eldiario.es

Menú

El Mercado de Benicalap se borra del Bonic/a Fest como protesta: soportan temperaturas de 40 grados

Los vendedores han iniciado una campaña con carteles en las paradas para denunciar el retraso en la instalación de un equipo de aire acondicionado.

El Ayuntamiento asegura que trató de reparar el equipo y, ante la ineficacia de la acción por su obsolescencia, se aprobó la compra de un nuevo sistema que se licitará en breve.

- PUBLICIDAD -
Una de las paradas del mercado de Benicalap con los carteles de protesta

Una de las paradas del mercado de Benicalap con los carteles de protesta

El Ayuntamiento de València celebra este sábado  el Bonic/a Fest, un evento repleto de actividades lúdicas, culturales y festivas que se desarrolla en los mercados municipales con la intención de promocionarlos.

Sin embargo, en uno de ellos no se llevará a cabo. Al menos en su interior. La asociación de vendedores del Mercado de Benicalap ha decidido cerrar las puertas del recinto en esta edición del evento a modo de protesta por lo que consideran un excesivo retraso por parte del Ayuntamiento para dar solución a la avería del aire acondicionado.

Según han explicado desde la asociación de vendedores, "es inviable por las altas temperaturas que se generan, entre el calor que hace en la calle, los motores de las paradas y la concentración de gente podríamos superar los 40 grados tal y como ha pasado muchos días a lo largo del verano".

Ante esta situación, han iniciado una campaña con carteles en las paradas para denunciar el problema y este sábado, cuando está prevista una paella popular en el exterior del mercado, desplegarán una gran pancarta de cuatro metros.

Las mismas fuentes han asegurado que han perdido mucha clientela este verano por el calor: "el producto sufre mucho con las altas temperaturas y los clientes se quejaban y muchos no volvían".

Según su versión, "en octubre de 2017 desde la Concejalía de Mercados se decide que ya no se vuelve a reparar el aire acondicionado y que en breve se iba a cambiar el equipo, pero un año después seguimos sin nuevo equipo y sin reparación del antiguo".

Ante esta situación, han plasmado su malestar con las mencionadas protestas: "estamos hartos de la inacción y del pasotismo de la Concejalía, nos sentimos un mercado de segunda de cara a la administración".

Licitación del nuevo equipo

La versión de la Concejalía de Mercados es muy diferente a la expresada por los vendedores. Según han explicado, "a finales de 2017 se detecta el problema y es entre marzo y abril cuando la empresa de reparación plantea que la reparación puede ser ineficaz por la obsolescencia del equipo y que lo más adecuado era sustituirlo por uno nuevo".

Las mismas fuentes han comentado que ante esa situación y en previsión de que la tramitación de sustitución se iba a dilatar en el tiempo porque requiere de un proyecto y un concurso público, se decide proceder a la reparación para tratar de salvar el verano y al mismo tiempo iniciar los trámites de sustitución de la climatización del mercado.

"Por desgracia la reparación no da resultado porque los tubos están obstruidos e impiden que salga el aire de una forma mínimamente adecuada", han lamentado.

Por último, han asegurado que en las próximas semanas se aprobará el proyecto técnico y se sacará a licitación para proceder al concurso público. Desde Mercados se han mostrado comprensivos con el malestar de los vendedores, pero han asegurado que todo esta información se les explicó el pasado mes de julio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha