El protocolo para menores trans se ha activado ocho veces desde su implantación

Europa Press

El protocolo de actuación dirigido a los menores trans se ha activado ocho veces desde su implantación en Castilla-La Mancha. Así lo ha señalado la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, antes de iniciar una nueva comisión de seguimiento del mismo con representantes de asociaciones, y de las consejería de Sanidad y Educación. "Fundamentalmente", se han producido en el ámbito educativo, especialmente en los inicios de los períodos de escolarización.

"Sobre todo en septiembre, algunas familias que ya aceptaban la situación de sus hijos e hijas trans han venido a pedir información para saber cuál es la manera en que deben actuar y activar también las medidas de normalización", explicó Martínez, quien señaló que se debe a que el colegio es un factor relacionado con la convivencia con otros menores. "Tenemos que seguir trabajando. Hemos dado los primeros pasos, pero todavía queda recorrido por transitar, sobre todo en el plano de la sensibilizacion social", afirmó la directora del IMUJ.

En este sentido, Martínez recordó que el compromiso político "en general es fuerte y sólido", pero que todavía se debe seguir avanzando socialmente para que la situación de las personas transgénero "no parezcan anómalas" sino algo normal, que es parte de una sociedad avanzada. "No podemos dar un paso atrás", explicó. Por eso, celebró que es una "gran satisfacción" la convocatoria de la comisión, que ya se ha producido en el resto de las provincias, para valorar los distintos casos que se han encontrado y también la aplicación del protocolo.

"Estamos trabajando intensamente en la formación y ahondando en lo que dicen los representantes de las familias, no sólo intensificando el protocolo", explicó. Araceli Martínez recalcó que la realidad de las personas transgénero puede parecer "desconocida" en ocasiones y por eso es necesario para los profesionales que conozcan cómo debe ser el acercamiento y la intervención social con estos menores, de modo que suponga un factor de normalización en la sociedad. "Somos conscientes de que en demasiadas ocasiones nos enfrentamos a perjuicioso y estereotipos de género que no facilitan la inclusión de las personas trans, y en este caso de los menores", explicó.

Por eso, aseguró que el compromiso es "importante" no sólo en la formación sino también en dar visibilidad y en luchar contra las manifestaciones que se hacen en público que "cuestionan o llegan a denominar como infelices" a los menores transgénero. "Tenemos que prender que la diversidad sexual ni es pecado ni es problema, sino que es un elemento de enriquecimiento social que siempre ha existido", explicó. Por eso, lamentó que "rara es la semana" en la que no llegan quejas por comentarios o acciones de corte transfóbico al Instituto de la Mujer.

Jesús María Izquierdo, de la organización Familias Trans*formando, ha celebrado que se haya puesto en marcha el protocolo del Instituto de la Mujer, ya que hasta esta legislatura "no había nada en este aspecto". "Es fundamental porque el principal problema que nos encontramos es el desconocimiento", aseguró.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2018 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats