Protección y Extinción de Incendios (SEPEI) en el municipio de Molinicos. “Nos estuvimos ofreciendo durante dos días para colaborar en cualquier tarea que nos dijeran, pero se nos dijo que no éramos necesarios”, explica Francisco Javier Alcázar del Parque de Bomberos de Hellín.

La competencia la tiene la Consejería de Agricultura, que gestionaba las labores de extinción de incendio desde el Puesto de Mando Avanzado, y su decisión, dicen, hizo que los Parques de Bomberos de la provincia tuvieran “los camiones en las cocheras” mientras las llamas seguían avanzando. “Si no lo entiendo yo, menos lo entienden los vecinos”, se lamenta un bombero forestal. Por eso han querido contar que ellos sí se prestaron voluntarios, sí estaban dispuestos a trabajar en las labores del incendio, pero no fueron movilizados.

Cuando por fin se les requirió, tal y como narran, su tarea fue la de prevenir que el fuego no llegara a algunas de las pedanías que tenían más cerca las llamas. No fue hasta el domingo, según Alcázar, que pudieron trabajar de forma activa luchando contra el fuego en un flanco “que se daba por perdido” y que comprende a las aldeas de Torrepedro, Las Quebradas y Los Collados. “Allí nos hicimos fuertes (…) y el domingo el frente que, en teoría iba a llegar a Molinicos en un par de días, quedó detenido”, explica el bombero de Hellín.

No se han querido aventurar a decir si su inmediata participación habría evitado la pérdida de tantas hectáreas ahora calcinadas por el fuego, pero creen que su participación es indispensable. “Somos fundamentales. ¿Cómo se puede decir que no hacemos falta cuando somos fundamentales y excelentes en el trabajo?” se preguntaba Miguel Uclés, bombero de Vigo y presidente del colectivo que los representa a nivel nacional.

Uclés ha denunciado que lo sucedido en Albacete, dejando al margen a los Bomberos Forestales, “no es una casualidad ya que ha pasado en Galicia y en Doñana”. Por eso advierte de que van a seguir exigiendo reponsabilidades. “Hemos perdido una riqueza fundamental. Eso es inadmisible y no vamos a seguir permitiéndolo”, sentencia.

Errores por falta de una Ley de Coordinación para los incendios de la región

Ellos califican este proceder, que los deja fuera de las actuaciones pese a ser el recurso más cercano, como un error en la gestión de los incendios en toda Castilla-La Mancha. Damián Soriano, bombero del Servicio de Extinción de Cuenca, en el parque de Motilla del Palancar, y que ha acompañado a los Bomberos albaceteños este miércoles asegura que, a pesar de que fueron varias las veces que se ofrecieron desde Motilla, se les requirió el lunes 31 y el inicio de otro fuego en Campillo de Altobuey, también en Cuenca, hizo que tuvieran que volverse.

Situaciones como las vividas por estos bomberos se podrían evitar, dicen, con una Ley de Coordinación de Servicios de Prevención, Extinción de incendios, Salvamentos y Cuerpos de Bombreos de Castilla-La Mancha con la que se eviten “errores” como los de la gestión del incendio de Yeste. Castilla-La Mancha es una de las pocas regiones que a día de hoy no cuenta con un marco legal que sirva de pauta para actuar en incendios a lo largo de su territorio y que “hubiera solucionado buena parte de los problemas que se han dado en este incendio y las deficiencias que hemos tenido, se habrían solventado”, explican los bomberos forestales.

Ahora recaban apoyos por toda la provincia a través de una campaña en internet a la que se han sumado unas 1700 personas, entre miembros del propio SEPEI y vecinos de Albacete. En esta campaña cuentan que se les "ninguneó" desde el primer momento en el incendio de Yeste y que son una parte más de los afectados por él.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats