Joan Herrera, desde el congreso de Syriza: "Necesitamos una respuesta más allá de los partidos"

Joan Herrera (ICV), durante su intervención en el congreso de Syriza.

La coalición de izquierdas griega Syriza celebra esta semana un congreso en Atenas que debe servir para que las formaciones que integran la alianza renuncien a sus siglas y se constituyan en un solo partido. A esta unión aspiran -salvando las distancias- partidos catalanes como ICV o EUiA, que han acudido como invitados al congreso para "conocer más de fondo la experiencia exitosa" de la coalición dirigida por Alexis Tsipras y, una vez de vuelta a Cataluña, "construir un frente amplio y unitario de izquierdas que pueda hacer frente a las políticas de austeridad". Así se expresaba Joan Herrera, colíder de ICV, en una breve entrevista telefónica desde Atenas.

Los contactos para constituir una hipotética Syriza catalana hace tiempo que se producen entre las formaciones catalanas, pero Herrera reconoce que todavía están "en el primer estadio". Sobre todo en comparación con la coalición griega, que ya se acerca, según las últimas encuestas, al primer partido Nueva Democracia, y que durante el actual congreso, del 10 al 14 de julio, fusionará la gran mayoría de siglas que la conforman. En este sentido, Herrera considera que, en el ámbito catalán, "en estos momentos nadie debe renunciar a lo que es, pero sí que las respuestas a la situación de emergencia actual deben ir más allá de los partidos".

Herrera explica que durante el congreso una de las ideas más repetidas ha sido la de "construir alternativas en los países del sur de Europa" para hacer frente común ante las políticas de austeridad impulsadas por Alemania y por la Troika. Tomando como referente en el caso griego, Herrera alerta: "Debemos hacerlo antes de que nos lo quiten todo, antes de que se consumen los procesos de privatización y de recortes que serán tan difíciles de revertir".

Pero la izquierda catalana cuenta con una gran variedad de actores políticos, algunos más reticentes que otros a la hora de imaginarse un proyecto en común. A los primeros actos que se organizaron para plantear esta Syriza nostrada acudieron miembros del PSC -sobre todo del sector crítico interno Avancem-, de ERC, de sindicatos y personalidades del mundo académico. El gran reto sin embargo sería atraer a formaciones al alza como la CUP, o ver cuál sería el encaje con una iniciativa como el Proceso Constituyente, puesto en marcha por la monja Teresa Forcades y Arcadi Oliveres, un movimiento que también pretende servir de paraguas para las alternativas de izquierdas. En relación a estos últimos, Herrera asegura que se trata de un "proceso de confluencia", y que no compite ni sustituye la oferta existente, sino que "se suma a ella".

Las elecciones al Parlamento Europeo, "primera oportunidad"

De cara a articular una alternativa política a las medidas neoliberales abanderadas por la canciller Angela Merkel, el colíder de ICV considera que las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán el próximo 2014, son una buena "primera oportunidad" para buscar esta confluencia. "La sociedad catalana, sobre todo la clase trabajadora, forma parte de una corriente histórica del sur de Europa que no comulga con las políticas de austeridad y que debe establecer un proyecto radicalmente diferente", expresa.

Su propuesta, que ya anunciaron a finales de mayo, pasa por una candidatura amplia que aglutine a formaciones de izquierdas como Izquierda Unida, EUiA, Compromís o la CUP. Se distancia, de esta manera, de partidos como el PSC y el PSOE, que han dejado de ser alternativa, a su juicio. "La socialdemocracia, también la europea, ha renunciado a las alternativas económicas: sólo hay que ver en el caso español el comisario Joaquín Almunia", afirma.

En cualquier caso, el proyecto de una Syriza catalana no se ha traducido todavía en ninguna declaración concreta. Falta ver también cómo se intentará tejer alianzas con los movimientos sociales, un factor clave, según Herrera, para conseguir "articular una expresión política conjunta". Ya en el primer acto que pretendía poner esta alianza sobre la mesa, un encuentro organizado por la Fundación Nous Horitzons, se dejó claro que sin los movimientos sociales no se podrá avanzar. Ante este planteamiento, Herrera sentencia que "no basta con la aritmética parlamentaria, también hay la de la calle, pero sólo con la calle tampoco es suficiente".

Etiquetas
Publicado el
12 de julio de 2013 - 00:40 h

Descubre nuestras apps

stats