Un madrileño recauda 500 teléfonos para donar a pacientes aislados: "La gente está muriendo sola"

Ignacio Ibáñez y el cargamento de móviles para repartir en hospitales

Un cargamento de 492 teléfonos llegó esta misma tarde a la casa de Ignacio Ibáñez, un madrileño que lleva días trabajando en una iniciativa para hacérselos llegar a pacientes de coronavirus aislados en hospitales. "Mi mujer es sanitaria en un hospital de Madrid. Hablando con ella me explicó que uno de los principales problemas es que la gente está sola", cuenta. "En algunos centros no hay visitas. Los que ingresan, están solos. Y si mueren, mueren solos".

Días atrás, la cirujana Cristina Marín, trabajadora en el Hospital de La Princesa, había enviado un audio a su familia proponiendo el envío de cartas de ánimo a los pacientes. Marín detectó el mismo problema que él. "Los pacientes están en un aislamiento brutal. Están completamente solos, separados de sus familias", decía. "He hablado con los médicos que llevan el grupo de infecciosas y se han comprometido a que, si les entrego cartas anónimas de gente, ellos se las harán llegar".

El mensaje de Marín se viralizó. Reunió 35.000 cartas en los primeros días y varios hospitales se sumaron y habilitaron direcciones de email. "Pensé que era algo incompleto, porque no había comunicación directa con la persona con la que tú quieres hablar", continúa el madrileño. "Dije: igual podemos desarrollar un software y ponerlo en 'tablets' para que los pacientes puedan comunicarse... Luego pensé: déjate de 'tablets'. Vamos a conseguir teléfonos".

Los pacientes aislados no siempre tienen a mano su móvil, explica. "Un caso común es: te encuentras mal. Llamas, cuentas los síntomas, vienen a tu casa y entras directamente al aislamiento. A veces te vas con lo puesto. Otras, la gente va a urgencias, le sale positivo y se queda allí. El móvil aguanta lo que aguante la batería", dice. "También está el caso de las personas mayores que no se lo llevan y no tienen comunicación con el exterior".

A través de un contacto en LG, Ibáñez logró una donación de 492 móviles. "El presidente en España me dijo: me parece una buena idea. Estuvo viendo de dónde sacarlos y me los consiguió", continúa. A través de otro contacto en Orange pidió 492 tarjetas SIM, que está a la espera de recibir. En cuanto lleguen, "mi mujer y yo haremos una cadena de montaje en casa: abrimos los móviles, les ponemos la tarjeta, los cargamos y los dejamos disponibles para repartirlos en el hospital". Aún no saben si los llevarán ellos o si se lo encargarán a Correos, que sigue prestando servicio.

La idea es que, en cada hospital, sea la persona que se encarga de entregar los emails la misma que controle los teléfonos y sus baterías. "Que esté un poco pendiente, que si es una persona mayor pueda ayudarla...", prosigue. El primer hospital en recibirlos será el de La Paz. Enviarán 50 y verán qué tal funciona. "Estamos llamando a la red de hospitales de Comunidad de Madrid y están accediendo todos. La Paz es el primero que ha confirmado".

Los 492 teléfonos no son iguales. Pero sí son todos 'smartphones' con cámara. "He negociado con Orange que las tarjetas tengan datos. Es importante: así no saturamos la red wifi del hospital y así los pacientes pueden hablar por videoconferencia con sus familias", concluye.

Etiquetas
Publicado el
25 de marzo de 2020 - 19:52 h

Descubre nuestras apps

stats