Federalistes d'Esquerres presenta el federalismo como tercera vía "real" para evitar la ruptura

El acto de presentación de Federalistes d'Esquerres. (Foto: Cristina Palomar)

¿Hay espacio en Cataluña para acomodar una opción política alternativa al independentismo y al centralismo uniformizador que evite la ruptura con España? Un grupo de intelectuales catalanes agrupados en la asociación Federalistes d'Esquerres está convencido de ello, y hoy ha organizado en el Ateneu Barcelonès el primero de sus actos públicos en defensa del federalismo con un éxito de público tan inesperado que ha desbordado a los organizadores.

Con el título Cataluña-España: hablemos, Manuel Cruz, catedrático de Filosofía de la UB; Carme Riera, escritora y catedrática de Literatura de la UAB, Joan Botella, catedrático de Ciencia Política de la UAB y José Antonio Zarzalejos, periodista; han analizado en una mesa redonda moderada por la periodista Milagros Pérez Oliva como se ha llegado a la situación actual de choque de trenes y han defendido la solución del federalismo como tercera vía "real" ante los "defensores del statu quo" y "el ruido y la ilusión" del derecho a decidir.

Los ponentes han coincidido al identificar la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut y las presiones políticas que la precedieron como el detonante de las aspiraciones independentistas actuales y del creciente convencimiento social de la ruptura con España como única solución. Según Botella, "el punto de inflexión fue la sentencia del Constitucional porque se basó en el principio de la desconfianza para cargarse el Estatut y esto llevó a los catalanes a pensar: hemos hecho las cosas como las teníamos que hacer y ha acabado todo muy mal". A este argumento, Zarzalejos ha añadido que "el lazo emotivo con la Transición ya no funciona porque Cataluña tiene el porcentaje más elevado de población nueva que no votó la Carta Magna" y lamentó la "falta de empatía" de España con el hecho catalán. "Las asimetrías sientan bien en España", ha recordado mientras Riera lamentaba la situación de desventaja de la lengua catalana.

La incapacidad de los partidos políticos clásicos españoles a la hora de dar una respuesta en positivo al conflicto dada su herencia jacobina, y la utilización de los medios de comunicación públicos catalanes para transmitir el mensaje de que la única salida posible es la independencia, han sido ambos reproches constantes durante el debate. "Hay un movimiento, un magma formado por diferentes entidades, que está sustituyendo el papel de los partidos y, además, hay una gran volatilidad de las propuestas políticas, que caducan a gran velocidad", lamentaba Cruz, mientras que Riera comparaba el enfrentamiento Cataluña-España con un partido de fútbol entre el Barça y el Real Madrid por la "visceralidad" del discurso.

A pesar de un panorama tan poco alentador, tanto Cruz como Botella se han mostrado convencidos de que en Cataluña hay una gran mayoría partidaria del federalismo y que se esconde intencionadamente. "Mi sospecha es que los federalistas son mayoría, pero no encuentro ni medios de comunicación ni partidos que lo transmitan. Hay un gran vacío entre un grupo de gente muy bien organizado y una pequeña minoría que defiende el status quo" remarcó Botella, mientras que Cruz defendía la opción federal como "una vía política transitable ante el ruido y la iluminación alusión del derecho a decidir".

En el acto organizado por Federalistes d'Esquerres -una asociación surgida el año pasado para defender el estado federal que reúne gente de diferentes sensibilidades políticas- han asistido más de 500 personas, muchas de ellas dirigentes del PSC, de la extinta Ciutadans pel Canvi y de ICV-EUiA. Las tres salas habilitadas para seguir la puesta de largo oficial de la entidad han quedado pequeñas y los organizadores han tenido que instalar una televisión en el mismo patio del Ateneu porque mucha gente se ha quedado en la calle.

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2013 - 23:06 h

Descubre nuestras apps

stats