El personal estatutario (PEAC) de Atención Primaria pide la dimisión de Emiliano García-Page

Emiliano García-Page en el Consejo de Gobierno

La asociación profesional de médicos y enfermeros PEAC (Personal Estatutario Atención Continuada) del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha solicitado este miércoles la dimisión del presidente de Castilla-La Mancha y del consejero de Sanidad, Jesús Fernández.

"Consideramos que tanto por sus análisis del problema, como por sus actitudes y gestos, como por los resultados obtenidos frente a la pandemia COVID-19, ha quedado invalidado para seguir gestionando esta crisis"

Estos profesionales sanitarios se suman así a las críticas del Colegio de Médicos de Albacete que ayer censuró las palabras del presidente castellanomanchego durante su intervención en las Cortes regionales en las que, según la interpretación de este colectivo “el día 2 de mayo tuvimos que escuchar a Emiliano García-Page animando a denunciar a los profesionales que hayan alzado la voz denunciando la falta de material y a los jefes de servicio que han pedido ayuda". 

Algo que, además, ha propiciado que el Partido Popular haya solicitado la reprobación del presidente. 

Hoy el colectivo PEAC de la región sostiene que "aun considerando la complejidad, novedad, y gravedad de esta crisis sanitaria, desde el principio García-Page ha mostrado una actitud irresponsable de menosprecio de la situación y de desprecio de los trabajadores públicos".

Primero, dicen, "ante el cierre necesario y pertinente de los centros educativos de nuestra comunidad para un mejor control de la pandemia, se permitió injuriar públicamente a los trabajadores de la educación, profesores y maestros, considerando por su cuenta y riesgo que todo obedecía a un deseo de estos de cogerse vacaciones", algo por lo que el presidente regional ha pedido disculpas en más de una ocasión, al última el sábado en el Parlamento regional.

Posteriormente, añaden, "y no siendo capaz de gestionar la gravedad y las consecuencias de la crisis sanitaria, ni garantizar el material de protección necesario, ni los test diagnósticos que se hacían imprescindibles, ha culpado de algunos de estos hechos a los profesionales sanitarios, o ha manifestado contra toda evidencia que esas carencias no eran ciertas".

Este colectivo recuerda que "han sido demasiados los sanitarios mal protegidos que han fallecido en nuestra comunidad en su lucha contra la COVID-19 para que pasemos por alto su actitud" porque, sostienen, "se ha permitido adoptar, en un país democrático, una actitud de amedrentamiento y censura hacia las quejas expresadas por los profesionales sanitarios, con el objetivo de que las carencias denunciadas no salieran a la luz pública".

También afean al presidente regional que "no se le han conocido durante esta crisis gestos claros y rotundos de apoyo y compasión hacia unos trabajadores sanitarios que se estaban jugando la vida y muriendo en su lucha contra la pandemia" y por último, apuntan, "se ha permitido invitar y convocar en las Cortes a la denuncia de los trabajadores sanitarios como forma de desviar la responsabilidad de su mala gestión. Unos profesionales que a lo largo de toda esta crisis han puesto su vida en riesgo en todas sus jornadas de trabajo, y han afrontado su misión asistencial desprovistos del material de protección básico y de instrumentos diagnósticos imprescindibles". 

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2020 - 12:53 h

Descubre nuestras apps

stats