El día a día de las trabajadoras del hogar: "En el mismo pack quieren que seas enfermera, cocinera y limpiadora"

FOTO: Europa Press

Este sábado, 30 de marzo, se celebra el Día Internacional de los Trabajadores de Hogar, un colectivo altamente feminizado (se estima que el 89% de estos trabajadores son mujeres y en su mayoría de origen extranjero) y en el que las condiciones laborales siguen siendo una asignatura pendiente. La realidad y los datos muestran que, a día de hoy, uno de cada tres trabajadores de hogar no están dados de alta en la Seguridad Social.  Es también el único empleo en nuestro país que no genera derecho a ninguna prestación por desempleo y el único en el que se puede despedir sin alegar causa alguna.

Los datos, debido a la alta tasa de trabajadores sin cotizar, son confusos. Se estima que en esta provincia la cifra real de trabajadoras del hogar ascienda a las 6.000 personas frente a las alrededor de 4.000 que están registradas en activo, con contrato y cotización.

Elucilda es un ejemplo de ello. Durante los últimos 30 años — tiene 58– se ha dedicado exclusivamente a este sector. “Unas veces sin papeles”, especialmente al principio, y con los años ha ido obteniendo contratos. En estas tres décadas ha sacado adelante a sus hijos trabajando, incluso, jornadas maratonianas.  “Te contratan, te pagan 700 y pico euros, te aseguran, pero estás interna, trabajando de día limpiando y cocinando y por las noches sin dormir cuidando a los ancianos”.

Su historia es algo común en el sector.  “Nos tienen como cuidadores– se lamenta– pero no nos pagan para eso. Se aprovechan y en uno hacen todo”.

Como ella, en el mismo oficio, también en Albacete,  Gregorio describe la misma situación: “En el mismo pack quieren meter que seas enfermero, cocinero, limpiador”. Él lleva 10 años dedicándose por completo al sector en el que, asegura, siempre ha estado trabajando con contrato.

Gregorio además se ha enfrentado a los prejuicios. En un sector feminizado, se ha encontrado con familias que, de entrada, no ven bien que sea un hombre quien realice la labor de trabajador del hogar. “No vivo discriminación pero sí recelo”, añade.

En común tienen ambos que el régimen de cotización de este sector los deja sin derecho a paro una vez que les despiden. Algo que sufre hoy Elucilda, y que supone uno de los motivos por los que este domingo miembros del sector se manifestarán, a mediodía, en la Puerta del Sol para reivindicar la igualdad de derechos con el resto de trabajadores.

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2019 - 12:57 h

Descubre nuestras apps

stats