La portada de mañana
Acceder
El año del rey emérito en Abu Dabi no aplaca el escándalo y su vuelta depende de Felipe
¿Qué ha ocurrido con la vacuna española que acaba de ser suspendida?
Opinión - El pecado de Sánchez es cumplir la ley, por Neus Tomàs

'Turbito', el neonazi valenciano que se exhibe en Siria con armamento de guerra

El neonazi valenciano Pablo Garrido en Siria.

El neonazi valenciano Pablo Garrido Mancebo ha viajado hasta el campo de batalla sirio, según fotos que circulan en las que aparece con armamento de guerra y a las que ha tenido acceso elDiario.es. Garrido, alias Turbito, es oriundo del barrio de Benicalap de Valencia y un conocido militante neonazi que ha estado en el módulo de presos preventivos número 14 del centro penitenciario Antonio Asunción de Picassent (Valencia).

Varias fotos de Turbito han circulado en la redes de la extrema derecha, alguna con mensajes de apoyo, en las que aparece con vestimenta militar e incluso con armamento de guerra, según fuentes del movimiento antifascista.

Garrido, que trabajaba en un restaurante italiano del barrio de Russafa, no es el primer ultra valenciano que visita el país árabe. El exmilitar Juan Manuel Soria Monfort, exlíder en Valencia del grupúsculo Alianza Nacional, estuvo un tiempo combatiendo en Siria, según publicó el diario El Mundo, junto a las milicias kurdas, enrolado en un peculiar batiburrillo de combatientes extranjeros formado por mercenarios, militantes de extrema derecha y de extrema izquierda propiciado por el caos de la guerra civil.

Turbito luce el tatuaje de una esvástica en el pecho, tal como se aprecia en las fotografías. En una de las imágenes se ve al neonazi con un lanzacohetes similar a los RPG rusos aunque con apariencia artesanal, según fuentes militares consultadas, y una bandera española de fondo. En otra imagen se aprecia lo que parece un Kalashnikov.

La presencia de españoles en Siria, especialmente en el frente kurdo, ha creado un llamativo espacio de combate, muchas veces utilizado a efectos puramente mediáticos o para consumo interno, que ha reunido a militantes neonazis y a miembros de grupúsculos de extrema izquierda. Roberto Vaquero, líder del Frente Obrero, un grupo de tendencia estalinista, fue condenado por el Tribunal Supremo a un año y tres meses de prisión como autor responsable de un delito de pertenencia a grupo criminal.

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2021 - 22:10 h

Descubre nuestras apps