Castilla y León cierra la hostelería y los centros comerciales y suspende las visitas a residencias desde el viernes

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. EFE/R. García/Archivo

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este martes el cierre total de la hostelería y la restauración desde las 00.00 horas del próximo viernes, una medida que ya adelantó elDiario.es la pasada semana. En una nueva convocatoria de rueda de prensa sin preguntas, denominada "declaración institucional" por parte del Gobierno autonómico, Fernández Mañueco ha precisado también otro tipo de "decisiones difíciles pero necesarias" analizando la evolución de la pandemia "en unión de política y ciencia". En un Consejo de Gobierno extraordinario se ha acordado además el cierre de centros y parques comerciales y establecimientos de más de 2500 metros  con acceso directo e independiente del exterior y quedará abierto comercio minorista con las actuales medidas de aforos y aquellos comercios de venta de bienes de primera necesidad.

También quedarán cerrados los centros para la práctica de actividad física en interiores y estará prohibida la asistencia a eventos deportivos que no se celebren al aire libre y se suspenden las visitas en centros de mayores y menores salvo excepciones que el presidente no ha especificado.

Las medidas, que entrarán en vigor desde la media noche de este viernes, están sujetas a ratificación judicial y estarán en vigor durante al menos 14 días.

Aunque el confinamiento domiciliario está en la agenda del Gobierno es una medida que se resiste a aplicar por sí mismo y opta a que sea el Gobierno nacional el que afronte la decisión. El anuncio realizado ayer por el presidente de Asturias, el socialista Adrián Barbón, que ha plantado cara al ministro de Sanidad, Salvador Illa, pidiendo el confinamiento de su Comunidad deja en una situación comprometida a Fernández Mañueco. La incidencia acumulada en Asturias es de 416 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que Castilla y León dobla esos datos con 828 casos por cada 100.000. Sin mencionar el confinamiento domiciliario, Fernández Mañueco ha apuntado que no es posible "ir más allá" de lo que permite el estado de alarma por lo que ha pedido al Gobierno de España que "asuma la responsabilidad" y que "bajo el control parlamentario correspondiente" tome las medidas que requiere la situación. Ha reclamado además la "máxima coordinación" entre administraciones y ayudas a sectores productivos con extensión de los ERTE y aumento del periodo de carencia de los créditos ICO.

En este sentido, ha informado también de "un principio de acuerdo con el Consejo del Diálogo Social" con 73,5 millones de ayudas para el empleo, especialmente para el sector de la hostelería, que tendrá accesos a medidas financieras de "interés cero" y dos años de carencia puesto que "ha cumplido con las medidas de seguridad. Es necesario, ha dicho "limitar al máximo los contactos sociales por comportamiento natural de las personas" y hay que afrontar "medidas duras pero necesarias".

Fernández Mañueco ha hecho además un llamamiento a la responsabilidad individual para contener la incidencia del virus. Aunque Castilla y León ha realizado confinamientos a lo largo de todo el verano, no ha conseguido detener la expansión la COVID-19. Ha recordado que los datos sobre la transmisión en Europa, España y Castilla y León "son alarmantes desde mediados de octubre", donde los positivos, ingresos y muertes "crecen exponencialmente". En Castilla y León, la pandemia afecta a "todo el territorio" y "con igual virulencia en zonas urbanas", por lo que la situación es de "riesgo extremo".

"Está en juego la vida de muchas personas. Estamos con una presión asistencial nunca antes conocida en atención primaria, emergencias y centros hospitalarios. Seguiremos adoptando nuevas medidas", ha advertido.

Etiquetas
Publicado el
3 de noviembre de 2020 - 10:20 h

Descubre nuestras apps

stats