120 positivos en el brote que ha obligado a cerrar la Universitat Politècnica de València tras una fiesta en un colegio mayor

Las pruebas PCR que se están realizando en la Universitat Politècnica de València.

La Universitat Politècnica de València anunciaba a última hora del domingo la suspensión de las clases presenciales en el campus de Vera -al que acuden unos 25.000 alumnos- y el paso de toda la formación a la modalidad on-line, al menos durante una semana y mientras se realizan los rastreos y se comprueba el alcance de los contagios, por los primeros resultados de las PCR realizadas a unos 700 universitarios después de que la pasada semana se detectase un brote de coronavirus que tiene su origen en el colegio mayor Galileo Galilei, una residencia privada de estudiantes con una capacidad para más de 600 estudiantes ubicada en el mismo campus universitario. Hasta el momento, de más de 400 test analizados, se han detectado 120 positivos, tal y como informaba la consellera de Sanidad, Ana Barceló.

La consellera de Universidades, Carolina Pascual, informaba este mismo lunes en una rueda de prensa que ha ofrecido junto al rector de la Politècnica, Francisco Mora, de que la decisión se adoptaba por los "elevados" resultados de las pruebas realizadas hasta la fecha y con el objetivo de "contener la posible expansión de ese brote". Se trata de un escenario "previsto" en el protocolo de contingencia previsto por la universidad, para garantizar la seguridad de los estudiantes.

El brote, que tiene su origen en varias fiestas universitarias que se han desarrollado las pasadas semanas en la residencia, afecta no sólo a estudiantes de la Politècnica, sino también de la Universitat de València, el CEU Cardenal Herrera o la Católica de València: "Cuando tengamos todos los datos, comunicaremos a cada universidad cuál es la situación y se tomarán las decisiones correspondientes en cada caso", explicaba Pascual.

Mora, por su parte, apuntaba que se va a aplicar el código de honor de convivencia de la Universitat Politècnica a aquellos alumnos que hayan actuado con irresponsabilidad, iniciando los expedientes informativos que corresponda. La investigación afectará sólo a los estudiantes, "hay que resaltar que la mayoría del alumnado actúa de forma responsable", y no con el colegio mayor, "es una entidad privada independiente, por lo que nosotros no tenemos ninguna capacidad sancionadora".

Sobre posibles sanciones, Pascual ha incidido en que es la Conselleria de Justicia a la que compete el aplicar posibles sanciones en este u otros casos. "El campus es seguro", ha recalcado el rector de la Politècnica para destacar el comportamiento ejemplar de los estudiantes y lamentar la sensación de "vergüenza" que dejan los vídeos de este tipo de fiestas.

La consellera de Universidades ha dejado en manos de Sanidad la última decisión sobre cuándo se podrán retomar las clases presenciales.

Etiquetas
Publicado el
5 de octubre de 2020 - 11:22 h

Descubre nuestras apps

stats