Denuncian la becerrada de Valmojado por posible vulneración de las normas de los actos taurinos

Captura de un vídeo de Pacma de la becerrada en Valmojado (Toledo).

La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) interpuso el pasado viernes 26 de agosto una denuncia administrativa ante la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por una posible vulneración de la normativa vigente en materia de espectáculos taurinos en la polémica becerrada de Valmojado. El evento se realizó en agosto de este año en la localidad toledana y su "crueldad" fue denunciada por el partido animalista PACMA en un vídeo con gran repercusión en las redes sociales.

PACMA responde al Ayuntamiento publicando un vídeo "más duro aún" de la becerrada de Valmojado

La ANPBA considera "ilegítimo" que el becerro fuera apuntillado (mientras era sujetado por las orejas por "varios aficionados") cuando seguía en pie. Así, la asociación considera que se vulnera la prohibición "expresa" establecida en el artículo 80 del Reglamento de Espectáculos Taurinos, Real Decreto 145/1996, que prohíbe "apuntillar [a la res] antes de que caiga".

Además, la asociación señala que uno de los becerros todavía mostraba "movimiento palpebral", es decir parpadeaba, después de haberle cortado las orejas, "señal indicativa de que el animal seguiría vivo, consciente y sintiendo el dolor de la amputación". En este caso, el becerro, según ANPBA, estaba imposibilitado para moverse "dada la tetraplejía ocasionada por haberle clavado en la nuca el puñal de apuntillar.

La organización ha querido también incidir en las "barbaridades", además de las presuntas actuaciones contrarias a Derecho, como las estocadas atravesadas propinadas a los "jovencísimos animales", "con asomo de medio estoque por el costillar de las desdichadas víctimas o el degüello de un becerro que vomita grandes bocanadas de sangre (hemoptosis)."

En su denuncia, ANPBA indica que, según la normativa vigente, los aficionados pueden "lidiar" a los becerros pero nunca "estoquearlos", y, "por supuesto", tampoco apuntillarlos ni cortarles las orejas y el rabo. La asociación ha aportado un Informe oficial del Ministerio del Interior (Secretaría General Técnica) relativo a la interpretación correcta del artículo 25, letra 'e', del Reglamento de Espectáculos Taurinos, que regula las becerradas.

Así, el organismo se une a la demanda que exige a la Junta de Comunidades que "ponga en marcha" la maquinaria administrativa para aclarar los hechos ocurridos en la becerrada de Valmojado y se puedan así depurar las posibles responsabilidades de los hechos. Cabe recordar que el Ayuntamiento de Valmojado aseguró que el evento estaba regulado y era "serio".

Etiquetas

Descubre nuestras apps