La portada de mañana
Acceder
El hijastro de Ángeles Muñoz dijo tener el plan urbanístico antes de aprobarse
El negocio secreto de Tesla: vender a otros fabricantes el derecho a contaminar más
OPINIÓN | 'El veto del odio', por Antón Losada

Una peña denuncia amenazas de ultras con simbología nazi en un partido del Valencia CF femenino

El grupo de ultras en el estadio Antonio Puchades muestra simbología nazi y un escudo de Yomus.

“Durante el partido un grupo de personas vinculadas a la disuelta peña ultra Yomus sacaron banderas con simbología nazi, botes de humo y realizaron el saludo nazi mientras cantaban. Al desplegar la bandera de nuestra peña, como nos conocen y saben que condenamos y denunciamos estas cosas, vinieron a esperarnos a la puerta de salida del estadio y nos amenazaron e insultaron. Nos dijeron que nos esperaban. La seguridad del Valencia CF nos dejó quedarnos dentro hasta que llamamos a la Policía y antes de que llegaran los agentes se fueron”.

Fuentes de la peña Colla Blanc-i-negra han explicado así a elDiario.es lo vivido el pasado sábado 24 de septiembre en el estadio Antonio Puchades de la Ciudad Deportiva de Paterna durante el partido que el Valencia CF femenino ganó 2-0 al Sevilla FC.

“Entre este grupo de personas estaba uno de los que lleva la animación de la Curva de Mestalla 1919 y ya está habiendo quejas por redes de aficionados de la grada de animación que se sienten intimidados por estos ultras cuando cantan contra Meriton o Peter Lim”, han asegurado.

La peña, que ha denunciado esta situación a través de sus redes sociales y a través del programa 'Línea de Fons' de À Punt, ha asegurado que mandará una queja por escrito al club para que quede registrada oficialmente esta situación.

Entre las banderas desplegadas destaca una adaptación de la bandera nazi de combate del III Reich Kreigsmarine, pero con la bandera de España de fondo y con otro escudo en lugar de la esvástica y otra con el lema fascista italiano 'me ne frego'.

Al respecto, fuentes del Valencia CF han comentado que no se detectó la situación en el momento por los menores protocolos de seguridad que se dan en los partidos en el Antonio Puchades con respecto a los de La Liga en Mestalla, pero han asegurado que tomarán medidas para evitar que vuelva a suceder en la medida de lo posible: “En el Antonio Puchades es más fácil que puedan colar alguna bandera, además que suelen modificarlas para disimular determinada simbología, pero evidentemente son situaciones que no nos gustan y que se tratarán de evitar en lo sucesivo”, han asegurado.

Las mismas fuentes han recordado que “el club siempre se ha mostrado firme en su tolerancia cero a la violencia y al odio y así va a seguir”. Además, han añadido que “en Mestalla todos los que acceden a la grada de animación firman un documento en el que se comprometen a no exhibir determinada simbología o entonar cánticos que inciten a la violencia y todo el que se lo salte será expulsado como ya se hizo con el aficionado que se expulsó de por vida por hacer el saludo nazi”.

Como informó elDiario.es, tras dos años de pandemia en los que los estadios han funcionado prácticamente sin público, la vuelta a la normalidad también ha reactivado a los grupos ultras que tratan de hacerse con el control de las gradas de animación del Levante UD y del Valencia CF.

En el caso del Valencia CF, se trata de una escisión de la disuelta peña ultra Yomus la que de nuevo trata de controlar la Curva Nord, la grada de animación valencianista ahora llamada Curva de Mestalla 1919, con algunos de sus adeptos ya infiltrados aunque de momento sin que haya constancia de altercados en el interior del estadio.

Tras publicar esta información, el perfil de Twitter que utilizan estos individuos (@Since83vcf) vinculados también a otros grupos ultras como Bastión Frontal o al partido de extrema derecha España 2.000, cambiaron el avatar en el que se veía un escudo de los Yomus por otro con el escudo del Valencia CF. También eliminaron un tweet en el que alardeaban del material robado a un aficionado del Atlético de Madrid.

Desde este perfil se colgó una foto en el que se observa el humo desprendido durante el partido y algunas de las banderas, aunque se pixelan las caras de los asistentes.

Los abonados del Levante UD, a la espera de soluciones

En el caso del Levante UD, un grupo de aficionados ha alertado a la dirección del club sobre el acoso creciente por parte de elementos ultras infiltrados en la grada de animación del estadio Ciutat de València. “Muchos socios que pertenecían a la grada Levante Fans han abandonado sus filas por la transformación política de esta grada, sufriendo acoso continuo por ello, sin que el club haga nada por controlar la situación”, denunciaban una treintena de socios.

A su queja se adhirieron una peña y otros colectivos de hinchas del equipo granota. La dirección del club se reunió con esos socios y se mostró dispuesta a atajar las coacciones. Los aficionados aportaron pruebas gráficas de las relaciones de los miembros ultras de Levante Fans con otros también de extrema derecha de la Curva Nord del Valencia CF. No se trata de un problema general de la grada de animación sino de “un grupo que intimida al resto, especialmente a los más jóvenes, para llevárselos a su terreno y moldearlos a su imagen”, señalaron. Los directivos del Levante UD dijeron desconocer la situación y se comprometieron a tomar medidas.

Sin embargo, consultados los portavoces de estos socios afirman que han escrito al porque desde la reunión que tuvieron no han vuelto a tener noticias: “Hemos pedido que nos expliquen qué soluciones han adoptado porque el próximo partido en casa es el 9 de octubre y puede ser problemático por la fecha que es. En el anterior partido gente de Ultras Levante fue a buscar a varias personas a un bar aunque por suerte ya no estaban allí”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats