Trabajo prevé llevar el convenio para reconocer el paro a las empleadas del hogar al próximo Consejo de Ministros

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una imagen de archivo.

Laura Olías


0

Llegó el momento: el Ministerio de Trabajo prevé llevar el Convenio 189 de la OIT sobre trabajadoras del hogar al próximo Consejo de Ministros. El martes, 5 de abril, está previsto que el Gobierno proponga la ratificación de España de este convenio internacional que obliga a equiparar condiciones laborales de las empleadas domésticas al del resto de trabajadores en varias cuestiones clave como en el derecho al desempleo, una reclamación histórica del colectivo de trabajadoras y que acaba de recibir el respaldo de la justicia europea.

Trabajo aprobará el derecho al paro de las trabajadoras de hogar este año

Trabajo aprobará el derecho al paro de las trabajadoras de hogar este año

“Si todo va bien, en el siguiente Consejo de Ministros España remitirá a las Cortes Generales la ratificación del Convenio 189 de la OIT, cumpliendo con una de las grandes demandas en nuestro país”, ha afirmado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en un encuentro con medios de comunicación en Brasil. Fuentes del Ministerio de Trabajo confirman que la idea, salvo imprevisto, es que se dé el primer paso formal para la ratificación el próximo martes.

El Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo data de 2011 y recoge toda una serie de derechos laborales y de protección social que los países firmantes tienen que garantizar para el trabajo del hogar, ejercido mayoritariamente por mujeres y que “sigue siendo infravalorado e invisible”, como recuerda su preámbulo.

El convenio obliga a ampliar derechos laborales

Ratificar esta normativa internacional exige tomar medidas para “la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación” y que “los trabajadores domésticos disfruten de condiciones no menos favorables que las condiciones aplicables a los trabajadores en general con respecto a la protección de la seguridad social”, entre otras.

Estas dos cuestiones citadas son muy relevantes por las repercusiones prácticas que pueden tener para las trabajadoras del hogar en España. Implican, de manera clara, el reconocimiento del derecho al paro al colectivo, del que hoy se ven excluidas y que el Tribunal de Justicia de la UE ha considerado que supone una discriminación indirecta por cuestión de sexo.

Pero, además, esa obligación de acabar con la discriminación del colectivo “en materia de empleo y ocupación” puede afectar a otras reclamaciones históricas de las empleadas domésticas. Como la desaparición de una fórmula de despido sin causa (el desistimiento), que además tiene una indemnización por despido más barata que el resto; la falta de acceso al Fogasa para proteger a las trabajadoras en caso de impagos de salarios e indemnizaciones; y la cotización a la Seguridad Social por sus salarios efectivos, entre otras.

A las Cortes y a la espera de la regulación del paro

Yolanda Díaz ha advertido en su visita a Brasil que el convenio 189 afecta a “las trabajadoras más vulnerables” y ha subrayado que “desde hace más de diez años no se había avanzado nada en ese convenio”, ya que es del año 2011. Una vez aprobado por el Consejo de Ministros se envía al Congreso, que es el que debe respaldar la ratificación. Cuando las Cortes den la luz verde, el Ejecutivo comunicará a la OIT la adscripción al convenio.

“Por fin, creo que en un tiempo bastante rápido va a ver la luz, por tanto, mucha satisfacción”, ha apuntado la ministra, con el recordatorio de que los planes del Gobierno se vieron “interrumpidos por la pandemia” al inicio del mandato, en 2020. El acuerdo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos recogía la ratificación del Convenio 189 y la culminación “con carácter prioritario” de la plena integración en el Régimen General de la Seguridad Social de las empleadas del hogar a lo largo de la legislatura“.

El paso de la ratificación del Convenio 189 ha llegado finalmente a la mitad del mandato de la coalición, lo que para colectivos de trabajadoras del hogar ha supuesto “demasiado tiempo”. Díaz ha sostenido que la propuesta de ratificación del convenio “tiene dos partes”, una del Ministerio de Trabajo y otra de Asuntos Exteriores, así como “un montón de trámites burocráticos”. Uno de los últimos, el aval del Consejo de Estado, “ya se culminó”, por lo que el Ministerio prevé llevar la normativa al Consejo de Ministros del próximo 5 de abril.

Más allá de la ratificación del convenio, ahora el mayor reto pasa por la regulación del derecho al paro, que Trabajo ha anunciado para este 2022. La ministra de Trabajo ha adelantado que también se acabará con “otras discriminaciones”, entre las que mencionó el despido. El sindicato CCOO ha exigido esta semana a Trabajo y a la Seguridad Social que abran de manera urgente una mesa de diálogo social para abordar estas cuestiones. Colectivos de empleadas domésticas se movilizaron el pasado domingo y el martes de esta semana, Día Internacional del Trabajo Doméstico, para reclamar la legislación inmediata de estos derechos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats