La Facultad de Comunicación de la UCLM cumple una década: "Nadie daba un duro... y es la historia de un éxito"

Ángel Luis López Villaverde

La Facultad de Comunicación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), ubicada en el campus de Cuenca, cumple este año su décimo aniversario. Desde que nació en 2010, entonces como Facultad de Periodismo, ha multiplicado su alumnado y profesorado y se ha consolidado como el único centro de enseñanza universitaria en la región donde se imparte el Grado de Periodismo y el de Comunicación Audiovisual, además del doble grado de ambas titulaciones. Para hacer balance de esta década charlamos con su actual decano, Ángel Luis López Villaverde, que expone el significado que ha tenido la facultad para la ciudad de Cuenca, cómo ha ido evolucionando la misma en este tiempo y las demandas que considera que harían seguir potenciándola.

Pregunta: Empezó como secretario en la inauguración de la facultad en el año 2010 y desde hace cuatro es el decano de la misma. ¿Qué balance hace de esta primera década?

Respuesta: Una facultad en la que estás desde un principio y ahora mismo está bajo tu dirección es casi como un hijo más, y hablar de los hijos es complicado. Pero también es ver lo bueno, lo malo y lo regular. Lo que sí es cierto, fuera de bromas, es que es una facultad que ha tenido un éxito con el que nadie contaba. Cuando se inició hace diez años y se puso periodismo aquí, que vino un poco de rebote porque no era el plan inicial de la Junta y además estaba a punto de desaparecer el único diario de papel que había entonces -en Cuenca-, en una región además que era la que tenía peor índice de lectura de periódicos, nadie daba un duro. Sin embargo cada año hemos ido subiendo la matrícula de alumnos, hemos pasado de 60 a los más de 460 que hay en la actualidad, y se está consolidando la plantilla de profesorado.

Del Grado de Periodismo pasamos a tener también el Grado de Comunicación Audiovisual y el doble grado. Además hay un perfil de estudiantes que vamos siguiendo y que nos marca que buena parte de ellos vienen de fuera de Castilla-La Mancha, sobre todo los de Periodismo. Más de una tercera parte y en algún curso casi el 40% son de fuera de Castilla-La Mancha, buena parte de ellos de Andalucía o la Comunidad Valenciana pero también de otras partes del país. Eso significa que a Cuenca viene a estudiar gente de fuera de la provincia y de la región, que viven aquí, se llevan el recuerdo de haber estudiado en esta ciudad y también otros se acaban quedando. Es una facultad donde el acceso y el trato con los profesores es más directo. Es fruto de un trabajo bien hecho de todos y aunque tenemos que mejorar muchas creo que es la historia de un éxito.

¿Se han organizado o se han preparado actividades de cara a celebrar este décimo aniversario?

No, no se ha pensado. No llegamos a celebrar la graduación de la séptima promoción en junio. Dijimos entonces que a ver si para septiembre u octubre podíamos hacerlo y evidentemente no se puede hacer. A ver cómo evoluciona todo, cuando termine el curso podría ser una buena ocasión. En cualquier caso, para entonces yo ya no estaré de decano, estoy en un tiempo de descuento que se debe a que no se han celebrado las elecciones a rector a tiempo y aunque las de decano no tienen nada que ver con esa en el calendario van después. Mientras no se celebran las primeras no se celebran las segundas. Ojalá que para final de curso se pueda celebrar algo.

De momento bastante tenemos con que estamos celebrando las clases presenciales, y que todos los profesores y alumnos hemos cogido con gran interés pero también con prevención y guardando todas las medidas de seguridad. De hecho la mayor parte de nuestras clases se dan en el edifico de enfrente, en la Politécnica, porque hay aulas más grandes que permiten mayor separación. Nos hemos ido adaptando a las circunstancias para conseguir la máxima normalidad. Si un alumno comunica que ha mantenido contacto algún caso positivo de COVID sigue las clases a través de Microsoft Teams mediante un sistema de videoconferencia.

En 2010 nació como Facultad de Periodismo y actualmente es la Facultad de Comunicación. ¿Qué impacto ha tenido la implantación del Grado de Comunicación Audiovisual y el doble grado y como se han conjugado ambos estudios?

Hasta 2018 solo se estudiaba Periodismo. Ese año empezó un curso en el que se podía estudiar Comunicación Audiovisual pero haciendo en realidad primero de Periodismo con las asignaturas que eran comunes porque estábamos a la expectativa de que la ANECA aprobara los estudios. Se aprobó y en 2019 los que habían realizado ese primer curso se adaptaron ya al plan de estudios establecido. Ahora mismo es tercero de Comunicación Audiovisual el curso más avanzado, y doble grado. No ha salido todavía ninguna promoción y no sabemos cómo será el futuro de estos alumnos, Lo que sí sabemos es que había una demanda muy grande en la región. 

Hace cinco años, cuando solo se impartía Periodismo, de cada diez alumnos seis eran chicas y cuatro eran chicos. Ahora se ha dado la vuelta, hay más chicos que chicas en Periodismo, pero en Comunicación Audiovisual esa diferencia es muy grande. Merece un estudio sociológico, forma parte de los estereotipos de la universidad española. En Periodismo se ha roto, parecía que era un estudio más propio de chicas y ahora se ha dado la vuelta. Está muy bien que se vayan cambiando tendencias y rompiendo algunos estereotipos. 

Hasta que no veamos cómo termina Comunicación Audiovisual no veremos si tiene éxito profesional. Si tiene éxito en cuanto a demanda. Y sobre Periodismo, que va por la séptima promoción, creo que hasta ahora ha tenido bastante más éxito que el que auguraban quienes decían que no tenía futuro. Tenemos contactos con empresas muy diversas de todas las comunidades autónomas. Aquí se habla en todos los acentos, por parte de alumnos y profesores.

El profesorado se ha ido consolidando, eso sí, con una precariedad que es fruto de la precariedad de la universidad española, de la del mercado laboral en España y que está llevando a que algunos catedráticos o profesores titulares que se jubilan sean sustituidos por profesores asociados o ayudantes doctores. En esta facultad, como lleva pocos años apenas se han jubilado profesores, se está incorporando gente muy joven y se está rompiendo una tendencia que se denuncia mucho en la universidad española que es la endogamia. Aquí cada vez que sale una convocatoria de plazas hay profesores de cualquier universidad española, incluso algunos de fuera de España y que ganan esa plaza porque tienen un currículum impresionante. Nos gustaría que la universidad española apostara por un profesorado más estable y por la mejora de las condiciones laborales, que se ha ido precarizando.

¿Qué necesita la Facultad de Comunicación de la UCLM en Cuenca actualmente?

Si seguimos creciendo al ritmo que lo estamos haciendo, el año que viene cuando haya cuarto de comunicación audiovisual y doble grado superaremos los 500 estudiantes. No cabemos. Sospecho que la pandemia va a durar un tiempo y que el curso que viene tengamos que empezar también con alguna cautela, aunque espero que no tan estrictas como esta. Imagínenos que volvemos a una situación prepandemia y que podemos meter a los alumnos sin esta separación, ni aún así cabríamos. Ni haciendo grupos de mañana y tarde.

Cuando se creó esta facultad nació en un edificio provisional, de hecho estamos en un aulario polivalente, con la promesa de que íbamos a tener un edificio nuevo. Ese edificio nuevo con la crisis económica se quedó pospuesto pero recuero que el actual rector -Miguel Ángel Collado-, en la anterior campaña electoral y cuando no teníamos otro grado, prometió que iba a hacer un nuevo edificio sin que se lo pidiéramos, porque no teníamos ese problema de espacio. Bueno pues ahora ha llegado el momento en el que necesitamos ese espacio y creo que se ha olvidado. Espero que haya savia nueva al frente de la universidad.

El único candidato que hasta ahora ha dado el paso -Julián Garde-, que era vicerrector hasta el año pasado, espero que suponga una renovación de la UCLM. Creemos que el actual rector se va a presentar pero todavía no lo ha hecho explícito. Espero que haya un cambio y se vayan mejorando una serie de cuestiones en el ámbito docente que creo que hay que mejorar. Quizás en otros, como en el ámbito de la investigación o en el de estudiantes, se ha hecho un trabajo relativamente bueno. Espero que con Julián Garde eso cambie. No lo digo como decano, es una opinión personal y esto no vincula a nadie porque en mi facultad hay distintos criterios. Los cargos de los centros no los nombra el rector, es el propio centro con sus mecanismos que son mejorables pero tienen autonomía. Es evidente que hay un clamor para cambiar ciertas cosas, aun reconociendo las cosas que se han hecho bien.

¿Cómo ve la facultad dentro de otros diez años?

Me gustaría que siguiera el mismo trato humano que hay. Dentro del crecimiento, que soy partidario de limitarlo en lo sucesivo, a lo mejor no hay que aumentar tanto el número de alumnos sino adaptarlo a lo que verdaderamente podemos ofrecer para tener una enseñanza de calidad. Me gustaría también que hubiera un profesorado más estable y que esta facultad fuera ya una facultad de cierta referencia en el ámbito de la comunicación, que pudieran venir los egresados y expusieran sus experiencias más a menudo de lo que ya lo están haciendo. Que consideren que esta ha sido su casa, como es la casa de los ciudadanos de Cuenca y de la Región, uno de los elementos que más me ha interesado fomentar. 

Hacemos presentaciones, exposiciones o debates que interesan al conjunto de la sociedad. Nos interesa también que los alumnos participen en actos públicos que se hacen en distintos ámbitos institucionales y que la facultad abra sus puertas y que también la ciudad abra sus puertas a la facultad. Me gustaría que ese modelo se consolide y se conozca en otras partes. No sé si estaré de profesor o me habré jubilado pero me gustaría que no perdiera ese contacto humano y el acceso a recursos técnicos que no tienen otras facultades. Pero también me gustaría reducir la precariedad, mejorar el espacio y algunas cuestiones que tienen que ver con una inversión que quizás se ha ido improvisando sobre la marcha. Al principio es más difícil planificar pero ya con el poso que tenemos de diez años podemos ir planteando necesidades a medio plazo. En definitiva, me gustaría que la consolidación que ya creo que ha conseguido la facultad diese otro paso adelante y sea mucho más conocida en la Región y fuera de ella.

Etiquetas
Publicado el
16 de octubre de 2020 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats