La portada de mañana
Acceder
Los socios del Gobierno aprietan para que cumpla sus compromisos
Sanitarios con COVID persistente: una dolencia poco reconocida
Opinión – Tira para adelante, Pedro, por Antón Losada

España, entre los países con violaciones reiteradas de los derechos laborales

La Confederación Internacional de Sindicatos (CSI) acaba de publicar el índice mundial de derechos laborales, una radiografía que no deja en especial buen lugar a España: es uno de los países en los que se producen violaciones reiteradas de los derechos laborales. La CSI critica las detenciones de personas durante protestas y la aplicación de servicios mínimos abusivos en algunas huelgas con el fin de restarles intensidad.

El fiscal pide ocho años de cárcel para empleados de Airbus por un piquete

Los países se clasifican en seis grupos: desde el 1, donde las violaciones de derechos laborales son ocasionales, al 5+, en los que las personas que trabajan apenas tienen derechos y que están inmersos en conflictos militares. España es uno de los países que ocupa el grupo 2, en el que los derechos conseguidos sufren "ataques repetidos" por parte de gobiernos y empresas y donde la Confederación considera que se ha minado la lucha por mejorar las condiciones laborales. En ese grupo se encuentran también países como Irlanda, Japón, Malaui, Rusia, Portugal, Senegal, Serbia, Suiza, Túnez o Hungría.

Ya en detalle, el informe señala algunas de las reformas que se han llevado a cabo en España en los últimos años. Menciona, por ejemplo, que algunas comunidades autónomas -como Murcia, Madrid, Baleares, Castilla La Mancha y Valencia- han recortado las horas y personas dedicadas a la actividad sindical y han eliminado instituciones dedicadas al diálogo social y a tratar asuntos como la salud o la seguridad en el trabajo, con la crisis económica como excusa.

En cuanto a los servicios mínimos abusivos, la CSI critica la actuación de la Comunidad de Madrid, especialmente durante las huelgas de transporte: "A pesar de que los tribunales han sancionado repetidamente los servicios mínimos impuestos, la comunidad vuelve a fijarlos sabiendo que aunque haya una queja, la decisión judicial llegará después de que se haya producido la huelga y, por tanto, no afectará a ésta". Critica también las detenciones de personas durante protestas y huelgas y habla, por ejemplo, de la huelga general del 29 de marzo de 2012 y del paro de los trabajadores de Iberia en febrero de 2013.

El informe subraya el "mensaje antisindicalista" de algunos medios de comunicación, de los que dice, buscan desacreditar la labor de las centrales y promover unas relaciones de trabajo más individualistas.

Grecia y EEUU, en mala posición

Los países que ocupan las peores posiciones son aquellos con graves conflictos abiertos, como Siria, Ucrania, Palestina o Somalia. No obstante, Asia aparece como el peor lugar para trabajar: prácticamente todos los países asiáticos (Bangladesh, Camboya, China, Laos, Malasia, Indonesia o Myanmar-Birmania) están entre los grupos donde más se producen vulneraciones de los derechos laborales.

En esos grupos hay también países como Grecia o Estados Unidos, en los que, según la Confederación Internacional de Sindicatos, no hay derechos garantizados -en el primer caso- o bien se producen violaciones sistemáticas de derechos -en el segundo-.

En el lado opuesto, Uruguay, Togo, Suecia, Noruega, Francia, Bélgica o Barbados ocupan la mejor posición en el ránking, la de aquellos países donde los derechos de los trabajadores se garantizan y ejercen con más solidez y su vulneración es ocasional.

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2014 - 21:17 h

Descubre nuestras apps

stats