“Cabinas para llorar”: críticas a Amazon por los cubículos 'Amazen' contra el estrés de sus empleados

La cabina de Amazen en un vídeo promocional de Amazon, que difundió en redes sociales y después borró.

Economía


4

Un mensaje promocional que se ha convertido en foco de críticas. Amazon lanzó hace unos días 'WorkingWell', que el gigante estadounidense de comercio electrónico resume como un “nuevo programa que ayuda a los empleados de Amazon a centrarse en su bienestar físico y mental”. La multinacional promocionó hace unos días en Twitter una de sus iniciativas, Amazen. Se trata de pequeñas cabinas al servicio de sus empleados de operaciones, supuestamente para combatir el estrés y proporcionar bienestar mediante “vídeos cortos” y ejercicios de meditación y 'mindfulness'. Amazon borró más tarde el tuit ante las numerosas críticas que tildaban los cubículos como cabinas “para llorar”, una iniciativa “distópica” y “armarios de la desesperación”, entre otras menciones, y que llamaban a la empresa a mejorar las condiciones laborales de sus empleados.

El 'método Amazon': así sortea impuestos el gigante del comercio electrónico

El 'método Amazon': así sortea impuestos el gigante del comercio electrónico

“El ZenBooth en un quiosco interactivo donde se puede navegar por una biblioteca de prácticas de salud mental y mindfulness para recargar las pilas”, explica Leila Brown, la directora del programa de salud y seguridad en el trabajo AmaZen en el vídeo promocional tuiteado por la cuenta de Amazon News el pasado 16 de mayo y que la multinacional borró más tarde.

El economista Julen Bollain ha difundido en su cuenta de Twitter el vídeo de la iniciativa. “Menos 'AmaZen' y más respeto por los derechos laborales”, escribe.

En el anuncio se aprecia que la cabina de 'Amazen' consiste en un pequeño cubículo, colocado en una de las grandes plantas logísticas de la multinacional, que contiene poco más de una mesa con un ordenador, una silla y unas estanterías con unas plantas. El techo de la cabina está pintada simulando el cielo, con nubes, y también hay unos planfletos en una de las paredes. Amazon, fundada y dirigida por el multimillonario Jeff Bezos, recoge en su página web que “los empleados pueden ver vídeos cortos con actividades de bienestar fáciles de seguir, como meditaciones guiadas, afirmaciones positivas y escenas tranquilizadoras con sonidos”.

El anuncio difundido, y después borrado por la multinacional, recibió muchas críticas y mofas por parte de usuarios de la red social, como las que se muestran a continuación.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, también se ha sumado a las críticas. La formación política ha destacado en su discurso y agenda la importancia de la salud mental.

elDiario.es ha consultado a Amazon por esta iniciativa, si está en marcha en España o va a estarlo próximamente, pero hasta el momento no ha recibido una respuesta.

Llamadas a reducir la precariedad

Muchas de las críticas a la iniciativa de Amazon recordaban varias de las prácticas laborales por las que el gigante electrónico ha sido noticia, como las denuncias de conducta antisindical, de precariedad en las condiciones laborales como el excesivo control sobre la plantilla, sin tiempo incluso para ir al baño que lleva a trabajadores a orinar en botellas de plástico, los bajos salarios en comparación con los enormes beneficios de la empresa y la existencia de falsos autónomos en el reparto de sus famosos paquetes con la cara feliz.

Además, la multinacional es también es objeto de críticas por sus maniobras fiscales, que limitan su contribución en los países en los que opera. En un estudio elaborado por los profesores e investigadores de la University of London Richard Phillips, Jenaline Pyle y Ronen Palan, llamado 'El Método Amazon: cómo aprovechar el sistema internacional para evitar pagar impuestos' (editado por La Izquierda en el Parlamento Europeo), se revelan algunas de las estrategias tributarias del gigante del comercio electrónico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats