Usuarios y trabajadores del AVE en Castilla-La Mancha piden implantar el teletrabajo: “Trenes llenos, sin distancia y la gente comiendo”

Tren AVE en Cuenca

elDiarioclm.es


0

La Asociación de usuarios del AVE de Cuenca se exige al gobierno central que implante “con urgencia” el teletrabajo mientras dure la pandemia. “Teniendo una Ley del Teletrabajo desde hace unos meses, los usuarios del AVE apoyan implantar el modelo de manera generalizada, modelo que permite compatibilizar economía y salud, ayudando a frenar la sexta ola”.

La Alta Velocidad, "clave" en la lucha contra la despoblación

La Alta Velocidad, "clave" en la lucha contra la despoblación

“Estamos viviendo un momento especialmente delicado dentro de la pandemia. La variante Ómicron ha disparado la incidencia acumulada hasta por encima de los 3.000 casos por cada 100.000 habitantes, y subiendo cada día y la Navidad no ha hecho nada más que acentuar esta mala tendencia”, argumentan.

Y se fijan para hacerlo en la decisión tomada por otros países como Reino Unido, Bélgica, Suiza o Portugal. Lamentan que en España “no sólo no se ha implantado el teletrabajo, sino que ni siquiera se ha recomendado, algo que sorprende teniendo en cuenta la coyuntura actual en la que nos encontramos”, a pesar de que, sostienen que fue una de las medidas “más efectivas” para frenar la expansión del virus.

“En la experiencia como viajeros cabe citar que con el modelo presencial, los trenes van llenos y sin guardar la distancia de seguridad, y en muchas ocasiones hay gente que come en el interior de los vagones, con el riesgo de contagio que eso supone en un lugar tan cerrado y con la poca distancia entre personas”.

También apunta a la venta a bordo que sugieren, “también ayuda a este último punto. Un servicio que no se realizó durante muchos meses y que ahora, con los contagios al alza, debería suspenderse, limitando la consumición de comida y bebida al vagón-restaurante”.

Aseguran que entre los trabajadores que se desplazan a diario “existe miedo de contraer el virus y trasladarlo a la unidad familiar, por lo que, expresan, el teletrabajo es un modelo básico que se ha demostrado que es la herramienta principal para frenar la expansión del virus”. Creen también que el teletrabajo también “ayudaría a minimizar las concentraciones laborales y conseguiría frenar el aumento continuo de bajas laborales que estamos sufriendo, y por lo tanto ayudar a la maltrecha economía de las empresas”.

Cinco sindicatos también lo reclaman en Toledo: 41 bajas por COVID

A esta reivindicación se suma este lunes la de cinco de los seis sindicatos de Atento-Toledo (CCOO, STAS, STC, UGT y CSIF, todos salvo USO) que denuncian “la gestión irracional de la empresa ante el aumento exponencial de contagios por COVIDy estudian medidas de presión para reclamar más teletrabajo”. 

Explican que toda la plantilla estuvo teletrabajando hasta el pasado 9 de noviembre, cuando todos volvieron al trabajo presencial y la mayoría devolvió los equipos facilitados por la empresa. Desde entonces, con la aparición de la variante Ómicron se ha ido disparado el número de contagios -desde el 24 de diciembre hasta el pasado viernes ha habido 41 trabajadores/as de baja por COVID-, lo que llevó a los sindicatos a plantear a la empresa la necesidad de volver a generalizar teletrabajo. 

“Hemos tenidos reuniones con la dirección de nuestro centro de trabajo y también reuniones telemáticas con el departamento central Relaciones Laborales, pero no han servido de nada. Han rechazado todas nuestras propuestas”, denuncian los sindicatos.  

“Se negaron a ampliar al máximo el teletrabajo diciendo que solo tenían 20 equipos disponibles -cosa asombrosa, porque devolvimos seis veces más- y que la Ley impide que los trabajadores utilicen sus propios equipos”.

A esto añaden que también “se negaron a introducir criterios lógicos para priorizar el teletrabajo de las personas que forman parte de grupos de riesgo. Se negaron a hacer turnos rotatorios para evitar agravios… Lo único que aceptan, para eliminar esos agravios, es que todos volvamos al trabajo presencial”.

 Actualmente hay 120 personas trabajando de forma presencial y 80 teletrabajando. “Las sesenta que no habían devuelto los equipos a la empresa, ya fuera por despiste o porque no se lo habían pedido, y otras veinte agraciadas en un supuesto sorteo del que ni siquiera informaron al comité”, detallan.

“Debería tenerse en cuenta la salud de todos/as y no sólo de 80, seleccionados además sin ninguna razón lógica, ni sanitaria ni de equidad” y aseguran que la situación está generando “agravios y mucho malestar”, frente a lo que está previsto eliminar por completo el teletrabajo a finales de mes. “Dan por hecho que en los próximos quince días el COVID va a desaparecer”.

CCOO, STAS, STC, UGT y CSIF están estudiando posibles movilizaciones, que activaremos con la intensidad que llegado el caso sea necesaria.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats