La portada de mañana
Acceder
Las 14 universidades privadas que incumplen los requisitos para seguir siéndolo
Borrell: "Los populistas de derechas europeos pierden una referencia con Trump"
Opinión - Iglesias se marca un triple, por Esther Palomera

El fiscal esgrime la sentencia del Supremo para condenar a Trapero y lo acusa de "poner a los Mossos al servicio del plan secesionista"

Trapero, a su entrada en la Audiencia Nacional

Recta final del juicio contra el major de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la intendente Teresa Laplana y la antigua cúpula política de la conselleria de Interior. El teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, ha acusado al major de "poner a los Mossos al servicio del plan secesionista", y lo ha situado como "autor directo" de un delito de sedición. Para ello ha esgrimido la sentencia del procés del Tribunal Supremo que condenó a los políticos y activistas soberanistas y que Carballo ha mencionado de forma reiterada durante la exposición de su informe final.

Pese a reconocer que el fallo del procés no tiene que comportar la condena automática de Trapero, Carballo se ha esmerado en recordar al tribunal de la Audiencia Nacional que el Supremo sí estableció el marco a la hora de valorar la actuación de los Mossos durante el procés: según el Supremo, el 1-O se plasmó una estrategia diseñada por Trapero, y que el exconseller de Interior Joaquim Forn avaló, para "aparentar" que el "principio de proporcionalidad obligaba a no utilizar la fuerza para cumplir la decisión judicial" de impedir el referéndum.

Carballo ha martilleado una y otra vez de referencias a la sentencia del Supremo sus dos horas de intervención este lunes. "Como dijo el Supremo, se planeó y los aquí acusados permitieron y previeron una confrontación popular con las autoridades del Estado para conseguir la independencia", ha aseverado el fiscal sobre Trapero, el exsecretario general de Interior Cèsar Puig, y el exdirector de los Mossos Pere Soler, para los que pide 10 años de prisión por sedición

El fiscal ha obviado que según el Supremo la estrategia del Govern de Puigdemont no buscaba en realidad la independencia unilateral sino una negociación con el Estado. "No solo omitieron toda actuación tendente a evitar el referéndum sino que contribuyeron poner a los Mossos al servicio del plan sececionista. El concurso de voluntades de los condenados por el Supremo y de los aquí acusados permitió la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre", ha expresado Carballo.

El marco del Supremo es adverso para los intereses de defensa del major, que no obstante durante la vista oral ha cosechado más testigos y pruebas favorables a su enfrentamiento con los líderes independentistas que no de su supuesta connivencia como argumenta la Fiscalía. Con estos mimbres deberá sentenciar el caso la Audiencia Nacional.

Desobediencia y Pérez de los Cobos

Tal ha sido la fijación de los fiscales con la sentencia del Supremo que tras el receso, el fiscal Pedro Rubira ha lanzado una advertencia a los magistrados de la Audiencia Nacional. "Nunca olviden quien es su superior jerárquico", ha lanzado Rubira al tribunal para que condene al major por sedición en línea con el fallo del Supremo.

No obstante, Rubira ha defendido que de no apreciar la sedición el tribunal condene por un delito de desobediencia –que no implicar cárcel pero sí inhabilitación– a los acusados. Entre los motivos para una condena por desobediencia enumerados por Rubira ha sobresalido la petición de no "dejar impune" la actuación de Trapero y el resto de acusados ya que, según ha reconocido, los cuatro procesados actuaron en cualquier caso por "omisión" o "inacción", es decir, sin hacer lo que tocaba.

A criterio de Rubira, Trapero, Puig y Soler intentaron "servir a dos señores", por un lado al independentismo y por el otro la autoridad judicial, pero su "tibieza" al actuar es lo que constituye, según el fiscal, base para una condena por desobediencia. Como ha sucedido a lo largo de la vista, el fiscal ha llegado a situar sin pruebas documentales a Trapero junto al plan secesionista del Govern ya que, en opinión de Rubira, si no hubiera estado de acuerdo hubiera dimitido. "Tácitamente lo aceptaba", ha zanjado Rubira.

El fiscal también ha tenido tiempo para glosar al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, coordinador de los cuerpos policiales el 1-O y recientemente cesado por el Ministerio del Interior por el caso del 8-M. Rubira ha loado la figura del coronel, del que ha destacado que desempeñó "acertadamente y honradamente" su función para impedir el referéndum. El juicio a Trapero quedará visto para sentencia este miércoles.

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2020 - 13:11 h

Descubre nuestras apps

stats