La portada de mañana
Acceder
La alcaldesa de Marbella adjudicó otras dos obras al “testaferro” de su hijastro
Médicos residentes que trabajan más de 30 horas: “Se viven situaciones extremas”
OPINIÓN | 'Un par de principios', por Antón Losada

La compraventa de viviendas aumentó en febrero en la región bastante menos que en el país

Foto: EFE

Si el año comenzó mal en el mercado de la vivienda de Castilla-La Mancha, con una reducción en enero del 3,9% en la compraventa de viviendas respecto al mismo mes de 2014 mientras crecía en el conjunto del estado un 9,6%, no se puede decir que el mes de febrero mejore sustancialmente. Según los datos publicados por el INE, a partir de los ofrecidos por los Registros de la Propiedad, si bien el mes de febrero de 2015 en la región se experimentó un incremento en las transmisiones de un 8,6%, queda lejos del crecimiento nacional que ha sido del 15,5%.

En concreto en Castilla-La Mancha se transmitieron 1.025 viviendas, de las cuales 928 eran libres y tan sólo 97 con régimen de protección pública, tendencia que ya se dio en 2014. Las viviendas usadas transmitidas fueron 729 frente a 296 de obra nueva, una proporción que mejora la que se produjo el ejercicio anterior.

Continúa la atonía de 2014

En 2014 según el INE la compraventa de viviendas se incrementó en España en un 2,2%, la primera subida en cuatro años; sin embargo en Castilla-La Mancha, lejos de recuperarse, se produjo un descenso del 12,62% respecto a 2013. Solo La Rioja, con un descenso del 25,1%, tuvo peor resultado que nuestra comunidad en toda España.

Fueron 12.384 las transacciones de viviendas registradas este año en Castilla-La Mancha frente a 14.173 el anterior. La proporción entre viviendas libres y protegidas se mantuvo prácticamente invariable, en torno al 10% protegidas por 90% libres, constatando así que la vivienda con protección pública acusa especialmente el descenso de demanda por el difícil acceso a la financiación de las entidades bancarias y la supresión de ayudas públicas a los compradores, sin que ello signifique que haya descendido la necesidad de este tipo de viviendas si atendemos a la estadística del Registro de Demandantes de Vivienda con Protección Pública, con más de 27.000 inscritos en la región.

Por otra parte, si bien en 2013 la relación entre viviendas transmitidas usadas y nuevas era pareja en nuestra región, en 2014 se apreció un descenso acusado en las ventas de viviendas nuevas que hizo que supusieran sólo el 39% del total.

La venta de vivienda nueva fue un 32,52% menor en 2014 que en 2013, lo que en parte se explica porque a efectos estadísticos el INE considera vivienda usada la que tiene más de dos años y las que han pasado a manos de los bancos como consecuencia de promociones fallidas. Por el contrario la transmisión de vivienda usada es el único dato positivo, ya que se incrementó en un 7,8% en 2014.

Las bajadas de precio, tanto en vivienda usada como nueva, y las promociones de los bancos para dar salida a su stock no consiguieron animar el mercado por el difícil acceso al crédito, especialmente en una región donde el desempleo permanece en niveles muy elevados con especial incidencia entre los jóvenes.

En definitiva, ausencia de motivos para el optimismo, ni para hablar por ahora de recuperación en el mercado de la vivienda, al menos en Castilla-La Mancha.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats