La inflación subió en junio al 10,2%, su nivel más alto en 37 años

Un empleado de un surtidor pasa con los nuevos precios en una gasolinera de Bilbao.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este miércoles que el Índice de Precios de Consumo (IPC) se disparó en junio al 10,2%, elevándose al nivel más alto de los últimos 37 años. La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó seis décimas, hasta el 5,5%. Es la tasa más alta desde agosto de 1993 y sitúa su diferencia con la del IPC general en más de cuatro puntos y medio. El organismo destaca que los alimentos sufrieron el mes pasado una subida interanual del 12,9%, la tasa más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994.

Con el repunte de junio, la inflación encadena dos meses consecutivos de ascensos en su tasa interanual después de que en abril se moderara 1,5 puntos de golpe, hasta el 8,3%. Después, en mayo, escaló hasta el 8,7% y en junio ha superado los temidos dos dígitos. Con esta tendencia se entiende que la primera jornada del debate del Estado de la Nación estuviera protagonizada por la inflación, donde el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció nuevas medidas con el objetivo de rebajar los precios.

Según el INE, la escalada del IPC interanual hasta el 10,2% en junio se debe, principalmente, a las subidas de los precios de los carburantes, de los combustibles para calefacción, de la electricidad, de la restauración y los hoteles, y de los alimentos.



Los grupos que destacan por su influencia en el aumento de la tasa anual son el Transporte, cuya variación anual del 19,2%, más de cuatro puntos por encima de la registrada en mayo, se debe a la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, mayor este mes que el año anterior. Este incremento pone en duda la efectividad de la medida del Gobierno de subvencionar con 20 céntimos el consumo de carburantes.

En segundo lugar, los productos que más han subido han sido los alimentos y bebidas no alcohólicas, que sitúa su tasa en el 12,9%, casi dos puntos superior a la del mes pasado, y la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Destacan en este comportamiento los incrementos de los precios de las frutas, mayor que el del año anterior, de las legumbres y hortalizas, que descendieron en junio del año pasado, y de la carne, el pan y cereales y la leche, queso y huevos, mayores este mes que en 2021. En sentido contrario, el INE subraya que los precios de los aceites y grasas han descendido frente al aumento en junio del año anterior.

Otro de los apartados que más se incrementa es el de Vivienda, que aumenta su variación un punto y medio, hasta el 19,0%, pero es a causa de que los precios de los combustibles para calefacción y de la electricidad suben este mes más que en 2021.

Finalmente, entre los productos que más han subido, el organismo estadístico destaca el grupo de hoteles, cafés y restaurantes, con una tasa del 7,2%, nueve décimas superior a la del mes anterior, causada por el incremento del precio de la restauración y de los servicios de alojamiento, mayor que el registrado en junio de 2021. 

La tasa anual del IPC aumenta en junio respecto a mayo en todas las comunidades autónomas. Los mayores incrementos se producen en Castilla-La Mancha, con una subida de 2,1 puntos, y en Región de Murcia, Comunidad de Navarra, Castilla y León y Aragón, con aumentos de 1,7 puntos en todas ellas. Por su parte, las menores subidas, de 1,2 puntos, se producen en Cantabria, Extremadura, Comunidad de Madrid y Canarias.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats