García-Escudero amenaza a Carles Mulet: Si se vuelve a “exceder” el presidente del Senado actuará “con el máximo rigor”

El presidente del Senado, el popular Pío García Escudero

EFE / eldiariocv

Valencia —

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha advertido este miércoles por carta al senador de Compromís Carles Mulet que si vuelve a protagonizar actuaciones “que exceden lo tolerable” en una sesión plenaria aplicará las previsiones del Reglamento de la Cámara “con el máximo rigor”.

García-Escudero ha remitido una misiva al senador valenciano a instancias de la Junta de Portavoces y la Mesa del Senado, que el pasado martes estudiaron una queja formal del grupo socialista a raíz del polémico incidente ocurrido en el pleno cuando Mulet rompió públicamente una fotografía de la presidenta andaluza, Susana Díaz.

También analizaron otro escrito del propio Mulet en el cual el senador de Compromís acusaba a su vez a los socialistas de interrumpirle e insultarle continuamente cuando hablaba desde la tribuna sin que el presidente hiciera nada por impedirlo.

En su carta a Mulet, Pío García-Escudero le hace notar que tanto los portavoces como los miembros de la Mesa “han convenido en que tanto sus palabras como su actuación, utilizando el turno que le correspondía para la defensa de sus enmiendas para fines ajenos al mismo, son radicalmente contrarias a las más elementales normas de respeto que deben presidir los debates de la Cámara”.

Además de despedazar la imagen de la presidenta de la Junta de Andalucía, el senador de Compromís llegó a decir “qué asco de señora” en referencia a Susana Díaz, a la que había reprochado ser “muy útil para la derecha” y “una amenaza” para los valencianos.

En este sentido, García-Escudero agrega en su misiva que sus gestos y expresiones “dañan gravemente la imagen de la institución parlamentaria”, y recuerda a Carles Mulet que “forma parte” de ella.

Rechazo “unánime” de la Mesa

Todo ello después de constatar que la Junta y la Mesa manifestaron ayer “de forma unánime” su “pleno rechazo” hacia su conducta en la sesión del pasado 9 de marzo.

Y subraya que le habían “encarecido” a que “en lo sucesivo, si se produjeran situaciones semejantes, que exceden lo tolerable, aplique las previsiones del Reglamento con el máximo rigor”.

Mulet niega haber insultado a Díaz

Adelantándose a la amonestación formal del presidente, el senador de Compromís, después de conocer el sentido en que se pronunciaron la Mesa y los Portavoces, niega haber insultado a Díaz, y explica que si dijo “qué asco” fue en respuesta a una senadora socialista que usó esa expresión mientras hablaba.

El Diario de Sesiones incluye el siguiente párrafo al recoger las palabras de Mulet después de romper la fotografía: “A lo que íbamos. ¿Qué dicen nuestras enmiendas, partido útil? (Una señora senadora: ¡Qué asco!). Sí, qué asco de señora. (Risas del señor Mulet García.- Rumores.). Ustedes son la derecha. ¿De qué se quejan, hombre? Son la derecha. La derecha «Hacendado». (Rumores)”.

“Decoro es no interrumpir”

En respuesta a la carta de García Escudero, el senador castellonense de Compromís ha explicado a través de un vídeo: “Me alegra el anuncio del presidente de ser estrictos a partir de ahora con el cumplimiento del Reglamento, ya que hasta la fecha se ha estado vulnerando con total impunidad el artículo 83, con interrupciones constantes desde los escaños a los portavoces en uso de su turno de palabra. Esperemos la presidencia sea por fin seria, estricta y ecuánime, cosa que hasta ahora no ha sido así”.

Para Mulet, el decoro es algo “muy subjetivo”. “En la intervención del pleno se puede ver como en ningún momento hay ni un insulto a la señora Susana Díaz, y la referencia a 'qué asco', es simplemente la respuesta a la senadora del PSOE que exclama 'que asco'. Desgraciadamente el acta no incluye los insultos y se transcriben solamente como 'rumores'. Decoro es mantener las formas, no interrumpir, y aceptar el debate por acalorado que sea”, concluye el senador valencianista.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats