La portada de mañana
Acceder
El PSOE apela a la nueva posición del PP para llegar a pactos en políticas de Estado
La segunda ola, desde dentro de la UCI: "Pasan los meses y no vemos el final"
OPINIÓN | Picoletos novit curia, por Elisa Beni

España, el tercer país del euro que menos ingresó en 2013

Montoro es uno de los ministros de Hacienda que ha recaudado niveles más bajos para mantener el Estado.

Eurostat ha publicado hoy los datos de las cuentas pública de los países europeos, en los que ha certificado las preocupantes cifras de la economía española. Un 7,1% de déficit, un 93,6% de deuda que sostienen uno de los estado del bienestar más pequeños de Europa. Así, España solo recaudó en 2013 el equivalente al 37,8% del PIB. La cifra está en línea con lo esperado pero al compararla con los resultados cosechados por el resto de los países miembro llama poderosamente la atención. La media que recaudó los países de la zona del euro fue del 46,8%, nueve puntos por encima de lo logrado por España. Solo Irlanda y Letonia (que entró este 1 de enero en el euro) tuvieron peores resultados.

¿Es machista el sistema fiscal?

¿Es machista el sistema fiscal?

Con unos ingresos tan nimios es casi imposible reducir la brecha con los gastos, ya que la recaudación del Estado no puede hacer frente a un estado del bienestar en condiciones. Y eso, que encima, la recaudación del 37,8% es una de las mejores de los últimos años ya que en 2011, por ejemplo, esta cifra apenas superaba el 36%. De hecho, en la reforma fiscal presentada por los sabios, el Gobierno exigió que se hiciera con un umbral de recaudación como mucho del 38% del PIB.

Así, España gastó el equivalente al 44,8% de su economía. Tres puntos menos que en el año anterior (en el que el gasto fue del 47,8%) y una cifra en los niveles más bajos de su serie histórica. En este caso, la comparación con los vecinos europeos es de cinco puntos más baja. Pero en los niveles de gasto hay mucha discrepancia. Si tomamos como modelo un país vecinos como Francia, la distancia es abismal con un gasto público del 57,1%. El otro vecino español, Portugal, que está en un programa de rescate, también gastó más (48,7%) pero, sobre todo, recaudó mucho más: un 43,7%. E Italia, el país con el que siempre se compara a España por sus similitudes socioeconómicas, gastó un 50,6% del PIB e ingresó un 47,7%.

Con todo, cabe señalar que España gastó el año pasado una décima más de lo que lo hizo Alemania, que se quedó en un 44,7%. Eso sí, los germanos cuadraron las cuentas y gastaron e ingresaron exactamente lo mismo.

Con estos niveles de gastos e ingresos, España está en realidad al nivel de los países del Este de dentro o fuera del euro. Su nivel de Estado se asemeja más al de Polonia, Bulgaria, Estonia y Letonia. La única excepción en este modelo es Irlanda, que apenas recauda un 35,9% (su economía se baja en un bajo nivel de presión fiscal) y un gasto del 42,9%. Su déficit es casi igual al español y su nivel de deuda pública supera el 123% del PIB.

En el otro lado del estado del bienestar europeo se sitúan los países escandinavos y nórdicos. Suecia gasta casi un 53% del PIB (y casi ingresa lo mismo), Filandia -uno de los países más beligerantes con imponer la austeridad a España y los países del sur- gasta un 59% e ingresa un 56% de su economía, unos niveles muy smilares a Dinamarca, también por encima del 57% de gasto pero sin apenas déficit.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats