La portada de mañana
Acceder
Investigación - Los pagos en metálico a inspectores del Banco de España
Entrevista - Isabel Rodríguez: "El Gobierno no es un coro donde pueda haber solistas"
Opinión - Ginebra y filosofía, por Elisa Beni

El Juzgado rechaza la denuncia de un pequeño pueblo de Guadalajara para desahuciar a una familia

Fachada de la vivienda

No habrá desahucio en Selas, un pequeño municipio de 18 habitantes enclavado en la comarca de Molina de Aragón, en Guadalajara. El Juzgado de Instrucción número 1 de Molina ha desestimado la denuncia interpuesta, en enero, por el Ayuntamiento de Selas contra Juan Julián Muñoz y María del Carmen Romero, vecinos de este municipio por el conflicto que mantienen en torno al arrendamiento de la vivienda, de propiedad municipal, en la que habita la pareja desde 1994.

Un pueblo de 18 habitantes ordena el desahucio de una familia por las “termitas” del edificio en el que residen

Un pueblo de 18 habitantes ordena el desahucio de una familia por las “termitas” del edificio en el que residen

La sentencia con fecha de 2 de mayo da la razón a los vecinos demandados al entender que el contrato de alquiler con el Consistorio sigue vigente hasta agosto de 2018, porque su renovación se produce anualmente. Un argumento, que contraviene la postura del Ayuntamiento, que alegó en el juicio, sin poder probarlo, que el acuerdo era mensual. El demandante pretendía demostrar con ello que el contrato expiró en diciembre de 2017, para que el desahucio contra los inquilinos pudiera llevarse a cabo de forma inmediata por incumplimiento de contrato.

Sin embargo, según recoge el documento jurídico para apoyar su rechazo a la orden de desahucio, el contrato se prorrogó antes de que los vecinos fueran advertidos, en octubre de 2017 por el Consistorio, de que no renovaría el acuerdo: “El contrato se prorrogó el 17 de agosto de 2017 hasta el 17 de agosto del año 2018, con independencia de los pagos que la demandada hubiera o no realizado; por lo que en estas condiciones, se impone la desestimación íntegra de la demanda”

Romero asegura a eldiarioclm.es que “estoy feliz, porque he logrado que se reconozca nuestro derecho y lucha para poder vivir en esta casa hasta que acabe el contrato en agosto y no tener que dejarla antes”. Acerca de su futuro en Selas, afirma que “me encantaría permanecer en el pueblo cerca de mi familia, pero, no confío en que el Ayuntamiento renueve el contrato por más tiempo”.

El veredicto supone 'de facto' la paralización del desahucio de los dos vecinos, cuyo lanzamiento estaba previsto para el próximo 17 de mayo. Además, la sentencia supone la obligación al Ayuntamiento de asumir las costas del juicio, celebrado el pasado 25 de abril en Molina de Aragón e informa al demandante de su derecho a recurrir el fallo en un plazo de 20 días. 

En declaraciones a este medio, Félix Martínez, alcalde de Selas afirma que respeta la sentencia judicial y que el Ayuntamiento está valorando si recurre el fallo  o inicia otra demanda.

Etiquetas
Publicado el
11 de mayo de 2018 - 14:03 h

Descubre nuestras apps

stats