eldiario.es

9

DESALAMBRE

Cinco años de las muertes de Ceuta: la justicia inicia ahora los primeros trámites para llamar a declarar a los testigos

Forzado por la Audiencia Provincial de Cádiz, el juzgado ceutí ha emitido una comisión rogatoria a Alemania para llamar a declarar a dos supervivientes de las muertes del Tarajal

CEAR ha pedido también la admisión de un nuevo testigo que reside de forma regular en España, rechazada por el abogado del capitán de la guardia civil investigado

La asociación Observatori DESC teme que "no se pueda materializar" la declaración de los testigos de Alemania debido a "errores" en la petición realizada por el juez ceutí

Imagen de la Guardia Civil con equipamiento antidisturbios recibiendo a los inmigrantes en la playa de Ceuta

Imagen de la Guardia Civil con equipamiento antidisturbios recibiendo a los inmigrantes en la playa de Ceuta

Cinco años después de las muertes de Ceuta, el juzgado encargado del caso ha iniciado los primeros trámites para llamar a declarar a los testigos localizados en Alemania acerca del fallecimiento de 14 personas en la frontera del Tarajal en febrero de 2014, en un intento de entrada respondido por la Guardia Civil con el lanzamiento de material antidisturbios sobre la zona donde trataban de nadar rumbo a España. 

Tras dos intentos de sobreseimiento de la causa, la Audiencia Provincial de Cádiz ordenó en agosto la reapertura del caso al juzgado de instrucción número 6 de Ceuta por no haber realizado, concluía, "el más mínimo intento de oír a los testigos propuestos y admitidos". Se refería a dos supervivientes del caso Tarajal, quienes tiempo después lograron acceder a la Unión Europea y fueron localizados en Alemania por la asociación Observatori DESC. 

Una vez reabierta la causa, el magistrado de Ceuta emitió en noviembre una comisión rogatoria a Alemania con el objetivo de que los testigos puedan ser localizados por la justicia germana para prestar declaración sobre lo ocurrido aquel 6 de febrero de 2014.

Así, el tribunal de la ciudad autónoma se vio empujado a aceptar la solicitud de la acusación popular, descartada anteriormente debido a la situación administrativa irregular de los potenciales testigos de la causa. Para la magistrada de Ceuta que declaró el segundo carpetazo del caso, la declaración de los testigos que residen en Alemania "ni siquiera tendrían fuerza suficiente, dado que dichas personas no se encuentran residiendo legalmente en Alemania, por lo que no podrían trasladarse a España para poder practicar la prueba con el carácter de preconstituida".

La Audiencia Provincial de Cádiz rechazó la justificación del juzgado ceutí dado que, como reclamaban las ONG personadas en la causa (Observatori DESC, Coordinadora de Barrios y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado), la declaración podía practicarse a través de videoconferencia con el apoyo de la justicia alemana.

No obstante, desde la asociación que solicitó la toma de declaración a ambos supervivientes, Observatori DESC, temen que finalmente no se pueda producir debido a la presentación de "errores" en el trámite de la solicitud enviada por el juzgado ceutí al país europeo. "El juez mandó varias veces la misma petición a Alemania, pero la envió mal, y eso ha generado serios problemas para materializarla", alerta el letrado Gonzalo Boye. "En primer lugar, lo envió a un fax erróneo y, después, no especificaba cómo debía practicarse, ni si las partes podían estar presentes o no, etc", apostilla el abogado.

Nuevo testigo, superviviente de las muertes de Ceuta

A la comisión rogatoria se suma la presentación de un nuevo testigo de los hechos por parte de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), también personada en la causa. La organización ha propuesto a Hervé, uno de los jóvenes que trataron de atravesar el espigón del Tarajal el 6 de febrero de 2014 y se chocaron con un dispositivo policial que incluía pelotas de goma y botes de humo. 

El recuerdo de sus compañeros fallecidos le ha empujado, explicó en declaraciones recogidas el año pasado, a estar dispuesto a contar su versión ante un juez. "Si hago este testimonio es por ellos, no por mí. Es por ellos por quienes he venido aquí. Lo que pido es que se haga justicia. ¿Qué más puedo hacer yo? Ya están muertos", defendía el joven de origen camerunés, que reside en España de forma regular. 

Oposición del abogado de un capitán de la Guardia Civil

La propuesta de este testigo ha despertado la oposición del abogado particular del capitán jefe de la Unidad de la Compañía Rural de Seguridad de Ceuta, uno de los guardias civiles que fueron investigados en la causa. Tras la solicitud de admisión de la declaración de Hervé, el letrado ha pedido al magistrado su denegación al considerarla "innecesaria, tardía y profundamente sospechosa", según reza el escrito, al que ha accedido eldiario.es.

El testimonio de Hervé, hecho público el año pasado por CEAR y propuesto como prueba testifical por CEAR a finales de enero, sigue la misma línea de los que permitieron desmontar buena parte de las primeras versiones oficiales sobre la actuación de la Guardia Civil. Los agentes españoles utilizaron pelotas de goma y botes de humo hacia el agua para evitar su entrada y, sostienen, esa fue la causa de la muerte de sus compañeros. 

Hervé logró llegar a España en patera en abril de 2015. A lo largo de las declaraciones difundidas por CEAR, el camerunés explicaba las razones por las que se ofrece a testificar. Aunque no podía quitársela de la cabeza, indicaba, durante años ha evitado mencionar aquella mañana del 6 de febrero de 2014, pero decidió dar un paso adelante por sus 14 compañeros fallecidos en aguas fronterizas de España. "Quiero hablar de esta historia porque todavía veo los cuerpos ahogados tumbados en la playa", lamentaba. 

Las familias esperan justicia

"Pienso que con la justicia tal vez pueda reparar a los padres. Porque las familias esperan algo, una carta de misericordia, una carta pidiendo perdón", defiende el joven. Mientras, en Camerún, la mayoría de los familiares de los fallecidos en 2014 en Ceuta continúan pidiendo justicia por la muerte de sus allegados, agrupados en la Asociación de Familiares Víctimas del Tarajal, con el apoyo del proyecto 'Transformar el dolor en justicia' del colectivo Caminando Fronteras. 

También solicitan la aprobación de un visado de viaje a España para conocer el lugar donde la vida de sus seres queridos se apagó, e intentar identificar los cuerpos de las víctimas que continúan en un nicho sin nombre en Ceuta. El Gobierno de Mariano Rajoy, sin embargo, les denegó en dos ocasiones el permiso para entrar en el país.

Una vez más, la ONG Caminando Fronteras se encuentra preparando los trámites para solicitar el visado al actual Ministerio de Exteriores, con la esperanza de que el nuevo Ejecutivo apruebe la visita de las familias de las víctimas de Ceuta. 

Porque para ellas la justicia es apuntar a los responsables, pero también calmar su angustia viendo con sus propios ojos el lugar de la muerte de sus hijos o la tumba donde reposan sus restos. O, como explicó a eldiario.es el padre de Bikai Luc Firmin (una de las víctimas), recoger un poco de arena de la playa del Tarajal, meterla en una botella, regresar con ella a Camerún y, así, sentirle un poco más cerca. 

[Teaser realizado por eldiario.es a partir del documental 'Transformar el dolor en justicia', de Caminando Fronteras].

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha