Casado da un revés a Bonig incluyendo a Vicente Betoret en su ejecutiva y también al 'verso suelto' César Sánchez

Isabel Bonig y Vicente Betoret.

Pablo Casado ha socavado un poco más el poder de Isabel Bonig al frente del PP de la Comunitat Valenciana a cuenta del reparto de cargos de su nueva ejecutiva. De este modo los dos valencianos que más responsabilidades asumirán dentro del nuevo organigrama popular serán Vicente Betoret, que será el nuevo secretario de Política Provincial, y César Sánchez, secretario de Transparencia; en un cargo más de segundo fila estará Miguel Barrachina, que será el secretario de Revolución Digital.

Vicente Betoret -que en un primer momento apoyó a María Dolores de Cospedal-ha sido uno protagonista de uno de los momentos que a Bonig le han causado más tensión interna dentro del PP valenciano, ya que quiso aspirar a la dirección provincial contra la candidata próxima a la presidenta, Mari Carmen Contelles. Betoret formó parte del equipo provincial de Alfonso Rus y sucedió a este cuando cayó por su investigación en casos de corrupción; así Betoret quiso mantener su cargo provincial mientras que Bonig apostó más por la actual portavoz popular en la Diputación de València.

Tras escandalosos enfrentamientos en público, sin que Bonig pudiera imponer la paz, Génova optó por dar un puñetazo sobre la mesa e instaurar una gestora que se acordó en junio de 2017 y que todavía està en vigor más de un año después.

César Sánchez, presidente de la Diputación de Alicante, se ha consumado como un verso suelto dentro del PP valenciano. Una de las últimas muestras fue el mostrarse también proclive a Cospedal ante las primarias del PP, uns actitud que chocaba con la pretendida neutralidad de Bonig, así como también del presidente provincial alicantino, José Císcar. No obstante en el sprint final del congreso del PP Sánchez se decantó por quien iba a ser el ganador, Pablo Casado, aunque el presidente de su provincia, Císcar apostó por Soraya Sáenz de Santamaría.

También apostó por la derrotada Miguel Barrachina, el presidente del PP de Castellón, quien ha conseguido un cargo aunque de perfil menor siendo así la cuota valenciana 'sorayista'. Además de todos los anteriores hay que sumar como vocales a Begoña Carrasco (portavoz del PP en el ayuntamiento de Castelló); a los candidatos valencianos que cayeron en primera ronda, José Manuel García-Margallo y Elio Cabanes. Además están como miembros natos la propia Bonig, por ser presidenta del PPCV, y Esteban González Pons, portavoz del grupo del PP en el Parlamento Europeo.

Tanto Betoret como Sánchez (así como Bonig y González Pons como miembros natos) repiten en la directiva, y a ellos hay que sumar a Barrachina; pero caen dos piezas de peso dentro del PP valenciano como és la número dos de Bonig, Eva Ortiz, y José Císcar, dirigentes muy cercanos a Bonig con los que también pierde influencia en el nuevo PP de Pablo Casado.

Etiquetas
Publicado el
26 de julio de 2018 - 18:02 h

Descubre nuestras apps