Castilla-La Mancha reservará el 30% de las ayudas para prevenir la Dependencia a las zonas despobladas

Mayores combatiendo la losa de la soledad, con otros mayores

El Gobierno de Castilla-La Mancha reservará, en 2022, un 30% de las ayudas para los servicios de prevención y promoción de la autonomía personal de las personas mayores, a las zonas más despobladas de la región. 

Es la principal novedad de la convocatoria para el próximo año que hoy ha anunciado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, tras la celebración del Consejo de Gobierno.

La convocatoria de servicios de prevención y promoción de la autonomía personas de los mayores, conocida como 'SEPAP MejoraT' se adelanta este año en el tiempo “tras el compromiso con el Tercer Sector”, explica la consejera, para que puedan estar operativos en el primer trimestre de 2022. 

Tendrá el próximo año una inversión de 6,3 millones de euros, es decir, medio millón de euros más respecto a 2021. El incremento busca no solo completar los programas que se pusieron en marcha entre mayo y septiembre de este año sino incrementar el número de plazas. 

Habrá 240 plazas para la promoción de la autonomía personal y otras 40 destinadas a la prevención dirigidas a mayores en riesgo de dependencia, bien por su avanzada edad o bien por padecer alguna enfermedad neurodegenerativa como Parkinson, Alzheimer o Esclerosis Múltiple.  

Este programa comenzó en el año 2016 con una inversión de 1,4 millones de euros que ha crecido hasta llegar a los 6,3 millones que tendrá en 2022. Llegara a 6.360 personas, a través de 4.560 plazas, centradas en la promoción de la autonomía personal, con ayuda de psicólogos, logopedas, fisioterapeutas o de la terapia ocupaciones, entre otras.

Después, habrá otras 1.800 para prevención, en cuyas tareas trabajan 129 equipos con 429 profesionales y llegará a 294 municipios de la región, de los que el 70% se encuentran en las zonas más despobladas. Se trata de un servicio itinerante que, según la consejera, busca “prevenir la dependencia y promover la autonomía personal, retrasando situaciones de dependencia”. 

Desde 2016, Castilla-La Mancha es la única comunidad autónoma que presta el servicio de forma integral. “La sacamos fuera de centros de mayores, de viviendas tuteladas, de residencias o centros de día. Se mueve a través de los ayuntamientos y también llega a los propios hogares”, explicaba. 

Estas ayudas están dirigidas a mayores de 65 años o con grado de Dependencia 1 y son gestionadas a través de los servicios sociales, en colaboración con los ayuntamientos y el Tercer Sector. 

Ayudas a entidades privadas de iniciativa social

De idéntica manera se ha procedido con otro expediente, que también se adelanta en su convocatoria, y que se refiere a la que subvenciona a entidades privadas de iniciativa social para el cuidado de personas con discapacidad.

En 2022 se invertirán 56 millones de euros, 3,6 millones más respecto a 2021. “Es una convocatoria significativa para el Gobierno regional porque permite mantener una de las redes públicas más importantes del país, a través de viviendas de apoyo, de los Centros de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual Grave (CADIG), centros ocupacionales, centros de día o centros atención temprana”, decía la consejera. 

En total están dirigidas a 194 entidades de iniciativa social que atienden a personas con discapacidad y a más de 10.000 familias. Se financian 99 recursos de día, con 3.345 plazas y 123 centros residenciales con 1.418 plazas. Además, son 45 centros de atención temprana y desarrollo infantil que llegan a 6.000 familias con niños y niñas con dificultades de aprendizaje.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats