El PSOE de Castilla-La Mancha celebra el Congreso de la “tranquilidad” y cerrando filas con García-Page

Emiliano García-Page en el XII Congreso Regional del PSOE

Carmen Bachiller


0

Se respiraba optimismo en el hotel Beatriz de Toledo. Unas 1.000 personas participan este fin de semana en el XII Congreso Regional del PSOE de Castilla-La Mancha. “El congreso de la tranquilidad”, decía el ex presidente José Bono a su llegada, pero también el de una nueva etapa en una España que mira hacia la “recuperación justa que llegue a todos los territorios”, según el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños y con la vista puesta en el futuro, el de los jóvenes, apuntaba la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez.

En los primeros compases de este congreso, el de la “fuerza de Castilla-La Mancha”, según reza el eslogan, que se prolongará hasta mañana domingo, se ha puesto el foco en el legado de José Bono, José María Barreda y el actual presidente regional y secretario general del PSOE, Emiliano García-Page. Y en ese recordatorio, la palabra más repetida ha sido “orgullo”.

El número 2 del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida al Congreso que revalidará el liderazgo de García-Page al frente del partido. Sin fisuras. La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, presidenta del Comité Federal del del PSOE lo dejaba claro en su intervención. “Emiliano, eres el principal referente en el partido y en la región. Cerremos filas, todos y todas con nuestro secretario general”.

Antes, el secretario de Organización hablaba del “pasado intacto” del partido, de “40 años de honradez”, frente a un PP que “aún no sabe si Cospedal le da orgullo o vergüenza”. El nombre de la que fuera presidenta de Castilla-La Mancha ha sido uno de los más recurrentes durante la mañana. No así el de su sucesor al frente de los ‘populares’ de la región, Paco Núñez, que no ha sido citado.

Sergio Gutiérrez ha apostado por ganar la confianza ciudadana frente a la crispación y por ser un partido “de la estabilidad frente a la ocurrencia y de la sensatez frente al infantilismo” de la oposición. La palabra “orgullo” salía a colación por primera vez en la sesión matinal, en la que se ha repetido en varias ocasiones.  

El Congreso está presidido por Blanca Fernández, portavoz del Gobierno regional, que ha sido la encargada de moderar los discursos iniciales (ha habido nueve en total) que han terminado alargando la agenda una hora más de lo previsto.

En el tono de las intervenciones políticas ha primado el optimismo y hasta la relajación por momentos, hasta el punto de que Blanca Fernández bromeaba con García-Page al tomar al tomar la palabra: “Soy presidenta por un día. Jefe, a ver si me voy a acostumbrar…”

Ha sido la encargada de dar la bienvenida al líder de los empresarios regionales, Ángel Nicolás; a los secretarios generales de CCOO y UGT, Paco de la Rosa y Luis Manuel Monforte; y a otros líderes sindicales presentes en la reunión, desde UPTA a SATSE, además de saludar a otras entidades como Cruz Roja o EAPN.

Fernández ha señalado al Gobierno de España como “cómplice y muy cercado a los intereses que defendemos desde Castilla-La Mancha” y ha calificado al PSOE como “un  partido ciertamente rebelde”, con un presidente para el que “lo primero es la lealtad a la ciudadanía”.

Durante la mañana se han repetido los momentos de recuerdo a las personas fallecidas durante la pandemia. De hecho, el presidente regional pedía un minuto de silencio a los presentes.

Uno de los momentos más emotivos ha sido la emisión de un vídeo con los socialistas que han muerto en los últimos meses, entre ellos Jesús Fernández Vaquero, el que fuera presidente de las Cortes regionales, hombre fuerte del PSOE de Toledo y mano derecha de García-Page al que se ha brindado un largo aplauso. Su viuda, Manoli Maqueda ha subido al escenario para agradecer “el cariño” de la familia socialista durante los últimos meses. “Yo pagué las ausencias, pero él fue feliz”.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, que accedía después al escenario se ha centrado en defender el papel de los ayuntamientos en calidad de vicepresidenta de la FEMP y por eso, decía, “es de justicia” la reparación, ahora que tanto se habla de financiación, de “la mayor deuda histórica que tiene la democracia española es la deuda con los ayuntamientos de este país”.

Ha abogado por abordar “definitivamente” la financiación autonómica local porque “es urgente”, dirigiéndose a la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez. Ha apostado por una segunda descentralización, limitando competencias de cada administración“ además de negociar ”conjuntamente“ la financiación local como la autonómica. ”Es imprescindible que tengamos autonomía y financiación local revisada“.

En el turno de los agentes sociales, tanto Ángel Nicolás, presidente de CECAM, como Paco de la Rosa, secretario regional de CCOO como Luis Manuel Monforte, secretario regional de UGT, se han referido a la necesidad de apoyar el diálogo social.

Aunque Nicolás no ha mencionado la reforma laboral, sí lo han hecho desde los dos sindicatos. “Tenemos que acordar”, decía de la Rosa. “Hay que derogar la reforma laboral, ya”, sugería Monforte.

Después ha sido el turno de los ministros Isabel Rodríguez y Félix Bolaños para pasar prácticamente sin descanso al informe de gestión por parte de García-Page que ha sido aprobado por aclamación. El cónclave socialista sigue durante la tarde en distintas mesas, ya a puerta cerrada.

Este domingo está prevista la intervención del secretario general del PSOE regional, Emiliano García-Page al que acompañará en la clausura Santos Cerdán, secretario de organización del PSOE.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats