La portada de mañana
Acceder
Europa da pasos hacia la 'gripalización' de la COVID
ERC mantiene su rechazo a la reforma laboral y acusa al Gobierno de dar largas
Opinión - 'Crónica escéptica de la guerra sobre Ucrania', por Rosa María Artal

Tierra de Viñedos y la Interprofesional han recorrido Castilla-La Mancha difundiendo la trascendencia del sector vitivinícola en la región

Un momento de la presentación en Tomelloso. OIVE

La Fundación Tierra de Viñedos y la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) han recorrido la región a lo largo de los últimos meses presentado un exhaustivo informe sobre el trascendente papel del sector vitivinícola castellanomanchego en diferentes ámbitos, no sólo el económico sino también el social y cultural: ‘La relevancia económica del sector vitivinícola en Castilla-La Mancha’ elaborado por Analistas Financieros Internacionales.

El vino desde diferentes perspectivas en las jornadas gratuitas de formación online de la Fundación Tierra de Viñedos

El vino desde diferentes perspectivas en las jornadas gratuitas de formación online de la Fundación Tierra de Viñedos

Tomelloso (Ciudad Real), Albacete, Madridejos (Toledo) e Iniesta (Cuenca) han sido los escenarios que han acogido esta presentación y donde se ha ido desgranando un informe necesario porque, en palabras de la directora de la Fundación Tierra de Viñedos, Diana Granados, “veíamos fundamental presentar con datos reales la importancia que tiene el sector vitivinícola en la región”.

Durante estas presentaciones se ha puesto de manifiesto la importancia de contar con este completo estudio porque “es importante saber lo que somos como sector y estos datos nos permiten saber dónde estamos y los retos que debemos afrontar. Este tipo de información sectorial es el primer paso para el desarrollo del pan estratégico que desde OIVE estamos trabajando", según señalaba Ángel Villafranca, presidente la Interprofesional, durante la presentación oficial en Tomelloso.

Durante estas sesiones se han puesto sobre la mesa las grandes cifras del sector del vino pero también de su trascendencia para fijar población al territorio y su potencia como elemento turístico. Así destaca que casi la mitad de la superficie de viñedo española y más del 6% de la mundial con más de 456.000 hectáreas dedicadas a este cultivo está en Castilla-La Mancha y es la comunidad líder en superficie destinada al cultivo ecológico en España.

En cuanto a la economía, el sector aporta más de un 4,6% del PIB de Castilla-La Mancha, y presenta un saldo positivo en su balanza comercial, que se sitúa, de media, por encima de los 770 millones de euros anuales en el último lustro y contribuye a la dinamización de la economía en la región con un valor añadido bruto superior a los 1.700 millones.

En todas las presentaciones, se ha destacado la importancia de la actividad vitivinícola para la fijación de población al territorio, lo que es clave en una región con abundantes municipios poco poblados (más del 40% de los municipios de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo tienen menos de mil habitantes), y en la que el viñedo es fuente de actividad para más de 79.700 viticultores registrados.

En términos de empleo, en el informe se especifica que el sector ayuda a generar y mantener más de 42.770 empleos directos, indirectos e inducidos en la economía castellanomanchega, de entre los cuales se estima que emplea a más de 20.000 profesionales de manera directa (empleos equivalentes a jornada completa). Dentro de la cadena de valor del sector vitivinícola destaca el peso económico de la actividad vitícola, que da soporte al cultivo y mantenimiento de las extensas plantaciones de vid que alberga la región y que ayudarían a mantener más de 12.000 puestos de trabajo equivalentes a jornada completa, así como a generar más de 497 millones de euros de VAB.

Además, destaca la relevancia que tiene unirlo al turismo para fomentar el enoturismo ya que, según datos de ACEVIN, en 2019 las cuatro rutas del vino con las que cuenta Castilla-La Mancha recibieron más de 60.200 visitantes.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, destacaba en Tomelloso que estos datos son posibles “gracias al esfuerzo de todos, de trabajadores campo, los viticultores, bodegas particulares o los que llevan nuestro vino a todos rincones del mundo. De ellos presumimos y es la clave” y apelaba como ya lo ha hecho en otras ocasiones a la necesidad de avanzar en el embotellado en el vino, porque es ahí donde “hay valor añadido para esta tierra”.

También conocer la realidad da la posibilidad de señalar los retos y poder diseñar el futuro. Emilio Ontiveros, presidente de AFI, señalaba durante una de las sesiones que “el sector tiene ante sí la oportunidad de redoblar el esfuerzo en I+D+i e impulsar programas formativos para el desarrollo de habilidades comerciales ligadas al sector, que den soporte a las estrategias de comercialización y posicionamiento internacional de los vinos elaborados en la región. Existe margen de mejora para ampliar las capacidades en investigación e innovación aplicadas, para que estén más acordes con la importancia económica que tiene el sector vitivinícola en Castilla-La Mancha”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats