La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

Cómo acabar con la brecha de género en el universo STEAM

Una investigadora.

Candela Choclán

¿Qué quieres ser de mayor? Es una pregunta muy común dirigida a los más jóvenes. Sin embargo, la respuesta se asocia a sesgos que muchas veces orientan particularmente a las mujeres a elegir determinadas carreras, con un bajo porcentaje para las carreras STEAM –Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, por sus siglas en inglés–. 

Solo tres de cada diez trabajadores de sectores tecnológicos en nuestro país, por ahora, son mujeres, según recoge el estudio Competencias transformadoras para la igualdad de género en la sociedad y la economía digital del Observatorio de Igualdad y Empleo. Mientras, la Comisión Europea advierte que apenas un 17% de los puestos TIC en empresas europeas están ocupados actualmente por mujeres. 

Estos datos muestran que la brecha de género es una realidad a pesar de que el mercado laboral está experimentado una gran transformación, motivada por los desafíos de las nuevas tecnologías. Un hecho que lleva a las empresas a demandar cada vez más profesionales capaces de liderar estos procesos en la era digital.   

Con miras a revertir esta situación, desde el Estado se trabaja en uno de los grandes desafíos del sistema educativo: la importancia de la incorporación de las chicas a todos aquellos estudios relacionados con las competencias STEAM. 

El Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF), por ejemplo, tiene entre sus proyectos el programa Alianza STEAM: niñas en pie de ciencia, para dar visibilidad a aquellas iniciativas relacionadas con el fomento de vocaciones científicas y tecnológicas entre las estudiantes. También para aunar esfuerzos en conseguir que las chicas tengan más información y referentes en el momento de escoger sus estudios y carrera profesional.

Eliminar estereotipos y visibilizar a las mujeres del sector

Pero, si el porcentaje femenino en la universidad supera al masculino en cuanto a cifras, ¿por qué sigue siendo minoría en STEAM? El sector apunta a los prejuicios y estereotipos que aún frenan, de manera inconsciente, a algunas jóvenes. 

El informe El Desafío de las Vocaciones, elaborado por la Asociación Española para la Digitalización, sostiene que, “aunque son más las estudiantes matriculadas en las universidades españolas –55% de mujeres frente a 45% de hombres–, cuando se trata de carreras técnicas ellas representan la minoría, como por ejemplo ocurre en la rama de Ingeniería y Arquitectura, donde tienen una representación del 25%”. 

El trabajo destaca tres puntos clave que propician esta situación: la falta de confianza en sí mismas de las estudiantes sobre las asignaturas y contenidos STEAM, la mayor orientación social de las mujeres, y la influencia de determinadas expectativas y estereotipos. 

En este sentido, “todavía queda mucho por cambiar y visibilizar a las mujeres del sector”, sostiene Almudena Ruiz Iniesta, profesora de la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (ESIT) de UNIR.

Para ello, es fundamental generar confianza entre las mujeres y dar visibilidad a los muchos ejemplos de mujeres que despuntan en estos campos para que otras sigan su ejemplo

El rol clave de las universidades en línea

Así, otro de los retos que deben alcanzarse es elevar el número de mujeres españolas que elijan este tipo de carreras y másteres, ya que existe un déficit en la formación de estos perfiles, principalmente en las mujeres.  Este objetivo va de la mano con el rol determinante que adquieren las universidades en línea para intentar revertir este escenario. 

Es el caso de la formación que ofrecen instituciones como la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), con un modelo 100% digital, que surge desde plataformas tecnológicas que aplican metodologías STEAM a sus programas. De este modo, responde a las nuevas necesidades de los empleadores y las estudiantes.  

También el de la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (ESIT) de esta institución educativa, en la que se han diseñado grados especializados, como el de Ciencia de Datos, posgrados en Inteligencia Artificial, tecnologías en la nube, o Seguridad Informática y títulos de experto en Cloud Computing y DevOps & Cloud, Gestión Ambiental, Ciberseguridad, Robótica, UX y otros contenidos audiovisuales. Estos son solo algunos programas académicos que integran el amplio catálogo STEAM de alta demanda, gracias al sondeo constante que UNIR hace del mercado.  

Hacer frente a los nuevos retos

Según un estudio Tech Cities 2021, elaborado por ManpowerGroup, la demanda de perfiles tecnológicos en España se duplica cada dos años. En ese contexto asoma un aspecto muy sustancial: el sector STEAM reclamará cada vez más talento femenino de cara a los próximos años en España y el mundo. 

Por ello, es hora de adecuarse a un contexto en el que las mujeres tienen una gran oportunidad en este sector digital clave para poder hacer frente a los nuevos retos que se nos plantean. Ruiz insiste en que los conocimientos STEAM abren muchas posibilidades a las mujeres porque “otorgan unas capacidades transversales como puede ser el pensamiento lógico, que nos permitirán comprender mejor el mundo automatizado y así poder enfrentarnos a los desafíos que vendrán”. 

La experta incide, además, en que los conocimientos relacionados con las ciencias son “fundamentales para entender el mundo en el que actualmente vivimos”, donde “las máquinas y la automatización son piezas fundamentales en el desarrollo”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats