El PSC obtiene su peor resultado

El líder del PSC, Pere Navarro, durante su comparecencia

No hubo milagro anoche para el PSC. El partido liderado por Pere Navarro no sólo perdió ocho diputados en el Parlament de Catalunya y vio su número de escaños reducido a 20, el peor resultado de su historia, sino que, por primera vez retrocedió a la tercera posición al ser superado por Esquerra.

Fue una noche de altos y bajos para el PSC que pasó por distintos estados conforme iba desarrollándose la noche electoral. La angustia provocada por la encuesta a pie de urna de TV3, que atribuía al PSC entre 16 y 18 escaños fue seguida por el alivio que daba los primeros resultados parciales. Pero la última recta del recuento acabó de la peor manera cuando se confirmó que perdería su segundo lugar.

Pere Navarro trató de relativizar, otorgándose premios de consolación: subrayó que el PSC es "la segunda fuerza política en número de votos": su formación obtuvo el 14,46% frente al 13,67% de ERC. Añadió que el resultado obtenido "es mucho mejor que lo que planteaban las encuestas". Además, hizo sobre todo énfasis en el batacazo electoral de Convergència i Unió: "Mas pidió una mayoría pero no la consiguió", dijo. Horas antes, el secretario de organización del PSC Daniel Fernández había considerado que Artur Mas había "fracasado" en su objetivo de "transformar estas elecciones en un plebiscito personal".

La única alegría para el PSC podría venir del Baix Llobregat (especialmente en sus feudos de L'Hospitalet y Cornellà), dónde recuperó el liderazgo comarcal, aunque solamente gracias a la fuerte bajada de CiU, que perdió 13 puntos porcentuales. En comparación, el PSC "sólo" perdió tres puntos.

Como es habitual, obtuvo su mejor resultado (15,43%) en la provincia de Barcelona, la única circunscripción en la que quedó segunda. En cambio, consiguió su peor cifra en la provincia de Girona, con solamente el 10,09% de los votos. Otra mala noticia vino de la ciudad de Lleida, dónde fue rebajado al tercer lugar.

Cómo el PSC afrontará esta nueva situación no quedó claro anoche. Si bien Daniel Fernández consideró que "al PSC le corresponde reflexionar y construir una alternativa creíble", Pere Navarro afirmó que los socialistas tienen "las ideas muy claras" y atribuyó su mal resultado a una mala pedagogía: "Tenemos que continuar trabajando para explicar cuáles son nuestras propuestas, tenemos que mejorar las explicaciones". Navarro reconoció sin embargo que "el resultado no era el que queríamos" pero fue más lejos en la autocrítica, un ejercicio que tendrá que hacer el PSC si mira la evolución de sus resultados en las elecciones catalanas. En 1999, el PSC obtuvo su mejor resultado, 52 escaños gracias a Pasqual Maragall pero ha sufrido una bajada continua desde entonces, perdiendo cada vez más votos en los cuatro comicios siguientes.

Etiquetas
Publicado el
26 de noviembre de 2012 - 00:55 h

Descubre nuestras apps

stats