Ribó mantiene que en junio se decidirá si hay Fallas un mes después, pese a la suspensión de Sanfermines, en fechas similares

La cabeza de la falla municipal que se salvó de las llamas junto al cuerpo en plena cremà

El alcalde de València, Joan Ribó, ha afirmado este martes que el Ayuntamiento mantiene el plan trazado desde que el pasado 10 de marso se anunciara el aplazamiento de las Fallas, es decir, que un mes antes de la fecha prevista para su celebración en julio se tomará una decisión.

Un día después de hacerse pública la suspensión de la fiesta motivada por la expansión de la pandemia del coronavirus, tanto Ribó como el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, tras alcanzar un consenso con el mundo fallero, anunciaron que las Fallas se celebrarían del 15 al 19 de julio siempre y cuando la situación sanitaria lo permitiera.

Para ello, un mes antes, es decir, a mediados de junio, se realizaría una evaluación de la situación para determinar si se dan las condiciones de seguridad necesarias y sobre todo, siempre condicionado a que las autoridades sanitarias den el visto bueno.

Ribó ha confirmado este martes que el Ayuntamiento mantiene el plan trazado, pese a que en las últimas horas se han suspendido otros eventos que se celebran por fechas muy similares como los Sanfermines que arrancan cada año el 6 de julio o el Festival de les Arts, que se ha aplazado del primer fin de semana de junio al mes de octubre.

Según el alcalde, "los Sanfermines no tenían un criterio establecido de tomar una decisión un mes antes, se han suspendido ahora; nosotros tomamos una decisión creo que acertada de analizar un mes antes si era viable o no la celebración de las Fallas; ese es el criterio que mantenemos".

Ribó ha añadido que será "más fácil tomar una decisión en junio que ahora y como no tenemos capacidad de predecir el futuro, esperaremos un mes antes para ver si es posible".

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2020 - 14:34 h

Descubre nuestras apps

stats