El conseller de Interior mantiene al director general de los Mossos que nombró Junts

El conseller de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, en el pleno del Parlament del 2 de junio de 2021.

No habrá cambios de calado en los Mossos d'Esquadra con la llegada de Joan Ignasi Elena a Interior. El nuevo titular de la conselleria, independiente aunque cercano a ERC, mantiene en el cargo al director general de la policía nombrado la pasada legislatura por Junts, Pere Ferrer. La continuidad de Josep Lluís Trapero como major se daba por descontada y Elena no se ha planteado en ningún momento un relevo, confirman fuentes de la conselleria que por primera vez asume ERC.

El puesto de director general de la policía es uno de los más sensibles de la conselleria. Es el director político del cuerpo y por encima solo tiene al conseller, lo que le convierte en su escudo o en un cortafuegos cuando se avecina o se vive una crisis. El propio Ferrer puede dar cuenta de ello: asumió el cargo dos semanas antes de los disturbios de la sentencia del procés después de que su antecesor, Andreu Martínez, se hartara de las críticas del entonces president Quim Torra a las actuaciones de los Mossos.

Según fuentes de Interior, Elena ha valorado la "experiencia" de Ferrer para ratificarle en el cargo, si bien es habitual que cada conseller nombre a un director general de la policía propio al inaugurar mandato. Al margen de los responsables operativos de los Mossos -Trapero- y Bombers -David Borrell- solo se mantiene en el cargo respecto la anterior legislatura el director general de Agentes Rurales, Marc Costa, que ahora pasa de depender de Agricultura a Interior.

En cambio el resto de áreas políticas de la conselleria tendrá nuevos titulares. De la dirección general de Protección Civil sale Isabel Ferrer y entra Mercè Salvat, con dilatada experiencia en la administración catalana y que hasta ahora era gerente de las empresas que dependen del Servicio Catalán de Salud. Más veteranía aún traerá Joan Delort, que ha desarrollado toda su carrera en la seguridad pública y que ha sido nombrado director de los Bomberos. La dirección general de Tráfico la ocupará Ramón Lamiel, exgerente del Instituto de Personas con Discapacidad del Ayuntamiento de Barcelona.

La veteranía se compensará con nuevos cuadros de la administración catalana: la politóloga Sònia Andolz será directora general de Administración de la Seguridad, la psicóloga Alba Afageme será asesora seguridad y políticas de género, y el exdiputado José Rodríguez será el responsable de relaciones institucionales. Está previsto que todos los nombramientos aparezcan en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) de este martes.

Con este equipo Elena pilotará una de las carteras más complicadas del Govern y una de las fijaciones de la CUP, socio parlamentario del Ejecutivo de Pere Aragonès. Entre las carpetas a abordar, el uso de balas de 'foam' parte de los antidisturbios y su participación en desahucios, dos de las condiciones de la CUP para la investidura de Aragonès. La intención de Elena es intentar generar el máximo consenso posible en ambos asuntos, sabiendo que son cuestiones sensibles, y que haya debate parlamentario sobre estos temas pero evitando el toma y daca partidista. El nuevo conseller ya ha tenido la primera conversación telefónica con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2021 - 20:37 h

Descubre nuestras apps