Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Sandro Rosell pide al juez llegar “hasta el fondo” de la Operación Catalunya para “limpiar” España

Sandro Rosell y Pau Molins a su llegada a los Juzgados de Plaza de Castilla este miércoles

elDiario.es Catalunya

0

El empresario y expresidente del F.C. Barcelona Sandro Rosell ha pedido al juez que llegue “hasta el fondo” en la investigación sobre la Operación Catalunya para poder así “limpiar” España de “tramas político policiales” tras ratificarse en su querella contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo.

Rosell, junto a su abogado Pau Molins, ha acudido este miércoles a los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid para ratificar la querella que interpuso contra Villarejo y otros mandos policiales de la brigada política que anidó en el Ministerio del Interior durante la primera legislatura del Gobierno del PP de Mariano Rajoy.

En su querella, Rosell vincula la ‘Operación Catalunya’ con la causa por la que pasó casi dos años en prisión provisional pero terminó absuelto, en lo que fue uno de los usos más desproporcionados de la prisión preventiva de la historia reciente de España. El empresario considera que el empresario estuvo “en el punto de mira” de esa trama y lo ejemplifica con una reunión, en noviembre de 2012, entre Villarejo y Sánchez-Camacho, entonces presidenta del PP catalán: en ese encuentro, la ahora senadora del PP dio al comisario una lista de personas a investigar por su relación con el independentismo, entre las que estaba el expresidente blaugrana.

Más adelante, a partir de enero de 2014, empezó según la querella una investigación prospectiva contra Sandro Rosell, en la que supuestamente estuvieron involucrados el resto de investigados por el juez: el excomisario Marcelino Martín-Blas, el exinspector Antonio Giménez, el inspector Alberto Estévez y el exagregado del FBI en la embajada estadounidense en Madrid Marc L. Varri.

El abogado de Rosell, Pau Molins, ha asegurado en declaraciones a la prensa que el empresario, “como no podía ser de otra forma, se ha ratificado en la querella”. Según han precisado, el juez Hermenegildo Barrera le ha preguntado a Rosell “por algunas aclaraciones sobre el relato fáctico” que recoge la querella, informa Europa Press.

Este miércoles, el empresario ha ratificado lo que su equipo jurídico plasmó en la querella, y “ha aprovechado para agradecer la valentía que ha tenido este juez de admitir una querella contra la trama de la Operación Catalunya y para animarle para que llegue hasta el fondo”, según ha indicado Molins, y conseguir así “limpiar” las que ha denominado “tramas político policiales corruptas por interés de la propia Justicia española”.

Molins ha explicado que las preguntas de este miércoles han sido “más de carácter técnico” y el empresario “ha ido respondiendo”. Según ha dicho, el juez “le ha pedido a aclaraciones” a Rosell sobre determinados querellados, en referencia a la senadora del PP Alicia Sánchez Camacho, a la juez Carmen Lamela y a varios fiscales mencionados en la querella.

El letrado ha incidido en que Rosell estuvo en prisión por una trama que tenía por objetivo “la lucha contra el independentismo a través de las cloacas del Estado” y de la que el empresario “era absolutamente inconsciente”.

“Esto se efectuaba a sus espaldas y, por lo tanto, él poco puede aportar sobre los hechos. Aquí será muy importante lo que explique el señor Villarejo cuando sea citado a declarar”, ha añadido, al tiempo que ha recalcado que será “interesante” ver si el comisario aporta “datos sobre la existencia de este montaje para luchar ilegalmente contra el independentismo catalán”.

Al hilo, Molins ha insistido en que Rosell “siempre sospechó, estando en prisión, de que esta no era una cuestión jurídica” y ha subrayado que tuvo que “esperar casi seis años para averiguar cuál era la verdadera motivación que se escondía tras su imputación (...) que luego acabó en absolución”.

“Llevamos muchos meses intentando que un juzgado en España atendiera esta investigación. Aportamos suficiente indicios, aunque evidentemente quedan muchísimas incógnitas por resolver. Por eso llevábamos muchos meses detrás de conseguir un auto de admisión. Es la primera querella que se admite por la Operación Catalunya y esperemos que no sea la última”, ha apuntado Molins, al tiempo que ha precisado que hay al menos unas seis querellas más que aún no han sido admitidas.

En este sentido, el abogado ha insistido en que, “si otros perjudicados ven que la Justicia española está por la labor de hacer averiguaciones y llegar hasta el final” es “muy posible” que se sumen a las acciones legales.

Etiquetas
stats