El brote de COVID-19 de la residencia de Sanitas en Vitoria afecta ya a seis mayores y un trabajador, todos asintomáticos

Una ambulancia, en la entrada de Sanitas de Vitoria el pasado 2020

El brote de COVID-19 en la residencia de Sanitas en el barrio de San Martín de Vitoria, que hace quince meses fue la primera en España en ser cuarentenada por la aparición del coronavirus, afecta ya a seis internos y a un empleado. Han aparecido cinco nuevos casos en las últimas horas fruto del cribado realizado en el módulo en el que se detectaron los dos primeros infectados, el de un interno sin vacunar y el de otro vacunado. Ambos habían requerido atención hospitalaria por otro motivo y se les practicó una prueba de control como es habitual antes de cualquier ingreso o intervención rutinaria. Desde Sanitas han informado ya a las familias de estos datos e insisten en que las dos personas ingresadas no lo están por la COVID-19 y en que los cinco nuevos casos son "todos asintomáticos" ya que "todos habían sido vacunados".

La encrucijada de la pandemia en Euskadi: la incidencia baja apenas un 1% en una semana y suben los ingresos en UCI

La encrucijada de la pandemia en Euskadi: la incidencia baja apenas un 1% en una semana y suben los ingresos en UCI

"Todos están bien y están siendo controlados", enfatizan desde la empresa gestora de este centro que hace un año se dio de bruces con una realidad desconocida que acabó en 69 contagiados entre los mayores y 19 fallecimientos. Es uno de los centros más golpeados de Euskadi, donde solamente la vacunación ha cortado un mortalidad que se cobró más de 1.000 vidas en los primeros meses de la pandemia.

Los dos positivos detectados en el hospital eran de residentes en un ala muy concreta y, al estar sectorizado el edificio para establecer cortafuegos para casos como éstos, el cribado se limitó a los otros 13 internos de esa zona. De ellos, nueve han dado negativo y cuatro positivo. Éstos permanecerán en la residencia al estar totalmente asintomáticos. "El módulo sigue con las visitas restringidas hasta nueva orden", explica la residencia. Las familias de quienes han dado negativo añaden que estas personas también han de cumplir con el período de aislamiento de casi dos semanas. El resto del centro continuará operando con la normalidad propia de un tiempo de pandemia. En este momento, no hay ningún otro brote en residencias vascas.

En paralelo, en el Parlamento Vasco, PNV y PSE-EE han rechazado este jueves la petición de EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU de crear una comisión especial de estudio para analizar lo ocurrido en los centros residenciales para mayores durante la pandemia. "No podemos salir de esta sin saber qué es lo que ha pasado exactamente y sin plantearnos una transformación del modelo de atención y cuidados en profundidad de las personas mayores para que lo ocurrido no vuelva a repetirse", ha reclamado sin éxito Nerea Kortajarena, según recoge Europa Press.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2021 - 18:06 h

Descubre nuestras apps