La supervisora de enfermería de urgencias del hospital de Toledo, la última en presentar su dimisión

Urgencias del hospital "Virgen de la Salud", Toledo. Foto oficial

La supervisora de enfermería de urgencias del 'Virgen de la Salud' de Toledo ha decidido marcharse ante las condiciones que le ha ofrecido la gerencia para ejercer su trabajo, condiciones que ha considerado lejos de ser aptas para atender dignamente a los pacientes.

Mientras el gobierno regional dice que la sanidad está en un nivel muy alto, una profesional más ha decidido dejar su puesto ante la incapacidad de llevar a cabo su servicio con el nivel mínimo por los recortes realizados. Concretamente la dimisión se hizo efectiva en la mañana del jueves 16 porque se han habilitado nuevos boxes para atender a pacientes en los servicios de urgencias a partir de las obras realizadas en los últimos tiempos en el centro, pero no se ha contratado más personal, por lo que los mismos trabajadores tienen que dar respuesta a muchos más pacientes. Esta sanitaria advirtió de los problemas que estaba habiendo en el servicio a la gerencia pidiendo que se contrataran más personal para poder trabajar, petición rechazada por la gerencia ya que "esto es lo que hay".

Estas tensiones han hecho que la supervisora considere que la atención sanitaria es más importante que su propio puesto y haya decidido marcharse como protesta a una gerencia más preocupada de cosas triviales que de atender a los pacientes.

Cristina Granados, la nueva gerente del centro desde hace menos de dos meses, ya ha conseguido ganarse las críticas de la mayoría de trabajadores del hospital con las primeras medidas tomadas desde que está en el cargo. Entre ellas están el realizar unas obras en el centro cuando no lo conoce al haber llegado recientemente al mismo y que han ido destinadas a esconder los pacientes que hay en los pasillos, ya no esperando cama sino hospitalizados como tal.

Así, ya dejan de ser noticia las muertes en el hospital que se producen en los propios pasillos, la última ocurrida el pasado miércoles. Principalmente son pacientes de avanzada edad y geriátricos a los que no se les da una cama en el centro, simplemente se dejan hospitalizados (que no a la espera de cama, sino que esa es su cama) en los pasillos, en un lado del mismo, esperando que se estabilice su estado para darles el alta. Cuando en el centro 'Virgen del Valle', que es donde suelen ir los pacientes geriátricos, no tiene camas (que es algo habitual ya que el centro tiene numerosas zonas cerradas), se les deja en los pasillos.

Desde la propia gerencia se cita que ahora hay más medios para atender a los pacientes, pero se olvidan de que los medios necesarios no son sólo técnicos y de espacios sino también humanos, de nada sirve habilitar más espacios si no hay personas que lo gestionen.

No obstante el SESCAM ha mencionado mediante nota de prensa que la dimisión de esta profesional se debe exclusivamente "a motivos personales", y que nada tiene que ver con la falta de medios. Tanto el PSOE como los miembros de las asambleas por la sanidad pública, mencionando las propias palabras de la sanitaria, confirmaron que lo hacía por la falta de medios.

Etiquetas

Descubre nuestras apps